La escritora y guionista Claudia Piñeiro fue una de las expositoras en la última jornada de debate en el plenario de comisiones del Senado en torno al proyecto de legalización del aborto, y durante su discurso cruzó a los legisladores que están en contra de la iniciativa y sostuvo que aquellos que cambian su voto "porque el cura los reta, se tienen que dedicar a otra cosa".

En un enérgico discurso, Piñeiro criticó con particular dureza al bloque de la UCR, al que dejó en evidencia como la fuerza "que menos aportará a esta ley", y se cruzó con la senadora radical Inés Brizuela y Doria. Consciente de que el rechazo a la ley logró ensanchar la diferencia en las últimas horas, Piñeiro apeló al pragmatismo al insistir en que "los dos extremos" conversen y encuentren "puntos de encuentro".

La autora de Las viudas de los jueves consideró que el rechazo total es "una aberración" porque deja la situación tal como está, y le pidió a los senadores que se hagan "responsables", que encuentren "puntos de encuentro" y que no "legislen según sus creencias" personales.

"Entiendo que debe ser difícil volver a sus provincias y a sus hijos el cura de la provincia les diga que su padre o madre es tal o cual cosa porque aprueba esta ley. Los entiendo pero este es el trabajo que tienen que hacer. Si ustedes me dicen que no lo pueden hacer porque el cura los reta, se tienen que dedicar a otra cosa. Peor aún son los que dicen que lo hacen por especulación política, porque hicieron una encuesta y les dio mal", destacó.

En ese sentido, la escritora además aseguró que la aprobación de una ley de aborto legal es una cuestión de tiempo, y le recordó al bando detractor que "en 2019 el 40% del electorado va a tener menos de 30 años". "¿Para quién legislan?", preguntó, al considerar que el rechazo rotundo refleja "una mirada de muy corto plazo".

Miles de personas se movilizaron frente al Congreso para pedir por la ley(Julieta Ferrario)
Miles de personas se movilizaron frente al Congreso para pedir por la ley(Julieta Ferrario)

Luego apuntó los cañones contra los senadores de la UCR: "Seis para abajo en ese bloque. El bloque que menos va a aportar a este ley. Miren los que piden los jóvenes de su partido y los líderes de su partido". Y advirtió: "Esta es la historia y tiene una foto. Ustedes van a quedar en esa foto y va a quedar de acá a la posteridad".

La riojana Brizuela y Doria no pudo contener lo que consideró una suerte de sermón público y le contestó que "no está bueno que venga acá a interpelarnos y decirnos lo que tenemos que hacer". "Yo soy orgullosamente radical. Vengo de un partido laico, reformista y sobre todo revolucionario. Desde mi formación como radical, no encuentro más progresismo ni cosa más revolucionaria que proteger al más vulnerable. Con esa idea estamos trabajando porque entendemos que las dos vidas están en situación de vulnerabilidad", completó la legisladora radical.

Piñeiro subió la apuesta y dijo que los dichos de Brizuela "no le alcanzan" porque no dan a entender respuesta alguna al problema de los abortos clandestinos. "Quisiera saber cuando alguien va a un lugar clandestino como van a salvar la segunda vida. ¿Qué van a hacer? ¿Van a correr a todos los lugares clandestinos? ¿Van ir ver si alguna compró perejil en la verdulería para para ver si alguien se está clavando un perejil? ¿Van a sacar todas las perchas de los supermercados para que nadie se clave una percha? Quizás saquemos las agujas de tejer de las mercerías también", ironizó.

Seguí leyendo: