Diputada Aída Ayala (Adrián Escandar)
Diputada Aída Ayala (Adrián Escandar)

La Cámara Federal de Resistencia le otorgó este miércoles la exención de prisión a la diputada nacional de Cambiemos Aída Ayala, procesada por lavado de dinero y asociación ilícita. La decisión implica que la legisladora puede continuar el trámite en libertad. Pero, al mismo tiempo, tiene un procesamiento con prisión preventiva sobre el que la Cámara no se pronunció. La discusión de si está vigente o no el pedido de desafuero está en la Cámara de Diputados.

Ya hubo un primer efecto político tras el fallo de la Cámara. El presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, Pablo Tonelli, citó a una reunión para el próximo martes a las 14 para rechazar el pedido de desafuero. "Yo creo que con la exención de prisión se cayó el desafuero y así lo voy a plantear en la Comisión. La Cámara fue muy clara de que el desafuero estuvo mal pedido", le dijo el diputado del PRO a Infobae.

Pero hay otras voces que sostienen lo contrario. Una de ellas es la de Patricio Sabadini, fiscal federal de Resistencia que pidió la detención de Ayala, que dijo que "la eximición de prisión no anula el procesamiento con prisión preventiva". "La medida de la Cámara se vuelve abstracta porque hay un procesamiento con prisión preventiva. La Cámara debería revocar la prisión preventiva para que el reaseguro de la libertad se concrete", agregó en diálogo con este medio.

La postura de Sabadini fue recogida por Infobae en otras dos fuentes judiciales que trabajan en la causa que quisieron mantener sus nombres en reserva.

Por su parte, la defensa de Ayala, a cargo Olga Mongelós y el ex camarista federal y ministro de Justicia Ricardo Gil Lavedra, señalaron en un comunicado de prensa que "ahora quedará definitivamente en suspenso el trámite de desafuero que se inició en la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados de la Nación".

Aída Ayala y Mauricio Macri (NA)
Aída Ayala y Mauricio Macri (NA)

La controversia empezó y tendrá una larga discusión jurídica y política.

El pedido de desafuero ya se discutió en la Comisión de Asuntos Constitucionales. Cambiemos postergó el tratamiento hasta que se pronuncie la Cámara Federal. Pero eso fue antes del procesamiento con prisión preventiva. Por su parte, la oposición, principalmente el Frente para la Victoria, pidió tratar el tema con urgencia. En el fondo estaba el desafuero del diputado Julio De Vido, quien desde octubre pasado está preso.

Todo se inició el 12 de abril cuando la jueza federal de Resistencia, Zunilda Niremperger, ordenó a pedido del fiscal la detención de Ayala porque entendió que en libertad podría entorpecer la causa por la influencia, los medios económicos y el poder que tiene en virtud de los importantes cargos que tuvo en el Estado. Ayala fue intendenta de Resistencia de 2003 a 2015 y candidata de la UCR-Cambiemos para la gobernación en 2015, pero perdió con el peronista Domingo Peppo. Con Mauricio Macri como presidente fue secretaria de Asuntos Municipales del Ministerio del Interior, que depende de Rogelio Frigerio, y desde el año pasado es diputada nacional.

Pero la detención no se concretó porque Ayala tiene fueros por ser diputada y la jueza requirió el desafuero a la Cámara baja. En Cambiemos sostienen que el planteo de la magistrada fue el desafuero para indagar a Ayala, quien se presentó en el juzgado y cumplió con la indagatoria.

Pablo Tonelli
Pablo Tonelli

La defensa de Ayala pidió una exención de prisión que la magistrada rechazó y que luego los abogados apelaron. Los camaristas María Denogens, José Aguilar y Roció Alcalá le dieron hoy la razón.

"Se ha procedido a dictar la orden de detención para que Ayala preste su declaración indagatoria y se solicitó el pertinente desafuero para efectivizarla, pero se soslaya en tal decisión la actitud asumida por Ayala en el proceso, pues la misma en todo momento estuvo a derecho, se presentó espontáneamente y a pesar de la claridad normativa en cuanto a la indagatoria", señalaron los jueces en su resolución a la que accedió este medio.

Los camaristas también señalaron que el desafuero estuvo mal pedido. "Se deberá solicitar su desafuero –en este caso- cuando el legislador no concurriera a prestarla; en caso contrario, debería haberse recepcionado la declaración indagatoria y de entender que se haría preciso dictar alguna medida que pudiese vulnerar su inmunidad de arresto –como ordenar su detención a efectos de garantizar los fines de proceso–, allí recién emitir la orden de detención y el pedido de desafuero esencial para poder efectivizarla", explicaron.

Pero la Cámara no analizó los argumentos que planteó el fiscal de Cámara, Federico Carniel, quien sostuvo que hay riesgo para la causa que Ayala esté en libertad por los contactos que dejó en el poder, el complejo entramado de la causa penal y la cantidad de personas involucradas. Por eso, la única manera de evitar esos riegos es la prisión.

Fuentes judiciales adelantaron que Carniel apelará el fallo a la Cámara Federal de Casación Penal para que se revoque la exención de prisión de Ayala.

Pero mientras la Cámara analizaba la exención de prisión, la jueza Niremperger procesó a la diputada por lavado de dinero y asociación ilícita, la embargó por 200 millones de pesos y le dictó la prisión preventiva. Sostuvo que en 2014 desde la intendencia de Resistencia montó una ingeniería para beneficiar a la empresa PIMP SA con el negocio de la recolección de residuos en la ciudad. También fueron procesadas otras 14 personas, entre ellas Daniel Fischer, quien fue jefe de campaña de Ayala y ex pareja de su hija, y Jacinto Sampayo, secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales. Ambos están detenidos.

"La permanencia de Ayala durante períodos significativos en altas esferas del gobierno municipal y nacional, como así desde su posición de Diputada Nacional, la colocaría en una posición susceptible de afectar el decurso de la presente instrucción, por cuanto poseería los medios económicos, información privilegiada o los contactos como para entorpecer la labor de esta magistratura", resolvió la jueza. Ese mismo día Ayala fue internada por un problema de salud.

Así, la prisión preventiva del procesamiento está vigente. La Cámara no se pronunció al respecto. Lo hará cuando la defensa de Ayala apele. En ese momento analizará nuevamente el pedido de detención.

De hecho, en el fallo de la exención de prisión los camaristas hicieron referencia a ese punto. Aclararon que su decisión "se enmarcará temporalmente al momento de cuando se solicitó y asimismo cuando se resolvió negativamente la petición de exención de prisión" y agregaron que "no se considerará cualquier cambio acontecido en el proceso". La referencia a esto último es porque este lunes mientras la Cámara realizaba la audiencia oral por la exención de prisión "se ha tomado conocimiento de que se había resuelto la situación procesal" de Ayala. Y los camaristas señalaron que no iban a opinar de esa resolución porque "podría determinar un adelanto de opinión frente a eventuales recursos que puedan interponerse".

El próximo martes se reunirá la Comisión de Asuntos Constitucionales. Tonelli propondrá con el fallo de la Cámara que se rechace el desafuero. La comisión la integran 35 diputados.