Fernando de Andreis (Nicolás Stulberg)
Fernando de Andreis (Nicolás Stulberg)

El ahora ex subsecretario general de la Presidencia Valentín Díaz Gilligan finalmente presentó su renuncia luego de la polémica que generó la omisión de una cuenta con 1,2 millones de dólares en un banco de Andorra. Fue a través de una carta abierta que publicó en las redes sociales, luego de que los principales socios del PRO en Cambiemos, la UCR y la Coalición Cívica, presionaran por su salida.

Luego de esta renuncia, el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, señaló que Gilligan "no conoce a Macri" y que tenía a su cargo diferentes áreas, pero diferenció su caso de la situación del ministro de Finanzas, Luis Caputo, a raíz de las versiones que sindican al funcionario como accionista de dos compañías offshore en Islas Caimán y como dueño de una gerenciadora de fondos de inversión en Miami, algo que no habría quedado reflejado en su declaración jurada al asumir como ministro.

"No tiene nada que ocultar; a mi entender, no hay incompatibiliad de su función previa a esta actualidad en la función pública", graficó De Andreis a radio Mitre.

Díaz Gilligan (Gentileza Cedoc)
Díaz Gilligan (Gentileza Cedoc)

En este punto, De Andreis destacó "la tranquilidad de siempre haber dicho la realidad de nuestras situaciones personales" y el funcionamiento "de la Oficina Anticorrupción y los diferentes organismos del Estado", al tiempo que opinó que los aliados en Cambiemos "fueron bastante prudentes" y no influyeron en la renuncia de Díaz Gilligan.

"No hay ningún caso que se asimile a otro, todos tienen sus complejidades. En el caso de Caputo tenemos la tranquilidad absoluta de lo que dice y nos cuenta; no tiene nada que ocultar", amplió.

De Andreis, además, ratificó que el dinero en la cuenta que figura a nombre de Díaz Gilligan en Andorra no era de él. "Va a tener que terminar de explicar su situación jurídica y comercial con esa sociedad. En ningún momento tuvo ese dinero y entendió que no la tenía que declarar", señaló.

"Ayer, un poco por lo que es de público conocimiento, entendió que el mejor aporte que podía hacer al Gobierno era dar un paso al costado y profundizar su línea de ponerse a disposición de la Oficina Anticorrupción y de la Justicia, para de esa manera ayudar a esclarecer lo que en el peor de los casos es una omisión en su declaración jurada, en una condición previa a ser funcionario", finalizó.

LEA MÁS: