El intendente de Ensenada, Mario Secco
El intendente de Ensenada, Mario Secco

El intendente de Ensenada, Mario Secco, intentó justificar su accionar violento de la semana pasada, cuando irrumpió intempestivamente en la Legislatura bonaerense mientras se desarrollaba una sesión. "Entré de una manera incorrecta, pero estaba indignado por lo ocurría afuera", señaló, en relación a los incidentes que se producían en la calle. Y justificó su entrada escandalosa al recinto al afirmar que "fui invitado a la sesión" por los diputados del bloque.

Además, Secco dijo que no tiene "miedo de ir preso". Sobre el intendente comunal pesa una orden de detención por "coacción agravada", pero su defensa presentó una apelación.

"Quieren llevarme preso por una causa armada. Se quieren llevar puesto en un intendente que tuvo el 60% de los votos. A nuestra población y los sindicatos de Ensenada les he pedido que no hagan ninguna pueblada. Queremos que nos den la eximición de prisión", exigió.

Secco fue imputado por ingresar el jueves pasado junto a un grupo de personas al recinto de la Cámara de Diputados bonaerense durante una sesión en cuarto intermedio y con los legisladores en las bancas.

Dos fiscales estudian si piden la detención del intendente de Ensenada por intentar frenar la sesión.

"Resulta que Ensenada parece otro país para la campeona de perseguir las mafias. Nosotros tenemos que bancar todos los patrulleros, la comisaría, las 76 escuelas y no nos dan ni un pizarrón y ni una curita para los hospitales", fustigó. "No están atacando a Mario Secco, están atacando a la ciudad", completó.