Picetti, junto a Frigerio y Carrió (facebook)
Picetti, junto a Frigerio y Carrió (facebook)

La campaña electoral de Cambiemos en la Ciudad de Buenos Aires ha transcurrido casi sin ningún tipo de sobresaltos y es casi seguro que la lista que encabeza Elisa Carrió para ingresar a la Cámara de Diputados va a arrasar en los comicios del próximo 22 de octubre. Sin embargo, no todo dentro del oficialismo brilla como todos suponen.

En los últimos días trascendió un escándalo en el interior de las filas macristas que tiene inquieto a más de uno. Todo es por Joanna Picetti, octava aspirante en la boleta liderada por Lilita Carrió, cuya candidatura fue impugnada por su propio espacio debido a una grave denuncia por maltrato infantil que pesa en su contra. Resulta que la dirigente está enfrentada desde hace algunos años contra su ex marido en un caso que involucró a sus tres hijos y que aún debe resolverse en la Justicia.

Según consignó el diario Perfil el fin de semana, hay una causa en el Juzgado de Instrucción Nº 12 de la Capital Federal en la que Picetti fue sobreseída. En otra, tramitada en Provincia, se dictó la falta de pruebas. Por este último caso, el ex esposo -David Bibulich- acusó a la jueza del caso. Debido a los fallos favorables a la candidata, el tema no apareció cuando se pidieron los antecedentes judiciales de todos los candidatos, ya que sólo salen casos con condena o procesamientos.

En 2014, el ex de Picetti contó el caso en un reportaje que le hicieron en Crónica TV y dio cuenta de los vaivenes que atravesó por la custodia de los tres hijos y de los presuntos maltratos por parte de la madre. "Qué difícil te va a ser comprobar el abuso, no te olvides que tengo contactos políticos", le habría dicho la mujer en aquel entonces a Bibulich mientras se disputaban legalmente a los menores. Meses después de la nota en el canal de cable, un tribunal del fuero de familia le devolvió la custodia de los chicos al padre.

El caso llegó a oídos de la propia Carrió tras las PASO y fueron varios los dirigentes que escucharon la versión del ex de Picetti y de la hija mayor (de 16 años). La conclusión fue que la mujer no podía ser candidata, por lo menos hasta que quede resuelta su situación ante la Justicia. Creen que debe ser apartada por "inhabilidad moral".

Comenzaron entonces los pedidos desde el interior de Cambiemos para que renuncie a la candidatura, pero todo fue en vano. Picetti prácticamente se declaró en rebeldía y no aceptó de ninguna manera la solicitud de su espacio. Fue que sus propios compañeros, en cabeza de Carrió, hicieron lo único que legalmente pueden hacer: una presentación ante Diputados y la justicia para que analice si acepta o no a Picetti.

Así por lo menos lo confirmó el propio jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien dejó todo en manos de la Cámara Baja. "Queremos que la Cámara de Diputados, si es que termina siendo electa, decida si acepta el ingreso de la diputada. Hicimos una presentación, que llegado el caso si fuese electa, la Cámara investigue la posibilidad de que ingrese", dijo el mandatario porteño en diálogo con el programa "Nosotros a la mañana", que emite Canal 13. Si Cambiemos mejora su desempeño en las elecciones generales -y todo indica que así será- Picetti será electa.

La mujer se encuentra en Europa participando de un foro del G20 y es poco lo que ha dicho al respecto. Apenas se pronunció a través de su cuenta de Twitter y con mensajes ambiguos y sin destinatario aparente. "Lo más importante que aprendí en la vida es a ser fuerte cuando la vida te da un revés, tener confianza en vos mismo, saber quién sos", escribió. "El perdonar es el valor de los más valientes, solamente aquel que es bastante fuerte para perdonar una ofensa sabe AMAR", agregó en otro mensaje.