(AFP)
(AFP)

La causa Los Sauces se inició el 4 de abril de 2015 por una denuncia de la diputada Margarita Stolbizer (GEN). Los delitos denunciados fueron la adulteración de documentos públicos y lavado de dinero, usando como pantalla una sociedad constituida por Néstor, Cristina y Máximo Kirchner en el 2006.

En el expediente que tiene el juez federal Claudio Bonadio –que hoy procesó a Cristina Elisabet Kirchner– se analiza si la ex mandataria recibió dinero de parte de los empresarios amigos a través del pago de alquileres de los hoteles que pertenecen a la sociedad Los Sauces SA, a cambio de ser favorecidos con contratos y recursos del Estado.

La operatoria denunciada es similar a la de la causa Hotesur: alquiler de habitaciones que nunca se ocuparon con la sospecha del reintegro de fondos de la obra pública concedida por los Kirchner a empresarios cercanos.

Los Sauces es uno de los hoteles de la ex familia presidencial que les alquiló sus habitaciones a las empresas "Valle Mitre", "Loscalzo y del Curto", "Kank y Costilla", "Inversora M&S" y "Alcalis de la Patagonia".

Las empresas de Cristóbal López le pagaron facturas a Los Sauces por $15.334.484 más IVA, lo que representa un 63% del total facturado por la empresa en su historia. En tanto las empresas de Lázaro Báez pagaron $5.662.121 más IVA, una cifra que representa cerca del 24% del total.

LEA MÁS

La firma Los Sauces se creó en 2006, cuando Néstor Kirchner era presidente de la Nación. El director original era Máximo Kirchner y los directores suplentes sus padres. Aquella empresa se constituyó con un capital de 100.000 pesos. Hoy está integrada por Cristina Elisabet Kirchner (45%), Máximo (32,5%) y Florencia (22,5%).

(NA)
(NA)

Fue en 2008 cuando la empresa de la familia Kirchner comenzó a comprar propiedades, entre ellas dos departamentos y cocheras en el edificio Madero Center de Puerto Madero.

Recién en 2009, Los Sauces comienza a tener ganancias. El 2010 fue el más prospero: Kirchner retiró dividendos por 6,2 millones pesos. Tras su muerte, su esposa e hijos siguieron la misma práctica. En 2011, llegaron a sacar $4,8 millones en concepto de dividendos. En 2012, $3,3 millones y en 2013, 2 millones de pesos más.

Estas maniobras fueron denunciadas por la dirigente y diputada nacional del GEN, Margarita Stolbizer. Según un peritaje contable ordenado por Bonadio y realizado por los contadores de la Corte Suprema y del Ministerio Público y controlado por los imputados en la causa, la sociedad consolidó un patrimonio de $12 millones y obtuvo ganancias acumuladas por 10 millones.

La hipótesis del juez y del fiscal Rívolo es que a partir del movimiento de la firma Los Sauces se cometieron varios delitos: asociación ilícita, lavado de dinero y negociaciones incompatibles con la función pública. Es que casi la totalidad de los ingresos de la sociedad provinieron de dos empresarios beneficiados con negocios estatales durante la administración de los Kirchner.