La categoría automovilística más tecnológica de Latinoamérica dio inicio a una nueva temporada en el autódromo Oscar Cabalén de la ciudad de Alta Gracia. Los motores turbo de Oreca, junto a la reforma estética en los vehículos, hicieron su esperada presentación, la cual fue superada con creces.

A raíz de la importancia de estos cambios, Infobae estuvo presente en la primera de las 12 carreras que conforman el Super TC 2000, y pilotos de renombre como Agustín Canapino de Chevrolet YPF y los corredores de Toyota Gazoo Racing YPF Infinia Matías Rossi y Julián Santero, dieron su opinión acerca de este torneo, cuyas innovadoras características marcaron un antes y un después en el deporte.

La competencia se encuentra formada por 12 carreras (Mario Sar)
La competencia se encuentra formada por 12 carreras (Mario Sar)

"La categoría ha cambiado radicalmente. Es una categoría nueva básicamente, es como un barajar y dar de nuevo. Los motores son de última tecnología, con turbo, como usan en los autos de producción en el mundo para competir. Impresionante los motores, la tecnología y la potencia que entregan", detalló Canapino en la previa.

"Tiene una potencia similar a la del año pasado, es un motor muy confiable, con mucha durabilidad para bajar los costos, ese fue el principio del cambio. Es un motor turbo que es un poco lo que se está utilizando a nivel autos de turismo en el mundo y son las nuevas tecnologías", agregó Rossi, acerca del motor turbo Oreca francés.

Inició una nueva temporada del Super TC 2000 en el autódromo Oscar Cabalén de la ciudad de Alta Gracia (Mario Sar)
Inició una nueva temporada del Super TC 2000 en el autódromo Oscar Cabalén de la ciudad de Alta Gracia (Mario Sar)

"En la parte frontal del auto se quitó bastante carga", reconoció Julián Santero acerca de la nueva aerodinámica del vehículo. "Eso obviamente hace que la forma de manejarlo sea diferente y hay que equipararlo con la carga trasera, se quitó mucha carga trasera también. Estéticamente, a mi gusto, me parece que están mejor los autos, parece más un auto de calle", sintetizó el hombre de Toyota Gazoo Racing YPF Infinia, que se hizo con un lugar en el podio en su primera presentación.

"Hicimos un proyecto nuevo, pudimos cumplir con los tiempos que hemos pactado para arrancar con esta categoría. Estamos felices y agradecidos por el arduo trabajo que hicieron de haber podido llegar a tiempo a esta fecha", concluyó Edgardo Fernández, director deportivo del Super TC 2000.

La categoría, que destaca sobre las otras por su nivel de tecnología, cuenta nuevamente con el apoyo de YPF. "La curiosidad es que el mismo combustible que uso en mi Cruze de Super TC 2000, que es Infinia, lo pueden usar ustedes en la calle para ir a tomar un helado en el pueblo con la familia", destacó el hombre de Chevrolet, mientras que el de Toyota explicó que, "son autos de primera tecnología, autos de carreras que andan muy rápido y utilizan lo mismo que un auto de calle".

"El acompañamiento de YPF es muy fuerte para nosotros y es muy importante que una empresa de este nivel nos apoye", consideró Fernández, quien a su vez reveló qué le depara al Super TC 2000 a futuro: "El camino a seguir es el del motor turbo, relacionado con todo lo que significa la ecología y los proyectos de las automotrices. Creo que como futuro, hay que pensar en los híbridos".