Macarena Sánchez cumplió su sueño: ella ya firmó contrato como jugadora profesional.
Macarena Sánchez cumplió su sueño: ella ya firmó contrato como jugadora profesional.

Empezó a jugar al fútbol hace 20 años, cuando apenas tenía 7. Como a todas, les fue muy complicado dedicarse a ese deporte, ya que la prioridad, obviamente, era para los varones. El tiempo pasó y lo que parecía ser un hobby de la infancia se convirtió en una pasión, tanto, que Macarena Sánchez hoy no se imagina la vida sin una pelota.

 

DÍA HISTÓRICO. El viernes 12 a la tarde la jugadora que luchó por la profesionalización del fútbol femenino, firmó un contrato con San Lorenzo de Almagro junto a otras colegas. "Es un día muy especial, en lo personal y en lo colectivo. Es la primera vez en la historia que se firma un contrato profesional de mujeres futbolistas en el país. Y obviamente en lo individual también porque hace 3 meses cuando empezó todo esto lo primero que se me cruzó por la cabeza es que tenía que luchar por un bien colectivo aunque significara poner en riesgo mi carrera deportiva. Obviamente siempre me tira más lo colectivo y me parece que era una lucha que valía la pena", nos cuenta Macarena.

 

–Y funcionó el riesgo…

–Y funcionó, sí. El otro día puse en Twitter que terminó siendo una desgracia con suerte. Fue todo positivo así que estoy sumamente contenta.

Momento de gloria: cuando obtuvo la copa con el equipo de la UAI.
Momento de gloria: cuando obtuvo la copa con el equipo de la UAI.

–Hace 3 meses cuando empezaste esto, pensando en lo colectivo, ¿tenías fe en que iba a suceder tan rápido?

–No, la verdad que no. Sí sabía que se iba a dar, estaba convencidísima que se iba a dar lo de la profesionalización, pero no tan rápido. Es luchar no contra la AFA ni contra los clubes sino contra el sistema, y eso lleva mucho tiempo. Esto es el primer paso, no es el final. Me parece que todavía hay mucho por cambiar, cosas por mejorar. Mas allá de eso hay que tomarlo con alegría y sabiendo que hay que seguir presionando y hay que seguir insistiendo para que se cumpla todo lo que nosotras pedimos.

 

–¿Qué es concretamente lo que ustedes piden?

–En principio me parece que es fundamental entender que para que el fútbol femenino tenga un buen desarrollo, es importantísimo que se incluya a las divisiones inferiores. Las infantiles y juveniles del futbol femenino no existen en casi ningún club. Recién a los 14/15 años podés entrar a jugar. Por otro lado que haya contrato para todas, no sólo para ocho u once. Y al mismo tiempo me parece que el fútbol femenino debería ser federal. No sólo las de Buenos Aires somos las que jugamos al fútbol. Hay muchísimos equipos en el interior y son más precarios que acá.

Firmando autógrafos para sus fans.
Firmando autógrafos para sus fans.

–¿Y el tema salarial?

–Sí, obviamente, una siempre busca y espera que la brecha salarial sea lo menos posible pero bueno, es más difícil. No pasa solamente en el fútbol, pasa en todos los ámbitos. Pero bueno sí, se empezará con 15 mil pesos y ahora que tenemos un gremio tendremos que trabajar con ellos el tema de los aumentos y demás.

 

–¿Qué significa el contrato que firmaron?

–A partir de esto vamos a ser tomadas como trabajadoras y vamos a recibir el salario correspondiente. Es muy poco 15 mil pesos pero bueno, de cobrar 400 como yo cobraba y no estar registrada a cobrar 15 mil y tener un gremio, tener obra social, estar cubierta, hacer aportes…. Fue un día histórico, estoy muy contenta.

 

–¿Te imaginabas que ibas a ser la referente de un hecho que cambia la historia del país?

–Ehhh (piensa). No me gusta mucho que me cataloguen así. Me da un poco de vergüenza. Creo que mi caso le dio mucha visibilidad, que era lo que le faltaba al fútbol femenino. Mi cara se vio en todos lados y creo que por eso me ponen como abanderada pero la verdad es que la lucha la dimos todas. Es una batalla que se viene dando hace muchísimos años con un montón de jugadoras que ya están retiradas hoy en día y no tuvieron la suerte de tener el acompañamiento por ahí y el contexto social que acompaña hoy a la Argentina. Es una sumatoria de cosas que hicieron que nosotras tuviéramos esa fortuna y por suerte lo pudimos llevar a cabo.

“Me encantaría que puedan todas vivir del fútbol y hagan solamente eso y lo disfruten y sean felices haciéndolo”.
“Me encantaría que puedan todas vivir del fútbol y hagan solamente eso y lo disfruten y sean felices haciéndolo”.

–¿Te gustaría vivir del fútbol?

–Me encantaría vivir del fútbol completamente. Con un salario así sé que no lo voy a poder hacer y voy a tener que trabajar en otras cosas o empezar proyectos. La verdad que me gustaría trabajar en fútbol desde lo social. Pero bueno, sí, me encantaría que puedan todas vivir del fútbol y hagan solamente eso y lo disfruten y sean felices haciéndolo.

 

–¿Qué mensaje les podés dar a las mujeres que están del otro lado leyendo esta nota?

–Que no nos callemos las cosas que tenemos para decir, que contemos lo que nos pasa, que contemos las realidades, lo que sufrimos. Y denunciemos, porque la verdad te abre muchísimas puertas, es sanador y trae recompensas.

 

Texto: Paula Labonia

Fotos: Instagram

SEGUÍ LEYENDO: