Pierre Casiraghi y su mujer Beatriz Borromeo, la princesa Carolina, el príncipe Albert II de Mónaco, Carole Bouquet, Charlotte Casiraghi y su pareja Dimitri Rassam, Andrea Casiraghi con su mujer Tatiana Santo Domingo, la princesa Alexandra de Hanover – 65 edición del Baile de la Rosa para la fundación Princesa Grace. El tema de este año -la Riviera- fue elegido por el legendario Karl Lagerfeld.
Pierre Casiraghi y su mujer Beatriz Borromeo, la princesa Carolina, el príncipe Albert II de Mónaco, Carole Bouquet, Charlotte Casiraghi y su pareja Dimitri Rassam, Andrea Casiraghi con su mujer Tatiana Santo Domingo, la princesa Alexandra de Hanover – 65 edición del Baile de la Rosa para la fundación Princesa Grace. El tema de este año -la Riviera- fue elegido por el legendario Karl Lagerfeld.

El Baile de la rosa es una gala benéfica que tiene como objetivo recaudar fondos para la Fundación Princesa Grace. Desde 1999 Carolina de Mónaco le encargaba a Karl Lagerferd diseñar su temática y decoración. Este año el káiser, que falleció el pasado 19 de febrero, dejó casi todo organizado y tuvo su homenaje por parte de la familia real. Su imagen estuvo presente en el decorado de la Sala de las Estrellas del Sporting Club de Montecarlo, dedicado a la Riviera francesa. Específicamente, el motivo de este año fue una fiesta playera.

LA PROTAGONISTA. Carolina de Mónaco fue una de las más esperadas al evento. Todos los años hace su entrada triunfal del brazo de Karl. Esta vez, ante la ausencia de su querido amigo, decidió hacerlo junto a su hermano, el Príncipe Alberto, quien también acudió solo (al parecer su mujer, la princesa Charlene, se quedó cuidando a uno de sus hijos que estaba enfermo).

Carolina del brazo de su hermano, Alberto II. Charlene no asistió porque tenía que cuidar a uno de sus hijos que estaba enfermo.
Carolina del brazo de su hermano, Alberto II. Charlene no asistió porque tenía que cuidar a uno de sus hijos que estaba enfermo.
La vajilla, la decoración de la mesa y la ambientación con la temática “la Riviera”, elegida por Karl Lagerfeld.
La vajilla, la decoración de la mesa y la ambientación con la temática “la Riviera”, elegida por Karl Lagerfeld.
Decoración temática en el Baile de la Rosa.
Decoración temática en el Baile de la Rosa.

La pareja de hermanos estaba impecable. Ella lució un vestido negro con volados rosa chicle del fallecido modisto y un collar de perlas y diamantes, que fue un regalo de boda de su padre a su madre Grace Kelly. Dicen que el príncipe Rainiero lo compró en la joyería Van Cleef & Arpels de Nueva York unos meses antes de la ceremonia, en enero de 1956. Al parecer, él mismo fue al local para elegirlo personalmente.

Charlotte Casiraghi con su pareja. Dimitri Rassam. Ella llevó un top de lentejuelas y lo combinó con una falda negra.
Charlotte Casiraghi con su pareja. Dimitri Rassam. Ella llevó un top de lentejuelas y lo combinó con una falda negra.

SUS HIJOS. Asistieron los cuatro descendientes de la princesa: Alexandra de Hanover, Charlotte, Andrea y Pierre Casiraghi. La primera eligió un vestido multicolor que destacaba su figura. La segunda, que entró abrazada a su pareja (y de paso, desmintiendo rumores de separación) Dimitri Rassam, se vistió a tono con la onda del evento: un vestido negro con strapless de lentejuelas de Yves Saint Laurent, bien power. Andrea Casiraghi no se alejó ni un segundo de la bella Tatiana Santo Domingo, que optó por un diseño de Giambattista Valli. Pierre Casirahi y su pareja Beatriz Borromeo también estuvieron juntos toda la noche. Ella eligió un vestido nude con cristales de Swavroski, de Dior, por supuesto.

Tatiana Santo Domingo -de total look rojo- y Andrea Casiraghi.
Tatiana Santo Domingo -de total look rojo- y Andrea Casiraghi.
Beatriz Borromeo, con un diseño con cristales de Swarovski by Dior, junto a Pierre Casiraghi.
Beatriz Borromeo, con un diseño con cristales de Swarovski by Dior, junto a Pierre Casiraghi.
 

Texto: Paula Labonia

Fotos: Fotonoticias

SEGUÍ LEYENDO: