Las vacaciones en verano vienen de la mano del buen bronceado. En esta nota proponemos una serie de consejos y de productos para que tu piel adquiera el tono del verano estando cuidada y protegida. Lo primero es prepararla con una exfoliación (profesional o casera), tanto en la cara como en el cuerpo: "Sin abusar. Si la exfoliación es suave, una a dos veces por semana; si es más agresiva, cada quince días", destaca la Dra. Cristina Sciales (M. N. 66744), directora médica de CS Sciales. Así, estaremos eliminando las impurezas y afinando la capa córnea superficial de la piel. Por otro lado, aunque estemos de vacaciones, es muy importante mantener la limpieza facial: "Porque la exposición al sol, el viento y la contaminación cierran los poros, y eso hace que sea importante su limpieza diaria".

Con la piel preparada antes de tomar sol, hay que ser conscientes de los daños que podría provocarnos: "Es fundamental entender que el bronceado es una reacción de la piel a una lesión. Generando pigmento, bronceándose, las células de la piel avisan que han sido lastimadas por los rayos solares ultravioletas. Tanto el bronceado como las quemaduras aumentan el riesgo de padecer cáncer de piel", explica la Dra. Vanina Gegdyszman (M. N. 144.999), médica dermatóloga del Sanatorio Modelo de Caseros, quien nos brinda una serie de consejos fundamentales:

Evitá la exposición solar entre las 10 y 16 horas porque durante ese período el sol es más agresivo. Si nuestra sombra es más pequeña, los rayos son más intensos.
La protección debe realizarse todo el año, incluso en días nublados y con poco sol.
x Colocá protector solar en todo el cuerpo media hora antes de salir de casa y reaplicá cada 2 horas, después de hacer gimnasia o al salir del agua.
x Asegurate de colocar el protector correctamente en todo el cuerpo.

La Dra. Fabiana Zelaya (M. N. 93.861), médica cirujana, directora del centro de estética que lleva su nombre, agrega: "Es erróneo dejar de usar el protector solar creyendo que si no lo usás no te vas a broncear. En primer lugar, con su uso adecuado se protege la piel de los rayos solares que la lastiman, deshidratan, rompen el colágeno o generan algún cambio celular con la consecuencia de tener con el tiempo una lesión de sol, desde una queratosis hasta un tumor de piel". Y Sciales recomienda: "Usar un factor de protección diferente para rostro y cuerpo. Si bien el protector completo no existe, podés sumar alguno con color facial que provocará una barrera más para no dañar la piel", como el protector con color más SPF 40 de Carthage (desde $ 649).

Si tu piel es grasa, podés optar por uno que tenga textura liviana en forma de gel-crema con toque seco. El de Natura, además, tiene FPS 50. Para pieles mixtas y normales es ideal la loción facial protectora humectante, de hidratación intensiva, con FPS 30 y textura ligera. También tiene toque seco y acción antioxidante (desde $ 380 y $ 315, respectivamente, de Natura). Con una fórmula especialmente eficaz contra las radiaciones UVA y una alta resistencia al agua y la transpiración, Lidherma presenta su protector facial con toque seco (desde $ 515).

"Un lugar muy importante a ser cuidado es el escote, sobre todo a partir de los 35 años, ya que por diferentes factores hormonales tiende a mancharse, generar queratosis actínica o arrugarse más. Además, el daño y la memoria de ese daño perduran en los cromosomas en temprana edad y exposición", explica la Dra. Sciales. Anew Solar Advance Ultra Matte está especialmente formulado para proteger e hidratar estas zonas, con FPS 50 (de Avon, desde $ 480). "Para el cuerpo se debe utilizar de 15 a 30 SPF, dependiendo de la zona y sensibilidad; por ejemplo, el muslo interno tiende a tener la piel fláccida, lo cual empeora con el sol, por ello en esa zona debemos extremar los cuidados", aclara Sciales. Los productos en spray son sumamente prácticos, como la loción protectora con F30 de Natura (desde $ 355). Por su parte, el protector de Carthage está formulado con SPF 40 y es incoloro (desde $ 641).

Para quienes quieren tener color sin exponerse, los autobronceantes son siempre la elección ideal. La emulsión Total bronce, con extracto de nuez y aloe vera brinda un bronceado natural, uniforme y sin sensación de piel grasa. Contiene extracto de nuez, que ayuda a mantener el color y aloe, que proporciona hidratación (de Lidherma, desde $ 540).

AFTER SUN. "Hay ciertos rituales diarios a incorporar para después de un día de playa o pileta. Lo más importante es hidratar la piel con productos adecuados como sérums, bálsamos o geles", señala la Dra. Zelaya. Brumissage post solar es una loción en spray con activos que reparan y protegen la piel, cuenta con antioxidantes y activos hidratantes (de Lidherma, desde $ 495); Natura ofrece su hidratante corporal postsolar que alivia la sensación de ardor causada por el sol y además brinda hidratación refrescante por hasta 12 horas (desde $ 345).

No olvidar

x El factor de protección solar (FPS) debe ser 30 (adultos) y 50 (chicos, a partir de los 6 meses), con fórmulas válidas para UVB y UVA. xUtilizá lentes de sol, sombreros de ala ancha y prendas con protección ultravioleta. xLos bálsamos con protector solar, manteca de cacao o de karité son ideales para evitar que los labios se resequen.
Las personas que tienen pieles blancas y finas deben estar más atentas a los cuidados de los rayos solares ya que son las más propensas a las quemaduras.
x Tomá mucho líquido, consumí frutas frescas y date una ducha con agua fría para bajar la temperatura corporal.

Soluciones naturales
Por la Dra. Fabiana Zelaya, médica cirujana

x El aloe vera contiene vitaminas A, C, E, B1, B2, B6, ácido fólico, colina y minerales como el zinc, calcio y selenio, entre otros. Es cicatrizante, descongestivo y apto para tratar todo tipo de heridas o quemaduras. xLos jabones, geles o cremas con avena son especiales para pieles sensibles y atópicas por su extrema hidratación y nutrición. xEl aceite de coco como reparador es ideal para pieles envejecidas. xLas máscaras de yogur natural para el rostro tienen un alto poder descongestivo ya que alivian la irritación.

Textos: M. Florencia Bocalandro
Fotos: 123RF