De ganar USD 15 a 40 mil millones: la increíble historia del dueño de Alibaba

Jack Ma es uno de los hombres de China más ricos del mundo, logró un camino de éxito en poco tiempo revolucionando la industria

FILE PHOTO: Alibaba Group co-founder and Executive Chairman Jack Ma attends Alibaba Group's 11.11 Singles' Day global shopping festival in Shanghai, China, November 12, 2018. REUTERS/Aly Song/File Photo
FILE PHOTO: Alibaba Group co-founder and Executive Chairman Jack Ma attends Alibaba Group's 11.11 Singles' Day global shopping festival in Shanghai, China, November 12, 2018. REUTERS/Aly Song/File Photo

Sin ningún tipo de conocimiento en programación o en tecnología alguna -Jack Ma- logró hacerse camino hasta convertir a Alibaba en una de las compañías de comercio electrónico más importantes del mundo.

Ma, nació en una familia de bajos recursos y se peleaba seguido en el colegio contra cualquiera que intentara molestarlo.

Hangzhou, su ciudad natal, era un centro turístico y Ma recorría varios kilómetros todos los días para ganarse la vida haciendo de guía de los viajeros cuando tenía tan solo 12 años. A cambio, los turistas le enseñaban inglés, uno de ellos sería el que lo bautizara ‘Jack’.

El sistema educativo chino es tan exigente que le jugó una mala pasada ya que el era un alumno más creativo y perseverante que aplicado en los estudios. De hecho, casi no pudo entrar a la secundaria.

Si hablamos de perseverancia Jack seria considerado un campeón , ya que cuando le llego el turno de encarar su formación académica lo hizo postulandose nada mas y nada menos que 10 veces a la prestigiosa universidad de Hardvard. “Lo más importante que debes tener es persistencia”, es el lema que este gigante de los negocios repite toda vez que le piden un consejo.

Finalmente, hizo el examen para Hangzhou Normal University en donde logró un título en Letras Inglesas.

Conseguir un trabajo normal , tampoco le fue sencillo. Trató de encontrarlo en 30 lugares diferentes y en todos y cada uno de ellos lo rechazaron. Hasta trató de ser oficial de policía pero en la academia simplemente le dijeron “no eres bueno”.

Dos hechos lo marcaron y delinearon su camino en el mundo de los negocios. El primero fue el que le abrió la mente. Con 12 años, conoció a una familia australiana con la que hizo buenas migas y un tiempo después recibió una invitación para visitarla. “Me habían enseñado que China era el mejor país y el más rico del mundo. Ese viaje me llevó a pensar diferente”, asegura.

EFE/EPA/ALEX PLAVEVSKI/Archivo
EFE/EPA/ALEX PLAVEVSKI/Archivo

El otro viaje sería el más icónico en la historia de Alibaba: el que realizó a Seattle en 1995. La historia es conocida: Ma intentó buscar ‘cerveza’ en la web, sin embargo no encontró ninguna marca china y fue entonces que decidió crear su propia empresa de Internet en su país.

Al contratar, busco personas más inteligentes que yo. Quienes cinco años más tarde podrían ser mi jefe. Me gusta que sean positivas y que nunca se den por vencidas. Luego mi trabajo es asegurarme que trabaje en equipo”, indica.

Sus primeros dos emprendimientos no tuvieron el resultado esperado. El más exitoso fue China Pages, un directorio online, en el que invirtió u$s2000. Al poco tiempo, China Telecom le ofreció u$s185.000 para un joint venture.

El reparto de sillas en el directorio no fue equitativo y la opinión de Ma no era escuchada, por lo que terminó dejando su lugar. “Nunca había visto tanta plata junta, por eso acepté”, explica.

Apelando a su carisma y su capacidad de convencimiento, reunió a 17 amigos en 1998 y les contó su idea de crear un marketplace para que los usuarios publicaran sus productos y pudieran venderlos directamente, sin intermediarios. Del otro lado del Pacífico, la empresa de un tal Jeff Bezos ya cotizaba en Bolsa.

Ma consiguió juntar u$s60.000 con el grupo fundador y así se inició el camino de Alibaba.

Ma comprendió rápidamente el potencial de los teléfonos inteligentes y fue el pionero, con su servicio Alipay, del pago móvil electrónico, hoy día omnipresente en China, ganándose una reputación de visionario. Con sus plataformas de venta online Taobao y Tmall, Alibaba controla en la actualidad alrededor del 60% del mercado chino en internet.

En 2005, Yahoo invirtió u$s1.000 millones para quedarse con el 40% de Alibaba. Esto marcaría el inicio de una relación tormentosa, con peleas y traiciones. El vínculo se había desgastado tras pocos años de relación (compartían el manejo de Yahoo China), y todo empeoró cuando Carol Bartz fue nombrada CEO de la empresa estadounidense en 2009.

En septiembre 2012, el empresario chino recompró gran parte de su share por u$s6.300 millones cash y u$s800 millones en acciones preferenciales; en abril de 2019 finalmente Yahoo se desprendió de toda su participación.

El futuro del trabajo

‘Mr. Internet’, apodo que le pusieron en China, es un férreo defensor del trabajo de sol a sol. Cree fervientemente que el empleo del futuro estará dominado por máquinas, incluso sueña con que exista un CEO robot. “Las computadoras son más inteligentes que nosotros, no se enojan con nada y recuerdan todo”, expresa.

En medio de la polémica por el modelo laboral 996, que implica una jornada de 9am a 9pm durante seis días de la semana, Ma asegura que esto es “una bendición”. Y amplía: “sin este sistema, China perderá su vitalidad e ímpetu”.

De ganar apenas u$s15 por mes como profesor a ser el hombre más rico de China, con una fortuna que sobrepasa los u$s40.000 millones

“Lo que aprendí de los días oscuros de Alibaba es que debes hacer que tu equipo tenga valor, innovación y visión”. Y añade: “Siempre tendrás una oportunidad de triunfar si no te rindes. Darse por vencido es la mayor de las derrotas”.

MAS NOTICIAS