Alrededor de 230 kilos pesó el pez que atrapó Andrew Aslop en la costa de Neyland, en el Reino Unido. De acuerdo a los registros, dicha captura representa el pez más grande que jamás alguien haya pescado, hecho que captó la atención de múltiples medios de todo el mundo. A raíz de la exuberantes dimensiones del animal marino, el hombres tras la captura señaló que demoró más de dos horas en sacar su pez del océano.

El atún rojo fue atrapado con un equipo ligero, el cual definitivamente no estaba preparado para luchar contra un animal de tan grandes proporciones, sin embargo con la ayuda de quienes lo acompañaron, Aslop logró sacar al pez y convertirse en una verdadera celebridad entre los pescadores del Reino Unido.

En el momento del captura, Andrew y su equipo no planeaban pescar algo, sino que sólo tenían las cañas sobre el barco. De un segundo a otro, ésta comenzó a tirar de forma precipitada, lo que alertó a quienes estaban sobre la embarcación. La fuerza que provenía desde la punta de la caña provocó que todos los presentes salieran a ayudar a Aslop. "Me gustaría dar las gracias a todos los muchachos por ayudarme a vencer a este enorme pez". agrego Andrew Aslop.