Sonreír, morder, masticar y hablar. La boca es una parte más del cuerpo humano a pesar de que muchas veces se la deje de lado y, es un factor muy importante a la hora de mantener un buen estado de salud.

Pero muchas veces sucede que al repetir constantemente algunas creencias, estas terminan por imponerse a pesar de que no cuentan con una base científica sólida o, simplemente, se trata de ideas erróneas o mitos.

Con el objetivo de 'desterrar' estas falsas ideas y creencias, Infobae consultó a la Dra. en Odontología, Mónica Larcebeau (CP 40955), y gerenta regional de Relaciones Comerciales de Colgate para hablar sobre los 5 mitos más famosos sobre la odontología.

1- Las caries, la gingivitis y la periodontitis no son enfermedades.

Estas tres sí son enfermedades y con alta prevalencia a nivel mundial. Según la OMS -Organización Mundial de la Salud-, las enfermedades bucodentales son las enfermedades no transmisibles más comunes -afectan a la mitad de la población mundial-, causando dolor y molestias.

A su vez, la Dra. en Odontología explica que 9 de cada 10 personas presentan sangrado en encías al cepillado, sin embargo aún hoy no son reconocidas por las personas como enfermedades.

2- La placa no es la principal causa de las enfermedades de la boca.

Incorrecto. La placa es la principal causa de las enfermedades de la boca, por eso motivo, la prevención se basa en el control mecánico y químico de la misma.

Los filamentos del cepillo deben ser suaves para que para cuidar los tejidos de la boca.
Los filamentos del cepillo deben ser suaves para que para cuidar los tejidos de la boca.

3- El cepillado de dientes sirve para sacar los restos de comida, eliminar el mal aliento y dejar los dientes más blancos.

No solo tiene ese objetivo, sino que, el control mecánico que se realiza al cepillar los dientes y el hilo dental, sirve para desorganizar la estructura de la placa bacteriana. Esta desorganización es necesaria para que la pasta de dientes actúe sobre las bacterias y las deje expuestas y así disminuir su agresividad.

4- La hipersensibilidad es una enfermedad hereditaria y no tiene tratamiento.

La hipersensibilidad se produce cuando se desgasta la capa más externa de la corona del diente o de la raíz. Además, sí tiene tratamiento, en la actualidad, hay pastas de dientes con tecnología que logran tratar la causa de la hipersensibilidad.

5- Los cepillos de dientes duros limpian mucho mejor los dientes.

Los filamentos del cepillo deben ser suaves para cuidar tejidos blandos y duros de la boca . No hay evidencia científica que avale que un cepillo de filamentos más firmes limpia mejor los dientes , eso es falso.

Para finalizar, la odontóloga da un tip extra que pocos saben: el cepillo dental debe mantenerse limpio y guardado en un lugar seco y cerrado para que no se contamine con el ambiente del baño.