"¿Pero te das cuenta contra quién perdiste? Teníamos la oportunidad de eternizarnos en el poder y la desperdiciamos en manos de unos chetos de Barrio Norte que ahora se están vengando de nosotros por haber tratado bien a los pobres que ellos tanto odian. Vos y Zannini son los que me llevaron a esta situación desesperante. Estaba todo dado para seguir a cuatro manos y ahora le tengo que andar dando explicaciones a ese Bonadío que no va a parar hasta verme tras las rejas. Si no fuera por Miguel Ángel estaría con el traje a rayas", dicen que lo increpó a los gritos Cristina Kirchner al ex Gobernador de la Provincia de Buenos Aires. "Miguel Angel Pichetto?" Le contestó un dubitativo Daniel Scioli. "No, si va a ser el Miguel Angel que pintó la Capilla Sixtina, pelotudo", explotó CFK, como en sus mejores audios con Oscar Parrilli, el otro depositario de su ira.

Faltaron 36 Senadores y no hubo quórum para tratar el allanamiento a las propiedades de Cristina Kirchner (34 peronistas y aliados y 2 de Cambiemos) pero la culpa fue de Esteban Bullrich que viajó al Vaticano. “Parece que fue a recibir las felicitaciones del Papa”
Faltaron 36 Senadores y no hubo quórum para tratar el allanamiento a las propiedades de Cristina Kirchner (34 peronistas y aliados y 2 de Cambiemos) pero la culpa fue de Esteban Bullrich que viajó al Vaticano. “Parece que fue a recibir las felicitaciones del Papa”

"Macri es un pato criollo: un paso, una cagada. Y a pesar de no salirle una bien, su imagen sigue milagrosamente intacta, mientras yo tengo que desfilar una vez por semana por Comodoro Py aguantando las calumnias e injurias por cosas de las que nunca me enteré y nunca vi, que otros hicieron en nombre mío", vuelve a la carga "Mamu", como le dicen en su círculo más íntimo. "¿Tomás conciencia en la que me metieron? Los dejé solos un minuto a los dos pelotudos y perdieron por un punto y medio". Uno pensaría que esta catarata de gritos data de 2015 aunque, para sorpresa nuestra, se filtró la semana pasada a través de un audio de WhatsApp que un funcionario le reenvió a otro, que se lo reenvió a alguien más, hasta llegar a nuestras manos en medio del escándalo de los cuadernos. Preocupados por la veracidad, decidimos chequearlo y el peritaje del audio fue inapelable "Dice boludo y pelotudo cada tres palabras. Es ella, no hay duda".

La ex Presidenta escribió una carta en Facebook indignada por el hecho de que alguien pueda pensar que cobró millones por firmar un decreto. “En todo caso habrá sido el boludo de Scioli, que empapeló la provincia con cheques sin fondo antes de rajar”.
La ex Presidenta escribió una carta en Facebook indignada por el hecho de que alguien pueda pensar que cobró millones por firmar un decreto. “En todo caso habrá sido el boludo de Scioli, que empapeló la provincia con cheques sin fondo antes de rajar”.

La pregunta del millón es cómo llegó a estar en esta situación alguien que manejó el Poder Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial a su antojo, ni hablar de los empresarios que comían de su mano, temerosos de los aprietes de Guillermo Moreno o su aliado en la AFIP, el intocable Ricardo Etchegaray. "¿En qué estaría pensando esta señora cuando creyó que uno de los peores gestores en la historia política argentina podía ser su sucesor; que un Secretario legal y técnico sin rostro sería Vicepresidente de la Nación o que un Jefe de Gabinete al que el 99% de los argentinos no le dejaría las llaves de su casa para que le riegue las plantas en las vacaciones estaba en condiciones de ganar la Provincia que decide una elección presidencial?. Alguien embriagado de poder, que no leyó el cambio de época. Alguien que dejó sus huellas por todas partes y creyó que nadie vendría por ella"

Aldo Roggio y Carlos Wagner sonrientes junto a Cristina Kirchner y Julio de Vido en una de las tantas reuniones que mantuvieron en Casa Rosada. “Y…como para no estar sonrientes, si eran parte del monopolio de las construcciones de un país entero”.
Aldo Roggio y Carlos Wagner sonrientes junto a Cristina Kirchner y Julio de Vido en una de las tantas reuniones que mantuvieron en Casa Rosada. “Y…como para no estar sonrientes, si eran parte del monopolio de las construcciones de un país entero”.

"A los empresarios hay que darles un golpe para que canten y catorce para que se callen" dice un político curtido en esto de pasar un par de años a la sombra para lavar plata sucia ganada entre vueltos y licitaciones. El primero en hablar de coimas fue Carlos Wagner, ex presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, quien expuso un sistema que era vox populi, llamado el "Club de la obra pública". Sin que se le moviera un músculo de la cara, mencionó a decenas de constructoras que formaban parte de la cartelización que disfrutaba de un retorno de "entre el 10 y el 20% del monto total de obra". Otro de los empresarios que no está dispuesto a pasar una noche preso es el poderoso Aldo Roggio, quien admitió el pago de coimas al ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime. El empresario fue imputado como parte de una asociación ilícita compuesta por los principales directivos de empresas de primera línea quienes entregaban coimas millonarias a ese ser nefasto llamado Roberto Baratta, que recaudaba en nombre de otro más siniestro llamado Julio De Vido. "El cajero de Néstor y Cristina" gritaba a los cuatros vientos Elisa Carrió, allá por el 2004, mientras era tildada de loca.

“Si por alguna de esas casualidades, nuestro Movimiento Nacional y Popular no llegara a gobernar durante toda la vida este país, ni se te ocurra abrir la boca y contar algo de lo que viste, Juan Manuel”, parece decirle Cristina. “Quedate tranquila, que no sale de la provincia de Buenos Aires”.
“Si por alguna de esas casualidades, nuestro Movimiento Nacional y Popular no llegara a gobernar durante toda la vida este país, ni se te ocurra abrir la boca y contar algo de lo que viste, Juan Manuel”, parece decirle Cristina. “Quedate tranquila, que no sale de la provincia de Buenos Aires”.

Cuando parecía que habíamos visto todo, entró en escena el traidor menos pensado; Juan Manuel Abal Medina, quien confirmó la existencia de aportes para la campaña legislativa de 2013 y señaló que los recolectaba Roberto Baratta (quién lo hubiera imaginado). Su sola presencia en Comodoro Py alcanzó para que al otro ex Jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, le agarrara un brote psicótico y lo tildara de traidor a la Patria. Extraña manera de entender el concepto de Patria ¿o será que confundieron que la Patria era propia?. El que no se calló nada es su ex secretario, Hugo Martín Larraburu, quien mandó al frente a dos adalides de la militancia: Andrés "El Cuervo" Larroque y José Ottavis, a quienes enchastró dentro del circuito del dinero ilegal que recibía el kirchnerismo de parte de los empresarios. ¿Larroque no es el mismo que maltrató en vivo a Juan Miceli -en aquel momento conductor del noticiero de la TVP- por hacerle una pregunta incómoda? Si no fue él, es alguien con el mismo nivel de soberbia, capaz de pensar que el boomerang no da la vuelta.

El ex Ministro de Planificación, Julio de Vido, y la ex Presidente Cristina Kirchner, juran que no vieron absolutamente nada durante 12 años. Salvo José López, el ex secretario de Obras Públicas, que de golpe recuperó la memoria y largó todo. La que se viene.
El ex Ministro de Planificación, Julio de Vido, y la ex Presidente Cristina Kirchner, juran que no vieron absolutamente nada durante 12 años. Salvo José López, el ex secretario de Obras Públicas, que de golpe recuperó la memoria y largó todo. La que se viene.

El martes pasado, José López se había negado a declarar en el marco de la causa por los cuadernos, pero ante este panorama, donde cada vez queda menos margen para zafar, lo pensó bien. "No puedo ser el boludo que siga cubriendo a esta manga de delincuentes que se quedaban con todo y a nosotros nos daban unos luncheon tickets para almorzar". Por eso este viernes pidió declarar ante Stornelli, quien se mostró satisfecho con la data: "Básicamente, mandó al frente a Julio De Vido (nunca lo hubiéramos imaginado) y a un listado de políticos, funcionarios y empresarios. Es más, se entusiasmó tanto que terminó contando que le robaba mielcitas al kiosquero del colegio primario en su infancia". Ahora sólo falta que Bonadío decida si lo acepta como parte de los cientos de imputados colaboradores (no olvidemos que López ya está siendo juzgado por el delito de enriquecimiento ilícito cuando fue detenido en un convento con bolsos que contenían casi 9 millones de dólares). "Lo loco es que, al lado de lo que acaba de contar, los nueve palos parecen un vuelto".

Un mes y medio atrás, el ladrón más famoso del país salió de la cárcel y revolucionó las redes sociales. Hoy es otro de los arrepentidos. “En realidad me arrepiento de haber afanado camiones de caudales cuando podría haberme robado un país entero como estos”
Un mes y medio atrás, el ladrón más famoso del país salió de la cárcel y revolucionó las redes sociales. Hoy es otro de los arrepentidos. “En realidad me arrepiento de haber afanado camiones de caudales cuando podría haberme robado un país entero como estos”

"Cristina tiene razón, somos unos boludos al lado de ella. Y yo soy el más boludo de todos. Cada vez que pienso que me comí 33 años en cana por afanar un 1% de lo que se llevaron estos delincuentes, me pregunto cómo puede ser que me haya equivocado tan fiero. En lugar de ladrón tendría que haber sido político", deslizó el Gordo Valor entre sus íntimos. Suena descabellado pero tiene lógica. Toda una vida siendo gobernados por políticos corruptos en complicidad con la Justicia, entonces este hampón que puso en jaque a la Maldita Policía de los 80 y los 90, parece Bambi en comparación con esta banda que se robó miles de millones de dólares en 12 años. "Lo que tiene que hacer Macri es aprovechar para mostrarle a la gente cómo recibió el país después que se fueron estos", dice el taxista que nos trae de vuelta. "Los cuadernos son eso que Durán Barba le decía que no blanqueara para que el país no se deprimiera. Hay que barajar y dar de vuelta".