“¡Qué se ponga!”: la increíble historia de Gila, el genial humorista que fue fusilado y convirtió sus penurias en risas

Lanzaba esa frase con el tubo del teléfono pegado a su oreja. Así empezaba su rutina el cómico español que murió hace 20 años. Narraba historias en las que él era siempre el antihéroe, enhebraba un chiste tras otro mientras mostraba los absurdos de la sociedad y de la guerra. Ingenioso y mordaz, transformó su difícil vida en gags que hicieron reír a España y América

TE PUEDE INTERESAR