A 75 años del Juicio de Núremberg: el pedido de Churchill de ejecutar nazis en 6 horas, la pastilla que salvó de la horca a un jerarca y una condena ejemplar

La decisión de someter a un tribunal a los cabecillas del régimen nazi fue la línea que dividió la justicia de la venganza. Con pruebas irrefutables, las sentencias fueron terminantes e inapelables. Los entretelones de la lucha de Churchill y Stalin por imponer su voluntad y el papel decisivo de los Estados Unidos para llegar a esta instancia histórica

TE PUEDE INTERESAR