Se cumplieron 20 años de Pizza, birra, faso, opera prima de Caetano (codirigida por Bruno Stagnaro) que provocó un cambio en la forma de hablar y comportarse de los personajes. “Había que apropiarse de lo coloquial. Después de esa película, ese lenguaje quedó instalado”, cuenta.
Se cumplieron 20 años de Pizza, birra, faso, opera prima de Caetano (codirigida por Bruno Stagnaro) que provocó un cambio en la forma de hablar y comportarse de los personajes. “Había que apropiarse de lo coloquial. Después de esa película, ese lenguaje quedó instalado”, cuenta.

Dice Adrián Caetano (el director de Sandro y El Marginal 2, grandes éxitos de la tevé del 2018), que como este invierno hizo tanto frío y no daba para salir a caminar, se encerró tres meses a escribir guiones. De esa labor surgió la nueva historia que prepara para la pantalla sobre un personaje muy popular: Carlitos Tévez, el delantero de Boca Juniors.

–¿Y cómo viene eso?

–No sé… Se viene como postergando. Pensábamos hacerla este año, pero me parece que será en 2019.

–¿Van a esperar que se retire?

–Jaja… Es difícil. Mirá, con Sandro fue otra cosa. Era un mito popular que ya no está. Además, si Sandro hubiese estado vivo, a su serie la habría hecho él. Tenía talento para eso. Cuando la persona está viva se complica. Lo más difícil es decidir qué parte contar.

–¿Qué te interesa de Tévez?

–Lo menos cliché. Su pre-adolescencia. Dos años de su vida en los 90'. Sólo eso. Lo demás es todo lo mismo. Lo encontrás en YouTube: ponés "los mejores goles de Tévez" y listo. Hay mil entrevistas. No me atraía hacer otra biopic sobre la vida de un futbolista.

Después de un gran 2018, el director de Sandro y El marginal 2 prepara la serie sobre Carlos Tévez, que se grabaría el año que viene: “Me interesa su preadolescencia, no hacer otra biopic de un futbolista”
Después de un gran 2018, el director de Sandro y El marginal 2 prepara la serie sobre Carlos Tévez, que se grabaría el año que viene: “Me interesa su preadolescencia, no hacer otra biopic de un futbolista”

–¿Hablaste con él?

–Sí, y con su familia. Salvo su padre biológico, todos viven. Estamos con los guiones de sus ocho capítulos.

–¿Cómo lo viste?

–Y… es un hombre muy ocupado (sonríe). Yo había estado vinculado a Tévez años atrás. Me habían llamado de Rostock… –¿te acordás, la productora de Gastón Pauls?–. Iban a hacer la película. Tuvimos reuniones. Después quebró y eso quedó colgado.

–¿Ya tenés a "tu Carlitos Tévez"?

–Sí. Pero no puedo decir quién es… Un pibe de 14, 15 años. El que sí va a aparecer es el propio Tévez, como él. No sé de qué manera, pero su testimonio es fundamental.

–¿La vas a filmar en Fuerte Apache?

–No es fácil grabar ahí. Y tampoco sirve entrar y no tener el barrio a disposición. Estéticamente me gustaría darle realismo y crudeza, algo como El marginal. No digo ser morboso, pero sí crudo.

Por Hugo Martin.
Fotos: Maximiliano Vernazza y archivo Atlántida.