"Soy el loco que cree que la risa lo cura todo".
Patch Adams, conocido como el médico de la risoterapia.
………………………………………………………..
José Pellucchi (55) salía de una guardia en la terapia intensiva del hospital Udaondo y decidió ponerse el vestuario que tan pacientemente le habían cosido y bordado sus compañeras.

Los Payamédicos(Foto Alejandro Carra/GENTE)
Los Payamédicos(Foto Alejandro Carra/GENTE)

José estudió en la UBA y se recibió de psiquiatra en 1992, pero siempre tuvo al teatro como vocación. Como en ese entonces se encontraba realizando la obra Seres leves en el teatro San Martín, llevó su traje para remendar. Cuando se lo puso e ingresó a terapia intensiva empezó a recrear escenas: notó que la frecuencia cardíaca y la presión arterial de los chicos había comenzado a bajar. Eso resultó un disparador.

A los pocos días, Pellucchi se juntó con médicos del hospital Rivadavia, con quienes integraba el grupo teatral Los Rivas, que hacía actuaciones sobre prevención de salud, vacunación, adicciones y violencia doméstica.

Así, decidió fundar los Payamédicos. "Arrancamos con escenas en el Udaondo y luego se agregó el Hospital de Clínicas. De entrada nos llamamos Hospiteatro y luego surgió el nombre actual. Todo ocurrió seis años antes del estreno de la película Patch Adams (1998)… Claro que el filme nos dio mucho empuje. ¡No éramos los únicos locos en el mundo que hacían esto!", cuenta José.

Payamédicos en acción.
Payamédicos en acción.

Hoy hay más de siete mil Payamédicos en la Argentina y unos mil en Chile. Es tanta la repercusión y buena onda que generaron entre pacientes, amigos y familiares, que durante todo el año tienen una obra de teatro en cartel, Juguete, juguete, que se representa en el teatro La Comedia los fines de semana a las 15 horas.

Con dirección, guión y escenografía de Pellucchi y música de Carlos Gianni, la puesta en escena intenta conectar dos mundos: el de los juguetes tecnológicos y el antiguo, que rescata el trompo, el barrilete, los autitos de madera y el monopatín.

"Es una obra para chicos y grandes, un mensaje de amor, en el que se valora la conexión que debe existir entre padres e hijos a la hora de jugar. La risa evita que aparezcan muchas enfermedades o mejora su pronóstico", asegura el médico.
Con ustedes, el elenco:

Violeta Pérez Blomberg (33). Tiene dos hijas, Uma, de 5 años, y Román, de uno y medio.Hace seis que es especialista en Psiquiatría Perinatal y pertenece al equipo interdisciplinario de Perinatología en el hospital Rivadavia. A los 15 años ingresó al grupo de teatro de la Facultad de Medicina. Participa de manera activa en Payamédicos desde 2003, cuando se transformó en ONG. Estudió teatro desde chica y es autora de las letras de las canciones. "La idea es producir salud junto a quienes nos vienen a ver. ¡Queremos que aumenten las pasiones alegres!", reflexiona.

Natalia Mariel del Pino. (Foto Alejandro Carra/GENTE)
Natalia Mariel del Pino. (Foto Alejandro Carra/GENTE)

Natalia Mariel Del Pin (30). Es mamá de Sofía (11) y trabaja en una empresa de emergencias médicas. Hace tres años realizó por Internet el curso para unirse a los Payamédicos. "Te hace mejor persona", explica, y se le llenan los ojos de lágrimas. "Recuerdo que entramos a una habitación de mujeres de entre 70 y 80 años e hicimos un concierto de tango. Dos comenzaron a cantar y otras se pusieron a tocar instrumentos imaginarios: fue hermoso".

María Laura Fontanellas como payamédica. (Foto Alejandro Carra/GENTE)
María Laura Fontanellas como payamédica. (Foto Alejandro Carra/GENTE)

Mariana Laura Fontanellas (50). Está casada con Alejandro (también médico) y es mamá de tres hijos: Matías (25), Agustín (20) y Lucila (14). Es pediatra y actualmente trabaja como perito médico en el Cuerpo Técnico Auxiliar de Menores del Poder Judicial de la provincia de Buenos Aires, y como médica en el colegio Grilli Canning. "Esto es una caricia para el alma. Mi personaje se llama Lulita Tricuspidea; me permitió cambiar estructuras rígidas, que arrastramos desde nuestra formación, para conectarme con mi interior y con las otras personas".

La payamédica Andrea Migliano. (Foto Alejandro Carra/GENTE)
La payamédica Andrea Migliano. (Foto Alejandro Carra/GENTE)

Andrea Migliano (55). Lleva treinta años trabajando como pediatra. Es mamá de Emilia (29) y de Luciana (27). Actualmente atiende en su consultorio particular en Lanús. En la obra es Emilu Globulina. "Es hermoso lo que se genera con los chicos y con la gente: se enganchan sin problemas. Actuar me cambió la vida".

Paula Andrea Moreno como payamédica. (Foto Alejandro Carra/GENTE)
Paula Andrea Moreno como payamédica. (Foto Alejandro Carra/GENTE)

Paula Andrea Moreno (45). Es asistente dental y forma parte de la Comisión Directiva de la Asociación Civil Payamédicos. Su función es la de asistente de dirección y producción de la obra, donde interpreta a Holinda Cubito Radial: "Una vez fui al hospital Roffo… Había un señor al que le habían amputado una pierna por el cáncer. Estaba con la hija y era su cumpleaños: cuando nos vio, se llenó de alegría y nos dijo: 'En este lugar no se puede ser más feliz'. Eso me cambió la forma de ver los problemas de la vida".

El payamédico José Pelucchi. (Foto Alejandro Carra/GENTE)
El payamédico José Pelucchi. (Foto Alejandro Carra/GENTE)

José Pellucchi (55). Uno de los creadores de la ONG y motor de la obra. Papá de Bruno (21), Uma (5) y Román (un año y medio), estudió Teatro y Bellas Artes desde niño. "Nos presentamos en lugares como la Casa de Ronald McDonald. Allí, mi personaje interactuó mucho con Fiorella, una nena que hoy está bien y es payamediquita. Beatriz, su mamá, también se sumó. Y la coordinadora hoy es una de las actrices".

Todos confiesan que ser Payamédicos les cambió la vida. Ellos, con su generosidad, aportaron alegría a la de muchos. Arriba el telón.

Por Sergio Oviedo