Millie Bobby Brown, en el auditorio The Shrine de Los Angeles, durante la edición número 24 de la premiación del Sindicato de Actores.
Millie Bobby Brown, en el auditorio The Shrine de Los Angeles, durante la edición número 24 de la premiación del Sindicato de Actores.

El 11 de julio de 2016, Millie Bobby Brown (14) volvía en auto de la première de Stranger things desde Los Ángeles a San Francisco, cuando notó que algo "crecía" –y mucho– en su teléfono. Había llegado al evento de Netflix con 25 seguidores de Instagram y "de pronto perdí la cuenta: tres meses después sumaba casi dos millones; ¡fue demasiado!", contó más de una vez la nueva niña prodigio del star system americano.

Al cierre de esta nota, el número de followers de @milliebobbybrown asciende a 15,9 millones. De ahí que cada uno de sus movimientos sea furor. ¿Los últimos? Subió un video bailando The Floss: alcanzó las 12 millones de reproducciones en tres días. Y posteó un story cantando Despacito –con más de un pifie en la letra– y se viralizó.

Claro que además de Instagram tiene Twitter (@milliebbrown, con 2,21 millones de seguidores) y una cuenta contra el bullying (@milliestophate, con 160 mil…). Sí, todo lo que rodea a Bobby Brown huele a millones.

Como Eleven, la niña con poderes telekinéticos de la serie.
Como Eleven, la niña con poderes telekinéticos de la serie.

COBRANDO LA APUESTA. Hija de británicos, Millie nació en Marbella –España– el 19 de febrero de 2004. Creció como la tercera de cuatro hermanos (los otros son Paige –24–, Charly –19– y Ava –5–), y cuando tenía cuatro años se mudó a Bournemouth, al sur Inglaterra, de donde son originarios sus padres.

En 2011, decididos a que la pequeña probara suerte en la actuación, el clan migró a los Estados Unidos (primero a Orlando y después a Los Angeles). Si bien la menudita niña pronto consiguió algún que otro papel secundario en Grey's anatomy, Modern family y Once upon a time, la cosa no prosperaba como esperaban…

Junto a sus padres, Robert y Kelly, que vendieron todo para probar suerte con su hija.
Junto a sus padres, Robert y Kelly, que vendieron todo para probar suerte con su hija.

Pero en 2015, cuando ya planeaban volver a Gran Bretaña con una mano atrás y otra adelante, Stranger things irrumpió en su vida. Entonces la morochita de doce años, que acababa de ser elegida en el casting de Netflix, debió raparse hasta convertirse en la Eleven del drama de ciencia ficción ambientado en los años 80' que a la fecha se encamina a su tercera temporada.

"Me tocaba llorar. Como tenía las emociones a flor de piel, me salió muy bien y quedé", contó en televisión cuando el éxito ya estaba consumado. Mientras, a S Magazine le aseguró: "Hace cuatro años que no voy al colegio; estudio en casa. Así que no tengo amigos… Pero no hay nada de malo en eso. Al revés: me alcanza con mis compañeros de set. No necesito a nadie más".

¿Su vínculo con Winona Ryder? "Para mi cumpleaños me regaló una alianza matrimonial irlandesa. Representa la lealtad, la amistad y el amor", detalló sobre su colega de elenco.

Cuando ganó como Actriz en la entrega de los Premios MTV, en mayo del año pasado.
Cuando ganó como Actriz en la entrega de los Premios MTV, en mayo del año pasado.

Amante del boxeo y las artes marciales, ya fue tapa de las revistas Vogue, Variety, Elle, Interview y L'Officiel y, en nombre de la agencia de IMG Models que representa, protagonizó las campañas de Calvin Klein y Converse. Al mismo tiempo, marcas como Gucci, Kenzo, Burberry, Valentino, Louis Vuitton, Marc Jacobs, Armani y Uggs se pelean por vestirla.

En el plano actoral, su manager es el gigante William Morris Endeavor y tiene una empresa familiar montada en torno a su persona: sus hermanos le manejan las redes y sus padres la acompañan a sol y a sombra.

Por algo la revista Time la eligió en 2017 como una de las 30 personalidades jóvenes más importantes del año. También logró el primer puesto entre los más buscados en el portal de cine IMDb, la Biblia de los actores.

Con una fortuna calculada en 6.98 millones de dólares (se llevará otros tres por la próxima temporada de Stranger things), mientras crece la expectativa de sus fans por verla saltar a la pantalla grande en 2019 con Godzilla: King of Monsters,

Matt Duffer, creador de la serie que la consagró, se anima a definirla así: "Aún no encontramos algo que Millie no pueda hacer en cámara. Le puedo tirar una recta que la va a batear. Es como una cantante que llega a cualquier nota. Tiene un rango absolutamente increíble", cierra sobre Bobby Brown, quien aunque viene noviando con el cantante y youtuber Jacob Sartorius, a los catorce años ya parece casada con el estrellato.

Por Ana van Gelderen.

Fotos: AFP y archivo Atlántida.

SEGUÍ LEYENDO: