Melisa Garat después de recorrer el mundo con su arte quiere ser parte del Bailando(Foto Fabián Uset/GENTE)
Melisa Garat después de recorrer el mundo con su arte quiere ser parte del Bailando(Foto Fabián Uset/GENTE)

"Mi padre siempre me cuenta que un día me acerqué a él mientras miraba un partido de básquet de la NBA y le dije: 'Papá, quiero bailar ballet clásico'. Así nomás… Mis abuelos Rodolfo y Rosana siempre me insistían para que estudiara algo relacionado con el baile y la actuación, porque en las reuniones familiares hacía shows. Pero recién arranqué cuando mi abuelo me dijo que si yo tomaba clases en la Escuela de Danzas de Bahía Blanca, él me regalaba caramelos. Gracias a esa 'apuesta' terminé graduándome en el American Ballet Theatre de Nueva York", cuenta Melisa Garat (28) en un brevísimo resumen de esta carrera que la llevó bien alto. Becada para estudiar con los máximos maestros a los trece años, su metro setenta y cinco se eleva cada vez que sube al escenario.

–¿Cómo tomó tu familia esta vocación?

–Siempre supe que iba a ser bailarina. Ellos me apoyaron en cada paso. Fue muy fuerte, porque cuando obtuve la beca en lo de Julio Bocca y Maximiliano Guerra vivíamos en Bahía Blanca, y yo estaba dispuesta a dejar todo para venirme a Buenos Aires. Entonces se dieron cuenta de que la cosa venía muy en serio. Además, mis maestros Liliana Rodríguez, Eduardo Yedro y Liliana Belfiore les hicieron entender a mis padres que lo mío era el ballet. Hoy, cuando tengo que firmar un contrato o tomar una decisión importante, tanto en mi vida o para mi carrera, siempre los llamo.

Melisa Garat fue bailarina del Teatro Colón (Foto Fabián Uset/GENTE)
Melisa Garat fue bailarina del Teatro Colón (Foto Fabián Uset/GENTE)

–También fuiste bailarina del Teatro Colón.

–Sí, pero mi paso por la escuela fue breve: sólo dos años… Llegué a estar en el ballet juvenil. Para ingresar me preparé un montón, porque entraba uno de quinientos, y por suerte fui yo. Para lograrlo, todos los días tomaba clases de folclore, danzas españolas, repertorio, puntas, partenaire, música y francés. Una vez adentro me ofrecieron una beca en el American Ballet y en el Royal Ballet. Finalmente, me terminé graduando con honores como bailarina profesional del American.

–¿Con qué bailarines importantes trabajaste?

–En mi primer año me llamaron de Vogue Italia, para ser fotografiada por Steven Meisel junto al mejor bailarín de todos los tiempos, Mijail Baryshnikov… Increíble. Después, Amanda McKerrow vino a montar una coreografía para la segunda compañía, y terminó eligiéndome para tomar clases con la compañía principal, donde estaban todos los primeros bailarines. Entre ellos, nuestra Paloma Herrera.

–¿Es verdad que bailaste para Barack Obama y Donald Trump?

–Sí, para ambos. El día de mi graduación bailé junto a la compañía principal del American Ballet en el Metropolitan Opera House; nos presentaron Michelle Obama y Hillary Clinton. También bailé el Cascanueces para Trump, antes de que fuera presidente, en una cena de gala de Navidad.

–¿Cuál te gustaría que fuera tu próximo paso profesional?

Me encantaría ir al Bailando por un sueño. Sería una gran oportunidad para llegar desde el lado artístico a todas las casas del país, mostrar el arte y la cultura de la danza. Yo amo bailar, y siento que es un buen lugar en el que uno puede demostrar lo que sabe.

Melisa Garat (Foto Fabián Uset/GENTE)
Melisa Garat (Foto Fabián Uset/GENTE)

–¿Cómo descubriste que también podías ser modelo?

–El American Ballet hacía galas todos los años. Me invitaban siempre porque hablaba muy bien inglés. Venían las personalidades más importantes de Nueva York a ver las funciones… Un año, Carolina Herrera y Naomi Campbell me insistieron para que me dedicara al modelaje. Una de las agencias top de la ciudad me ofreció un contrato que no pude rechazar, y empecé a modelar a la par del ballet.

–¿Para qué marcas importantes trabajaste?

–Desfilé para Louis Vuitton, hice videos para Chanel, Belstuff, American Eagle, Reem Acra… Participé de los desfiles para la temporada 9 de Project Runway, con Michael Kors y Heidi Klum… Además, desfilé en las pasarelas de los Fashion Week de Nueva York, Londres y Tokio. A Japón fui originalmente a filmar el primer comercial 3D de Sony, y terminé quedándome tres meses.

Melisa Garat fue modelo y musa de marcas internacionales (Foto Fabián Uset/GENTE)
Melisa Garat fue modelo y musa de marcas internacionales (Foto Fabián Uset/GENTE)

–¿Por qué decidiste volver a la Argentina?

–Porque después de pasar una Navidad y un Año Nuevo con mi familia, me vinieron ganas de quedarme cerca de mis seres queridos, de mi cultura, y también porque quería estudiar teatro acá. Pasa que cuando estaba en el American me llamaron para audicionar para dos películas de Hollywood, y me picó el bichito de la actuación.

–¿Para mantener ese cuerpo te cuidás en las comidas?

–No tanto. Elijo una alimentación saludable y libre de gluten, y hago mucha actividad física. Esa es la única clave para sentirme bien.

–¿Estás de novia?

–Sí, salgo con Patricio Sardelli (31), el guitarrista y cantante de Airbag. Nos vimos en un boliche y sin saber quién era me impactó. Una amiga me dijo que era famoso y ahí no quise saber más nada. Pero a los pocos días nos cruzamos en un evento, él le pidió mi teléfono a un amigo en común y me escribió. Me invitó a cenar, pero yo me estaba yendo a modelar a Nueva York por un mes, y por eso le dije que no. Después de insistirme mucho lo agregué a mi Skype y hablamos durante todo mi viaje. Cuando volví fuimos a cenar y recién ahí me enteré bien quién era. Desde ese día nunca nos separamos, y de eso van a hacer ya cinco años. Igual no vivimos juntos, ya que somos muy independientes los dos.

–¿Priorizás tu carrera a tu vida personal?

–No, yo siempre hago lo que quiero: tuve y tengo esa suerte de poder elegir.

–¿Cómo sigue el 2018?

–Este año se estrenará Heidi, bienvenida a casa, la segunda temporada de la serie infanto-juvenil de Nickelodeon que coprotagonizo. Es una joven bailarina de ballet, fanática de París y con una imaginación maravillosa. Un personaje que me encantó componer y al que le agregué mi pasión, mi baile y mi francés. Ahora se está transmitiendo la primera temporada en América latina y Europa. Además, estoy muy entusiasmada con Multitalent, la agencia que me representa, porque me entiende y vamos tomando juntos las decisiones de mi carrera como actriz. Estoy muy contenta con todas las propuestas y desafíos que se me presentan.

Por Pablo Procopio