Las hermanas Legrand: Mirtha y Silvia. (Foto: Archivo Atlántida)
Las hermanas Legrand: Mirtha y Silvia. (Foto: Archivo Atlántida)

Mirtha y Silvia Legrand comenzaron a transitar el camino de la actuación juntas. Eran dos niñas cuando tomaron sus primera clases en los cursos infantiles del Teatro Municipal de Rosario, después de dejar su Villa Cañas natal en la provincia de Santa Fe.

En esa época las llamaban Rosa María Juana y María Aurelia Paula Martínez Suárez, respectivamente. Fue después de la muerte de su padre y de instalarse junto a su madre en La Paternal que adoptaron sus nombres artísticos.  Ricardo Cerebello, que oficiaba de representante, les propuso usar nombres artísticos.

En un principio las hermanas gemelas trabajaban juntas. Hay que educar a Nini, Novios para las muchachas, Soñar no cuesta nada y Claro de Luna son algunas de las películas en las que compartieron cartel.

Mirtha y Golie el día de su cumpleaños 90. (Foto: Archivo Atlántida.)
Mirtha y Golie el día de su cumpleaños 90. (Foto: Archivo Atlántida.)

Pero Goldie, como la llaman cariñosamente en la familia, se enamoró y poco a poco se despidió de la actuación. En 1944 se casó con el coronel del ejército Eduardo Lopina, fallecido en 2005. Con él tuvo dos hijas: Gloria y Mónica.

Aunque no compartieron más sets de filmación, sí comparten su vida y se muestran muy afectuosas entre ellas y con su hermano José Antonio Martínez Suárez.

Mirtha, que con sus almuerzos acaba de batir el récord estando al frente del programa con más vigencia en la televisión mundial, también se enamoró. Pero en su caso el matrimonio con Daniel Tinayre fue un aliciente para su impresionante carrera como actriz primero y conductora después.

Entre 1940 y 1965 filmó más de 30 películas. Safo, historia de una pasión (1943) fue su primer rotundo éxito de taquilla. La señora Pérez se divorcia, La pícara soñadora y La Patota son solo alguno de los otros éxitos que realizó.

En teatro también supo cosechar aplausos. Debuto con La Luna es azul (1957) y se destaco en obras como 40 kilates o Potiche.

En la televisión sigue al frente, después de 50 temporadas, de Almorzándo con Mirtha Legrand.

Su único y gran amor fue Daniel Tinayre con quien se casó en 1945. Tuvieron dos hijos: Daniel y Marcela. Primero la muerte de su esposo en 1994 y luego la trágica muerte de su hijo Daniel en 1999 a causa de una larga enfermedad la dejaron devastada. Pero Mirtha se repuso y volvió a trabajar.

Hoy su programa marca la agenda de actualidad y se da el gusto durante el verano de hacerlo desde Mar del Plata. Allí su anfitriona de lujo es su querida amiga María del Carmén Álvarez Argüelles.