Ivana Figueiras habla del conflicto con Nicole Neumann (Foto Fabián Uset/revista GENTE)
Ivana Figueiras habla del conflicto con Nicole Neumann (Foto Fabián Uset/revista GENTE)

Nos recibe en su nueva tienda de la calle Honduras, aquella que en su momento fue de Nicole Neumann con la marca de indumentaria y calzado Nikka N. –que cerró en el mes de marzo–, y pasó a ser el showroom de Pompavana.

"Más allá de todo el lío que se armó ¡estoy feliz con el nuevo local! Veníamos buscando dar un salto a un lugar más grande, y esta apertura significa un crecimiento muy grande para la marca", asegura Ivana Figueiras (30), que desde hace tres años está al frente –junto a su prima– de la firma de ropa interior y lencería.

Entusiasmada, nos brinda una visita guiada por el lugar antes de comenzar con la producción de fotos, mientras ofrece café. "Siempre conviví con el prejuicio de que como vengo de una familia adinerada (N. de la R.: es hija de Marcelo Figueiras, dueño de los laboratorios Richmond) no puedo ganar mi plata. Poder bancarme sola con este proyecto esta buenísimo y me hace sentir muy bien. Si quisiera podría no trabajar, pero tener mi marca y que me vaya bien en lo que me gusta me hace sentir realizada", cuenta la empresaria.

Ivana Figueiras (Foto Fabián Uset/revista GENTE)
Ivana Figueiras (Foto Fabián Uset/revista GENTE)

–¿Cómo fue tu desembarco en el ex local de Nicole?

–Cuando Fabián (Cubero) estaba cerrando, me llamó para que pasara y me ofreció unas telas, porque estaban vaciando todo. Lo primero que le pregunté es si estaba seguro, porque lo último que me faltaba era que además de "drogadicta" y "suicida" (dice en referencia a los mensajes de WhatsApp que le mandó Neumann), Nicole me tratara de chorra. También me confirmó que se iban. Como me encantó el local, me pasó los contactos del dueño para tramitar el contrato de alquiler, y le compré los muebles.

–Te acusaron de tirar las cajas y bolsas de Nikka N.

–Es que dejaron todo… ¿Qué iba a hacer? El lugar estaba repleto de cosas. Lo que no servía lo tiré y el resto lo doné. Avisé por las redes y al día siguiente no paraba de sonar el timbre con gente que venía a buscar donaciones. La verdad, me alegré mucho de poder dar una mano. Me gusta involucrarme en causas solidarias.

Ivana Figueiras (Foto Fabián Uset/revista GENTE)
Ivana Figueiras (Foto Fabián Uset/revista GENTE)

ENEMIGAS INTIMAS. "Estoy tranquila, porque nunca tuve una relación de amistad con Nicole, de hablar por teléfono o vernos solas. Tampoco teníamos mala onda, sólo que nunca se dio. Además, no llegamos a compartir mucho con ella, porque cuando Tomi (Guarracino, su pareja y padre de su hija menor, Suri, de dos años –también tiene a Juana, de diez, de una relación anterior–) se hizo amigo de Fabián, ellos ya estaban mal. Por eso, cuando se separaron quedamos amigos de él y hoy somos hasta vecinos. Es un gran padre y amigo, y muy atento", cuenta Ivana. ¿Su relación con Mica Viciconte? "Tenemos muy buena onda, es un amor", revela.

–En su última entrevista en GENTE, Nicole dijo que nunca supo cuál fue el detonante de la enemistad entre ustedes, y que mientras estaba casada con Cubero para vos ella era "la mejor en todo". ¿Qué ocurrió realmente?

–Nicole siempre quiere tergiversar todo. Primero, si admiro a alguien es a mujeres trascendentes, o a mi mamá. El conflicto arrancó después de que subí un video a Instagram con mi pareja, cargándolo porque tenía el labio hinchado. Parece que se sintió muy tocada, porque una seguidora le dijo que me estaba burlando de ella, cuando ni la nombré. Fue hasta infantil de su parte. Después me mandó los chats amenazadores.

Ivana Figueiras (Foto Fabián Uset/revista GENTE)
Ivana Figueiras (Foto Fabián Uset/revista GENTE)

–¿Esos en los que dijo: "Ojo que sé mucho de vos. Drogas, intentos de suicidio y demás, con criaturas al pie"?
–Sí, fueron bastante fuertes. No entiendo cómo puede inventar ese tipo de cosas, y cómo se puede ser tan oscura. Y si fuera verdad, ¿qué necesidad tenés de decir algo tan grave? No son temas para tomárselos en broma. Además, viniendo de una persona que tiene hijas… Ya no tenemos veinte años: ella es madre, tiene cuarenta y me lleva una década…

–También te criticó el cuerpo. ¿Cómo lo tomaste?

–Como de quien viene… Quiso meter el dedo en la llaga, porque sabía que me sentía mal físicamente después de tener a Suri por cesárea.

–¿Cómo te llevás con tu imagen?

–¡Obvio que mi cuerpo no es el mismo que a los veinte! Tengo dos hijas y una empresa, y no me queda tiempo para internarme en un gimnasio. Además, tampoco es mi prioridad, porque no vivo de mi imagen. Ya hice un par de campañas y me saqué las ganas.

–Hace un tiempo se te vio en las redes recibiendo unas alianzas de tu pareja. ¿Se casan?

–No, no, por ahora no. Ni nos casamos ni agrandamos la familia… ¡Pompavana ya es como un hijo más!

–¿Es cierto que te propusieron participar en el Bailando?

–Sí, pero estoy evaluando porque no sé bailar. Igual, 'nunca digas nunca'.

Por Maru Cociffi