Madonna está en Brasil y en uno de los tantos paseos que está realizando visitó una favela. El paseo cobró relevancia porque fue sólo dos días después de la muerte de una turista española por disparos de la policía cuando el vehículo en que viajaba se saltó un control en la famosa y peligrosa Rocinha.

La Reina del pop realizó un paseo por el Morro da Providencia, una barriada pobre ubicada en el centro de Río de Janeiro y se fotografió junto a efectivos de la policía local que estaban fuertemente armados y destacaron la presencia de la cantante desde su cuenta de Facebook.

La estrella de la música llegó el pasado lunes 23 de octubre a Río para asistir al casamiento de la modelo brasileña Michelle Alves y el productor artístico Guy Oseary, que se dieron el "Sí, quiero" a los pies de la estatua del Cristo Redentor.

Entre los famosos invitados estuvieron Bono, líder de U2, los músicos de Red Hot Chili Peppers y Ashton Kutcher, Demi Moore y Dakota Johnson por el lado de los actores.

Desde las redes sociales Madonna compartió los distintos momentos y salidas en Brasil en las que se mostró acompañada de tres de sus seis hijos: Mercy James y las gemelas Stella y Esther Ciccone.

Una de las visitas fue a la Casa Amarela, un centro cultural en el Morro da Providencia en el que se ofrecen exposiciones y cursos de artes a los habitantes de esta favela, acompañada por el artista francés JR, uno de los que apoyan la iniciativa.

El paseo de la cantante por la favela se produjo igualmente dos días después de que la turista española María Esperanza Jiménez, de 67 años, murió por disparos de la policía cuando visitaba Rocinha, la mayor favela de Río de Janeiro.

Jiménez y otros turistas paseaban en auto la mañana del lunes 23 cuando "rompieron el bloqueo policial" situado en el Largo do Boiadeiro. La fuerza disparó contra un vehículo y "durante el abordaje verificó que se trataba de un vehículo para el transporte de turistas", de acuerdo con un comunicado de la Policía Militar.

LEA MÁS: