Deathloop retrasa su fecha de lanzamiento a septiembre, en un año signado por demoras, escasez de consolas y cancelaciones

La pandemia de COVID-19 se cobra otra víctima: el exclusivo temporal de PlayStation 5, Deathloop, que llegará en septiembre, de no mediar inconvenientes. Arkane lo anunció a través de Twitter

Deathloop Trailer de jugabilidad

Deathloop es uno de los dos grandes exclusivos de PlayStation 5 que llegarán durante este año junto con Ghostwire Tokyo. Son dos títulos que abarcan géneros por completo distintos pero que comparten una situación muy particular: ambos forman parte de ZeniMax Media, el conglomerado adquirido por Microsoft que incluye estudios como Bethesda, id Software, Tango Gameworks, MachineGames y Arkane, el responsable del desarrollo de Deathloop. Pese a esta movida de expansión de Microsoft, Phil Spencer -Vicepresidente Ejecutivo de Xbox- declaró que respetarán los acuerdos de exclusividad preexistentes a la adquisición. Por esto, Deathloop y Ghostwire Tokyo llegarán en exclusiva a PlayStation 5, pese a que técnicamente son propiedades de Microsoft.

El lanzamiento de Deathloop estaba previsto para el próximo 21 de mayo, pero los planes cambiaron drásticamente a través de un comunicado emitido por Arkane Lyon en sus redes sociales. Mediante una imagen y un video, Dinga Bakaba -Director del juego- y Sebastien Mitton -Director Artístico- se refirieron a la decisión de posponer el lanzamiento de Deathloop, siendo el próximo 14 de septiembre la nueva fecha de salida.

Dinga Bakaba y Sebastien Mitton, dos de los desarrolladores de Deathloop durante el anuncio del cambio de fecha de salida.
Dinga Bakaba y Sebastien Mitton, dos de los desarrolladores de Deathloop durante el anuncio del cambio de fecha de salida.

“Tomamos la decisión de demorar el lanzamiento de Deathloop al 14 de septiembre de 2021. Estamos comprometidos con la calidad y la preservación de las ambiciones de nuestro equipo para con Deathloop, a la vez que tratamos de asegurar salud y seguridad para todos en Arkane. Usaremos este tiempo extra para cumplir con nuestra meta: cerar una experiencia única, con estilo y divertida. Gracias a todos por esperar tanto tiempo de una manera tan paciente, y por toda su pasión y excitación: es el combustible que mueve nuestra creatividad y trabajo duro. ¡No vemos la hora de poder mostrarles más sobre Deathloop, pronto!” Estas fueron las palabras elegidas por los desarrolladores para dar la noticia.

Aunque no dieron razones específicas por las cuales tomaron semejante decisión, es evidente que la pandemia de COVID-19 sigue afectando distintos ámbitos de lo cotidiano y la industria del videojuego no es una excepción. En lo que va del año, numerosos proyectos se han retrasado a raíz de los nuevos desafíos que plantea la pandemia en lo referido al desarrollo de los videojuegos, particularmente cuando se trata de proyectos a gran escala que requieren del trabajo de cientos de personas. Otros grandes títulos que se esperaban para este año y que cambiaron sus fechas son The Lord of the Ring: Gollum y Hogwarts Legacy, ambos para algún momento de 2022. LEGO: The Skywalker Saga también se fue a 2022, al igual que Gotham Knights, Back 4 Blood para fin de año, Halo: Infinite, Gran Turismo 7 y muchos más.

Esto habla a las claras de lo enrarecido que se encuentra el ámbito del videojuego, al menos desde un punto de vista de los títulos de gran escala, conocidos como “AAA”. Por otro lado, ni Sony ni Microsoft están dando abasto con la altísima demanda de consolas de nueva generación a nivel global. Aunque ambas compañías prometen regularizar la situación para mediados de este año, lo cierto es que es muy probable que los problemas de stock de ambos sistemas persistan hasta fin de año. Los más pesimistas hablan directamente de 2022. Esto se debe no sólo a la pandemia de COVID-19 que está afectando distintas partes de las líneas de producción y distribución, sino también por la crisis de los semiconductores. Este material es el alma de todo dispositivo electrónico y su disponibilidad mengua desde antes del año pasado.

La situación se agravó por la pandemia en términos de manufactura, pero también por los cambios en los hábitos de consumo alrededor del mundo, habida cuenta de las disposiciones de distanciamiento social y cuarentenas varias. En este momento la producción de semiconductores ha retomado su cauce normal, pero la escasez generada por el bache productivo más la alta demanda por parte de los consumidores hará que pase tiempo hasta que se retome la normalidad. Esto se refleja directamente en los altos costos que los jugadores en este caso deben afrontar a la hora de comprar ya sea consolas o tarjetas gráficas para PC, otro de los ítems más afectados por la crisis.

De no mediar inconvenientes, Deathloop llegará el 14 de septiembre a PlayStation 5, plataforma donde gozará de una exclusividad de un año antes de llegar a Xbox. Considerando el contexto global, no sería extraño que se vuelva a retrasar su lanzamiento, como tampoco sería raro que más juegos esperados cambien su fecha de salida. La industria del videojuego vibra a la par del contexto global a causa de la pandemia, con un ritmo de completa incertidumbre.