Análisis | NBA 2K21: Un campeón sin retadores

La nueva edición del simulador de basquet se despide la actual generación de consolas sin sobresaltos, con un título pulido y a la altura de las expectativas.

infobae-image

Como cada año, los videojuegos deportivos presentan sus nuevas ediciones que deben estar a la altura de las expectativas de los fans, quienes esperan disfrutar de sus jugadores favoritos, camisetas y estadios. Esto generó una fuerte competencia entre los distintos títulos, dejando un saldo de perdedores y ganadores. Estos últimos lograron, con el paso del tiempo, opacar a sus competidores y transformarse en la cara del género, como es el caso de FIFA, Madden, MLB: The Show y NBA 2K.

Sin embargo, la saga número uno del baloncesto consiguió eliminar a su principal competencia: NBA Live. La franquicia recién mencionada solo salió al mercado en 5 ocasiones en la última década . Esto, sin dudas, cambió el panorama de la desarrolladora y los usuarios, y el NBA 2K se convirtió el parámetro del segmento.

No obstante, pese a que esto es el sueño de toda franquicia, genera dudas en los usuarios sobre la necesidad de comprar la nueva edición año tras año, y pone bajo la lupa las novedades que incluye cada lanzamiento. NBA 2K21, por ejemplo, salió al mercado en un contexto de pandemia global y ante la inminente llegada de la próxima generación de consolas. ¿Afectó realmente al valor del juego?

NBA 2K21_20200908194525
NBA 2K21_20200908194525

El primer vistazo no presenta grandes novedades respecto a su antecesor. Más allá del trabajo estético en renovar las interfaces, las cuales -como siempre- son llamativas y bien pulidas, las modalidades que ofrece son las mismas de las ediciones anteriores, destacando nuevamente Mi Carrera. Esta modalidad, que brinda al usuario la posibilidad de crear un jugador a partir de cero y llevarlo desde el básquetbol universitario a la élite de la NBA, se renueva con una trama interesante llamada The Long Shadow que involucra muy bien al usuario. La historia pasa por Junior, quien es hijo de una leyenda del baloncesto y ahora busca su gloria personal dentro del deporte.

Vale remarcar que, a la hora de crear el jugador, no se encontrará con muchas novedades respecto al título pasado. Esto, sin dudas, es un punto flojo, dado que la presencia de nuevos cortes de pelo, barba y demás, daría un plus a los jugadores.

Con cinemáticas bien logradas y la aparición de actores de la talla de Michael K. Williams (The Wire), Dijmon Hounsou (Guardianes de la galaxia) y el protagonista de la portada, Damian Lillard, Mi Carrera invita al jugador a vivir una experiencia completa en los pies de un joven talento, que pasa por la universidad, intenta llegar al Draft y luego probarse en la élite de la NBA.

NBA 2K21_20200908192851
NBA 2K21_20200908192851

Junto a Mi Carrera se liga Mi Barrio, uno de los modos preferidos de los usuarios desde su estreno en el NBA 2K18. Esta sección, que se habilita una vez pasado el draft, permite medirse contra otros jugadores, desarrollar físicamente al protagonista y personalizarlo a su gusto, siempre y cuando vaya sumando monedas.

En esta edición, el escenario de Mi Barrio se muda a 2K Beach, donde, como lo indica el nombre, el usuario se encontrará con mucho sol y vibra más veraniega. El punto flojo de este mundillo son los micropagos, los cuales se ofrecen a sobremanera debido a la cantidad de objetos personalizables de indumentaria, tatuajes o peinados, entre otros.

Más profundo llega el asunto con las mejores de performance del jugador, incitando así a un claro pay-to-win. Dejando esto último de lado, sin dudas, es la figura del título por todo lo que ofrece y el gran componente social y competitivo.

infobae-image

El otro modo de juego que se destaca es Mi Equipo, el cual, pese a mantener el formato, introduce pequeños cambios con el fin de mejorar la experiencia. Ahora, la modalidad contará con un sistema de temporadas que tendrán la finalidad de ir sumando eventos y naipes a medida que transcurra el tiempo. Estas últimas serán especiales, obteniendo a los mejores con un overall elevado. Las cartas, su vez, podrán intercambiarse para que el jugador pueda sacarse de encima las repetidas.

Tal vez, lo más destacado de esta modalidad pase por el Modo Limitado, el cual es online e invita a los jugadores a probarse todos los fines de semana, similar a lo que sucede en FIFA con FUT Champions. Tendrás reglas específicas para poder participar y grandes recompensas en caso de conseguir buenos resultados. Al finalizar cada evento habrá un campeón, quien se llevará el anillo y algún premio que se espera sea suculento dada la dificultad.

NBA 2K21_20200908192336
NBA 2K21_20200908192336

Algo que se consagró, y es un plus para la desarrolladora, es la posibilidad de elegir jugar con mujeres mediante los equipos de la WNBA. Con esto, 2K demuestra una clara postura de inclusión en el título. La edición que saldrá en la próxima generación de consolas existirá la chance de crear una jugadora en el modo Mi Carrera. Además, también estará disponibles Blacktop, torneos, My Gm, donde se puede ser el manager del equipo y 2K TV, un programa televisivo sobre las novedades del juego.

Pese a que siempre hay lugar para las mejoras, el apartado gráfico es intachable. Hay que considerar que es el último juego de la saga creada para la actual generación de consolas, donde supo sacar la máxima diferencia posible e innovar a lo largo de estos años. La iluminación, los jugadores y las animaciones mantienen el excelente nivel que acostumbra la franquicia.

Esto último va de la mano con la experiencia del juego, la cual no solo busca sumergir al jugador dentro del título, sino también da una sensación de retransmisión del partido. Los relatores, las porristas, los que limpian el sudor de la cancha… todos esos elementos están presentes para emular la experiencia NBA.

NBA 2K21_20200908194525
NBA 2K21_20200908194525

Con su dosis de hip-hop, genero hermanado con el basquet, la banda sonora está acorde al rendimiento del juego. Entre los artistas más destacados aparecen The Weeknd, con su hit Blinding Lights; Roddy Ricch, Jack Harlow y Stormzy.

Para concluir, la experiencia que deja el NBA 2K21 es super positiva. El contexto del cambio de generación de consolas es algo clave, dado que el año, como se dice en la jerga de la NBA, pueden significar minutos basura. Gráficos a la altura, un refresh en las modalidades más jugadas, una nueva historia en el modo carrera y cien equipos, hacen al simulador rey de este deporte un competidor al que nadie quiere enfrentar, al menos por el momento.


MAS NOTICIAS