La desarrolladora de títulos como GTA V y Red Dead Redemption, Rockstar Games, anunció a través de su cuenta de Instagram que estarán prestando ayuda humanitaria para la lucha contra el coronavirus. Para esto, donarán el 5% de los ingresos de cada compra realizada en las modalidades online de sus juegos estrella. Esta iniciativa, que estará vigente hasta finales de mayo, al menos por ahora, entra en un contexto en el cual varios estudios de videojuegos están tratando de solidarizarse con diferentes acciones.

View this post on Instagram

Rockstar Games and COVID-19 Relief

A post shared by Rockstar Games (@rockstargames) on

Rockstar Games es una empresa que habla poco, pero cuando lo hace es para informar algo relevante. En este caso, el comunicado de la empresa comienza apuntando a la comunidad de jugadores, a la cual ven como “el centro” de todo lo que realizan. Además, recalcan que les “encanta” ver como los usuarios se sumergen para explorar los mundos virtuales de sus títulos, permitiéndoles conectar con otras personas dentro de él.

A su vez, apuntan a la situación que acecha al mundo en las últimas semanas: “Conforme nuestros equipos navegan estos tiempos difíciles, vemos nuestras comunidades locales a lo largo de Norteamérica, Reino Unido, India y más allá profundamente afectadas. Los negocios pequeños han cerrado sus puertas, y las comunidades que confían en un apoyo ofrecido por los gobiernos al que no pueden acceder están en apuros. El camino por delante será duro, y queremos ayudar donde podamos”.

Para concluir, la empresa indicó cuáles serán las medidas que tomarán para colaborar: “Desde el 1 de abril y continuando hasta finales de mayo, el 5% de nuestros ingresos por compras en nuestros juegos online, GTA Online y Red Dead Online, serán donados a ayuda humanitaria del COVID-19”. Rockstar a su vez remarcó que esta ayuda irá a parar a “comunidades locales y negocios” afectados por el impacto económico que está representando el coronavirus.

En las últimas semanas, donde la gente se quedó en casa realizando cuarentena, la industria de los videojuegos se activó a gran escala, dado que fue uno de los medios de entretenimiento más elegidos por la gente. Esto permitirá que la crisis global no afecte tanto, dado que no cesaron sus ventas. No obstante, muchas desarrolladoras como Rockstar se dieron cuenta de lo grave de la situación y decidieron colaborar desde algún lado. La sección de Nintendo en Estados Unidos, por ejemplo, donó 9500 mascarillas que guardaba para emergencias al cuerpo de bomberos de North Bend, Washington.

La productora a cargo de League of Legends, Riot Games, también aportó donando 1.5 millones de dólares. Gran parte de estos fondos fueron a parar al Banco de Alimentos de Los Ángeles, mientras que otra parte sirvió para asistir de manera directa a infectados por coronavirus. Con respecto a esto, el alcalde de la ciudad, Eric Garcetti señaló: “Además de esa contribución financiera, Riot Games está trabajando para asegurar el equipamiento para los hospitales de Los Ángeles, como mascarillas para proteger a nuestros médicos y enfermeras que se encuentran en primera línea”.

También cabe destacar el comienzo de la iniciativa #PlayApartTogether, a la cual se sumaron más de 19 estudios. Esta tiene como propósito comunicar a través de los videojuegos los mensajes y acciones preventivas indicadas por el máximo organismo de la salud para evitar la propagación del Covid-19.

Otras desarrolladoras, por su parte, apuntaron a ayudar a la gente que se encuentra realizando aislamiento social o cuarentena de una manera más directa: regalando videojuegos. Esta es una práctica muy utilizada en las últimas semanas, pudiendo encontrarse distintos títulos gratuitos o con una gran oferta en los distintos stores. Pese a que esto puede verse con doble sentido, dado que también aumenta el público y estadísticas, no deja de ser una opción para los gamers que necesitan recrear su ocio en sus hogares.