El presidente Mauricio Macri y la primera dama Juliana Awada recibieron en Casa Rosada al presidente de Francia, Emmanuel Macron, y a su esposa.  Tras la foto oficial y el saludo de comitivas, los dos mandatarios se reunieron en el Salón Eva Perón de la Casa Rosada junto a funcionarios de ambos países.

Ambos dieron una conferencia de prensa conjunta en el que ratificaron la buena relación entre Argentina y Francia. En ese contexto, Macri hizo foco en el demorado acuerdo comercial entre el Mercosur y la Unión Europea: "Por afinidad cultural, política y por historia, es algo que tiene que salir adelante, lleva muchos años de retraso, más de 20… Hoy estamos mucho más cerca y esperamos darle un empuje final para que esto se dé".

Sobre el final de la rueda de prensa, el mandatario francés fue consultado sobre la posibilidad de que el acuerdo finalmente salga adelante y puso un freno: "Yo no soy favorable a que se firmen acuerdos comerciales amplios con potencias que no respetan el acuerdo de París (pareció una referencia indirecta a Brasil). Sí creo que podemos avanzar hacia una mayor integración de nuestras economías (entre Argentina y Francia) y acompañar nuestros intereses mutuos".

Por otra parte, Macri se refirió a la posibilidad de realizar una reforma laboral y fue contundente: "Claramente, nosotros viajamos por Europa estos tres años, fuimos acompañados por líderes sindicales, vimos las reformas laborales de España, Italia y Holanda… Queda claro que necesitamos teber legislaciones laborales que se adapten a esta legislación, que liberen las ataduras que en la rigidez nos llevan a perder el empleo. Hay que hacer estructuras más modernas".

Se trata del segundo encuentro del presidente argentino con un mandatario internacional en el marco del G-20. Por la mañana, Macri mantuvo una cita con el presidente de Singapur Lee Hsien Loong en la Quinta de Olivos.

La cita entre Macri y Macron representa el reencuentro de dos dirigentes políticos que mantienen un diálogo asiduo en el día a día y que forjaron a lo largo de los últimos años una gran relación.

Según publicó Infobae, en la jornada de ayer el presidente argentino le envió a su par galo un mensaje de Whatsapp: "Te voy a sorprender". Se trataba nada más de un intento de devolución de gentilezas del líder del PRO, después de que Macron y su esposa Brigitte invitaran al argentino y a su compañera Juliana Awada a una cena en el exclusivo restaurante Guy Savoy, durante la última visita a París.

En principio, durante los primeros minutos del encuentro, ambos jefes de estado mantendrán una reunión política junto a funcionarios de ambos países. Ya durante la tarde, la idea del presidente argentino es llevarlo al francés a descansar a lugares exclusivos de Buenos Aires.

Se espera que, al finalizar la primera reunión, los dos presidentes brinden una conferencia de prensa conjunta en el Salón Blanco de la Casa Rosada. Cada uno responderá una sola pregunta de periodistas.

Luego, el Presidente y la Primera Dama argentina brindarán un almuerzo privado a Macron y su pareja. Se estima que la comida será en la isla El Descanso.

La agenda protocolar de Macri continuará a las 18, cuando el presidente argentino reciba al presidente del Consejo de Ministros de la República Italiana, Giuseppe Conte. Ambos harán la foto oficial y mantendrán una reunión en el Salón Eva Perón junto a funcionarios de ambas naciones. A las 18.30, se realizará una recepción de honor a Conte.

Ya a las 20, Macri y Juliana Awada recibirán en la quinta de Olivos al Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau, y a su esposa para mantener una cena privada.

SEGUÍ LEYENDO: