Google CMO: existe la percepción de que la IA va a amenazar la naturaleza misma de la creatividad. No estoy de acuerdo

Empresarios y líderes de diversas industrias temen no comprender completamente la tecnología, cometer errores en su implementación o quedar rezagados en su uso cotidiano

Guardar

Nuevo

Los empresarios mezclan entusiasmo y temor al adaptarse a la inteligencia artificial. (Imagen Ilustrativa Infobae)
Los empresarios mezclan entusiasmo y temor al adaptarse a la inteligencia artificial. (Imagen Ilustrativa Infobae)

Durante un almuerzo reciente, una amiga y fundadora de una empresa se dirigió a mí y me preguntó: “Lorraine, ¿me estoy quedando atrás?”. Este sentimiento refleja lo que sienten muchas personas sobre la inteligencia artificial en estos momentos.

Hay mucho entusiasmo, sin duda. La inteligencia artificial ayudará a resolver problemas, grandes y pequeños, desde el diagnóstico del cáncer a la lucha contra el cambio climático, o simplemente ayudándonos a ser más productivos.

Mezclado con este entusiasmo, también hay miedo. Miedo a no entender la tecnología. Miedo a equivocarse. Y, como este empresario, miedo a perderse algo.

Si siente empatía, no está solo. En una encuesta reciente, sólo el 32% de los líderes empresariales afirmó que su empresa ha adoptado ampliamente la IA. Todavía estamos pensando en cómo llevar las ventajas de la IA a nuestros equipos y en qué consiste el éxito.

Solo el 32% de las empresas ha implementado ampliamente la inteligencia artificial, según un estudio reciente. (Imagen Ilustrativa Infobae)
Solo el 32% de las empresas ha implementado ampliamente la inteligencia artificial, según un estudio reciente. (Imagen Ilustrativa Infobae)

Si algo he aprendido en mis 20 años en Google y 30 años en el sector de la publicidad, es que damos forma a la tecnología utilizándola. Y este proceso no es lineal.

Con la IA, todos estamos todavía probando y aprendiendo cómo traducir esta tecnología en valor. Así que ahora es el momento de que todo el mundo experimente y empiece a jugar. Las herramientas de IA ya están disponibles y no se necesita formación avanzada ni conocimientos de programación para participar.

Pero no somos suficientes los que lo estamos haciendo ahora. Empiece desde arriba. Como líderes, tenemos que ponernos manos a la obra y utilizar las herramientas de IA en el trabajo y en la vida. Tenemos que jugar con tantos casos de uso y soluciones como sea posible.

Las herramientas de IA ya pueden encontrar ese correo electrónico del colegio de mis hijos con todas las fechas importantes, resumir hilos enteros de correos electrónicos de trabajo, darme información sobre cómo se recibirá nuestro trabajo creativo o regalarme una genial línea de poesía.

Google impulsa la adopción de IA con un nuevo curso y una lista de ejemplos exitosos. (EFE/Hannibal Hanschke)
Google impulsa la adopción de IA con un nuevo curso y una lista de ejemplos exitosos. (EFE/Hannibal Hanschke)

También tenemos que dar permiso a nuestros equipos para innovar. Las ideas surgen de todas partes y, a menudo, de donde menos te lo esperas. Anime a sus equipos -ya estén en operaciones, marketing, ventas o ingeniería- a probar diversas herramientas de IA.

En Google, nos esforzamos por cultivar una cultura de la curiosidad, en la que la gente prueba, falla y vuelve a probar, compartiendo regularmente lo que funciona y lo que no. Nuestro programa dogfooding es una de las formas en las que animamos a todo el mundo a utilizar las primeras funciones de los productos. En un hackathon que organizamos recientemente, se reunieron equipos de toda la empresa e imaginaron formas totalmente nuevas de utilizar la IA.

No hay una forma incorrecta de experimentar. Identificar un punto débil específico es una forma de empezar, ya sea un minorista de comercio electrónico que utiliza IA generativa para escribir descripciones de productos a escala o una plataforma de diseño gráfico que agiliza la creación de videos con IA.

Para ayudar a inspirar a otros, hemos publicado recientemente una lista de cómo más de 100 empresas utilizan la IA. También acabamos de lanzar un curso para ayudar a todos, desde pequeñas empresas hasta organizaciones sin ánimo de lucro y gobiernos, a utilizar la IA.

Fomentar una cultura de curiosidad y experimentación es clave para adoptar la IA en las organizaciones. (Imagen ilustrativa Infobae)
Fomentar una cultura de curiosidad y experimentación es clave para adoptar la IA en las organizaciones. (Imagen ilustrativa Infobae)

Como muchos de los que iremos a Cannes Lions, me interesa especialmente cómo la IA transformará el marketing. Algunos creen que la IA va a amenazar la naturaleza misma de la creatividad. No estoy de acuerdo.

Los creativos llevan mucho tiempo aceptando las grandes transformaciones tecnológicas. Las utilizan como oportunidades para probar cosas nuevas, a menudo mucho antes que otros, y, en última instancia, para encender toda nuestra imaginación. Cuando la creatividad y la tecnología se cruzan, podemos hacer cosas extraordinarias.

Tengo la suerte de trabajar con algunos de los mejores creativos del mundo. Incluso ellos le dirán que una hoja de papel en blanco puede ser aterradora. Así que ponga el horror del primer borrador terrible en una IA. Ahórreselo. Después, brille.

La IA también puede ahorrar incontables horas a los profesionales del marketing. En Google, utilizamos la IA para generar varias versiones de un anuncio en el tiempo que habría llevado crear solo una en el pasado. Y utilizamos la IA para traducir textos publicitarios y desplegar campañas en 150 países.

Los líderes deben ser pioneros en la implementación de IA para inspirar a sus equipos. (Imagen ilustrativa Infobae)
Los líderes deben ser pioneros en la implementación de IA para inspirar a sus equipos. (Imagen ilustrativa Infobae)

Como cualquier herramienta, la IA tiene limitaciones. Por eso los humanos siguen siendo esenciales. Cuando utilizamos la IA para traducir textos publicitarios, una persona real revisa cada pieza antes de que salga al aire. La IA puede mejorar la brillantez y el criterio de nuestros equipos, no sustituirlos. Puede ayudarnos a hacer un trabajo mejor, más rápido y a mayor escala, pero no sin un sólido criterio humano.

¿Qué le diría hoy a mi amigo empresario? Que esto es solo el principio.

El futuro de la IA no está decidido. Dependerá de lo que hagamos hoy. De todos nosotros depende ser curiosos. Esta curiosidad es lo que impulsa una creatividad asombrosa y hace que todo nuestro trabajo sea genial.

Pocas veces tenemos la oportunidad de dar forma al futuro juntos. Hoy es uno de esos momentos.

(c) 2024, Fortune

Guardar

Nuevo

Últimas Noticias