El fabricante de taxis aéreos eléctricos, Archer Aviation, podría empezar a operar con pasajeros

La noticia fue anunciada por la compañía este miércoles, luego de que la Administración Federal de Aviación de EEUU le otorgara una certificación clave para esta nueva fase

Guardar

Nuevo

Archer Aviation recibió la certificación Parte 135 de la FAA, acercándose a operar con pasajeros. (REUTERS/Carlos Barria)
Archer Aviation recibió la certificación Parte 135 de la FAA, acercándose a operar con pasajeros. (REUTERS/Carlos Barria)

La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) concedió a Archer Aviation una certificación fundamental que acerca al fabricante de taxis aéreos eléctricos a la posibilidad de transportar pasajeros, según anunció la empresa este miércoles.

Archer Aviation está desarrollando aeronaves eléctricas de despegue y aterrizaje vertical (eVTOL), y en 2021 recibió pedidos y respaldo de United Airlines, que sostiene que esta nueva tecnología podría reducir las emisiones de carbono.

Las aerolíneas están invirtiendo en o encargando aeronaves eVTOL, que despegan y aterrizan verticalmente como helicópteros, y cuyos desarrolladores afirman pueden disminuir las emisiones en áreas congestionadas. United, por ejemplo, plantea que los pasajeros podrían usarlas para desplazarse entre el aeropuerto y la ciudad, como entre Manhattan y el hub de United en Newark, Nueva Jersey.

Midnight, la aeronave de Archer, podría ser usada en rutas cortas de hasta 160 kilómetros. (REUTERS/Carlos Barria)
Midnight, la aeronave de Archer, podría ser usada en rutas cortas de hasta 160 kilómetros. (REUTERS/Carlos Barria)

Adam Goldstein, CEO de Archer, confirmó a CNBC que “hoy hemos recibido la certificación Parte 135, que nos permite convertirnos efectivamente en una aerolínea para poder transportar pasajeros”. Archer dedicó cerca de dos años a este proceso, en el cual presentó más de 2.000 páginas de documentos y 14 manuales detallando procedimientos operativos, de entrenamiento y mantenimiento.

El próximo paso para Archer es conseguir que su aeronave de cuatro pasajeros, llamada “Midnight”, sea certificada por la FAA, un proceso en el cual la empresa ya está trabajando, según indicó Goldstein. De acuerdo con estimaciones de la compañía, esto podría permitir que los taxis aéreos entren en servicio tan pronto como el próximo año.

Aunque no pudo proporcionar un marco temporal exacto, Goldstein señaló que, a diferencia de variantes de aviones comerciales más antiguos, las aeronaves de Archer son mucho más simples y con menos componentes.

El avión de demostración de Archer, llamado Maker, puede volar hasta 97 kilómetros a velocidades máximas de 241 kilómetros por hora. La aeronave Midnight tiene un alcance de 160 kilómetros, aunque Archer planea usarla para distancias más cortas.

Las aeronaves eléctricas de Archer podrían reducir emisiones en áreas urbanas. (REUTERS/Carlos Barria)
Las aeronaves eléctricas de Archer podrían reducir emisiones en áreas urbanas. (REUTERS/Carlos Barria)

United Airlines está trabajando con Archer para determinar cómo integrar las aeronaves eléctricas en su servicio. Andrew Chang, gerente general de la división de riesgo de United Airlines, destacó que “esto no es algo que se hace con solo presionar un botón”, por lo que están trabajando para coordinar la rapidez con la que Archer puede progresar en el lado operativo y cómo ajustarse a los hubs aeroportuarios de United.

Archer estableció una asociación con el fabricante de automóviles Stellantis para producir cientos de taxis aéreos eléctricos. Sin embargo, Archer no está solo. Sus competidores también están avanzando.

Joby Aviation obtuvo su certificado Parte 135 hace dos años, se ha asociado con la Fuerza Aérea de Estados Unidos y ha recibido pedidos y respaldo de Delta Air Lines. El martes, Joby anunció que planea adquirir la división de autonomía de la empresa de aviación autónoma Xwing.

Esta serie de acontecimientos no solo posiciona a Archer como un actor relevante en el campo de la aviación eléctrica, sino que también marca un avance significativo hacia la implementación de tecnologías que buscan disminuir las emisiones de carbono y mejorar la eficiencia en el transporte urbano.

Guardar

Nuevo