La declararon muerta y la trasladaron a una funeraria: dos horas después un empleado descubrió que aún respiraba

En un insólito caso en el estado norteamericano de Nebraska, Constance Glantz, de 74 años, fue hallada con vida cuando preparaban su cuerpo para el velatorio

Guardar

Nuevo

Vista exterior de la residencia de ancianos The Mulberry en Waverly (Katy Cowell/Lincoln Journal Star vía AP)
Vista exterior de la residencia de ancianos The Mulberry en Waverly (Katy Cowell/Lincoln Journal Star vía AP)

En el tranquilo asilo de ancianos The Mulberry, ubicado en Waverly, Nebraska, los trabajadores del personal se encontraron ante una situación que jamás hubieran imaginado. El lunes por la mañana, a las 9:44 a.m., declararon muerta a Constance Glantz, una residente de 74 años que se encontraba en cuidados paliativos. Sin embargo, lo que parecía ser un procedimiento rutinario en el último paso de la vida de Glantz, pronto se convertiría en una historia que desafiaba la lógica y las normas establecidas.

Tras ser declarada muerta, el supuesto cuerpo sin vida de Glantz fue trasladado a la funeraria Butherus-Maser & Love en Lincoln. Allí, a eso de las 11:45 a.m., dos horas después de su presunta muerte, un empleado de la funeraria notó algo insólito mientras preparaban el cuerpo para el proceso fúnebre: Constance Glantz estaba respirando.

La noticia dejó atónitos a todos los presentes, y la reacción inmediata fue llamar al 911 para solicitar ayuda urgente. “Este es un caso muy inusual. He estado haciendo esto durante 31 años y nada como esto había llegado a este punto antes”, dijo el jefe adjunto del sheriff del condado de Lancaster, Ben Houchin, en una conferencia de prensa posterior.

El sheriff Ben Houchin informó sobre el caso insólito de Constance Glantz en una conferencia de prensa el 3 de junio (LANCASTER COUNTY SHERIFF'S OFFICE/FACEBOOK)
El sheriff Ben Houchin informó sobre el caso insólito de Constance Glantz en una conferencia de prensa el 3 de junio (LANCASTER COUNTY SHERIFF'S OFFICE/FACEBOOK)

Reanimación y traslado al hospital

La rápida acción de los empleados de la funeraria resultó crucial para la supervivencia de Glantz. Los servicios de emergencia de Lincoln llegaron rápidamente al lugar, incluyendo la Policía y el Departamento de Bomberos y Rescate. Glantz fue trasladada a un hospital local donde, increíblemente, seguía con vida. La noticia conmocionó a la comunidad y puso en marcha una serie de interrogantes sobre cómo pudo ocurrir tal error.

¿Cómo pudo ser que Constance Glantz fuera declarada muerta sin los procedimientos necesarios para confirmar su fallecimiento? Aunque estaba bajo cuidados paliativos y su muerte parecía inminente, los protocolos claramente fallaron en este caso. El jefe adjunto Houchin señaló que no se había encontrado ninguna intención criminal por parte del asilo, pero la investigación continuaba para determinar las causas exactas del incidente.

Lo que aún se desconoce es cuántas personas habían visto a Glantz entre su supuesta muerte y el momento en que fue vista respirando en la mesa de una funeraria. Hasta el momento, las autoridades tampoco lograron clarificar cuántas personas estuvieron involucradas en el transporte del cuerpo de la señora desde el hogar de ancianos hasta la funeraria. No obstante, se sabe que al menos una enfermera estuvo presente con la mujer cuando se realizó la declaración de su muerte.

Mientras la investigación seguía su curso, las miradas se centraban en el asilo de ancianos y los protocolos que habían llevado a este error. “En este momento no hemos podido encontrar ninguna intención criminal por parte del asilo de ancianos, pero la investigación está en curso”, afirmó Houchin.

La familia de Glantz, ya informada de la situación, espera ansiosa por respuestas claras y acciones correctivas que evitaran que algo así volviera a suceder.

Glantz fue pronunciada muerta en el hogar de ancianos The Mulberry, ubicado en Waverly al noreste de Lincoln (Getty)
Glantz fue pronunciada muerta en el hogar de ancianos The Mulberry, ubicado en Waverly al noreste de Lincoln (Getty)

En la rueda de prensa, el jefe adjunto Houchin se mostró visiblemente impactado por el suceso. “Este es un caso muy inusual”, reiteró, y subrayó lo excepcional del error cometido. Explicó que, dado que Glantz estaba en cuidados paliativos, su muerte no cumplió con las pautas que habrían requerido una investigación forense inmediata. En casos como este, donde la muerte es anticipada y un médico ha visto al paciente en los últimos siete días, la ley no exige la intervención de un forense o de las autoridades inmediatamente.

“Esos son los parámetros de una ‘muerte de paciente anticipada’—y así fue—, un médico la había atendido en los últimos siete días y estaba dispuesto a firmar el acta de defunción, y no había nada sospechoso en ese momento”, explicó Houchin. Sin embargo, el hecho de que Glantz continuara viva después de ser declarada muerta evidenciaba que algo había fallado en la aplicación de estos parámetros.

“Es esencial que revisemos los procedimientos actuales para asegurarnos de que este tipo de errores no vuelvan a ocurrir”, declaró Houchin. “Estoy seguro de que el asilo de ancianos tomará medidas para garantizar que todos los protocolos sean seguidos correctamente.” La revisión incluirá una evaluación de cómo se declara la muerte de un paciente, quién es responsable de verificar los signos vitales y cómo se maneja la comunicación entre el personal del asilo y las funerarias.

Guardar

Nuevo