Un avión tiene que regresar de emergencia al aeropuerto después de perder una pieza del fuselaje durante el despegue

Se trata de una pieza del revestimiento del motor, lo que obligó a los pilotos a regresar de vuelta al aeropuerto

Guardar

Nuevo

Avión (pexels).
Avión (pexels).

Normalmente, la mayoría de los vuelos se desarrollan sin incidentes, pero algunos se convierten en experiencias inesperadas debido a numerosos sucesos que a veces no tienen ninguna explicación. A su vez, la seguridad es uno de los principales temas a tratar, ya que un fallo en este factor puede traer consecuencias fatales. Es por ello que se llevan infinidad de revisiones y controles para que todo salga bien, sin embargo, en ocasiones suceden cosas que se escapan al control de la aerolínea o al de los trabajadores aeroportuarios.

En este sentido, un vuelo de United Airlines que había despegado del aeropuerto internacional Bradley en Connecticut con destino a Washington, D.C., tuvo que regresar de emergencia al aeropuerto de origen después de perder una pieza en pleno vuelo, informó la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA). Según informes de la misma organización, el vuelo de United Airlines salió de Bradley y pocos minutos después del despegue, los pilotos notaron la pérdida de una de las piezas externas del fuselaje, lo que les llevó a declarar una emergencia y solicitar retornar al aeropuerto de origen.

La aerolínea confirmó que el avión transportaba 124 pasajeros, cinco miembros de la tripulación y que todos ellos fueron reacomodados en vuelos posteriores. “La seguridad de nuestros clientes y tripulación es nuestra máxima prioridad. Estamos trabajando con la FAA y otras autoridades para investigar lo sucedido,” declaró un portavoz de United Airlines.

Otros incidentes

Asiento de avión (Shutterstock).
Asiento de avión (Shutterstock).

A principios de este año, United Airlines enfrentó varios contratiempos en sus vuelos, lo que llevó a la Administración Federal de Aviación (FAA) a aumentar su supervisión sobre la aerolínea. Entre los incidentes destacados, uno de sus aviones perdió una pieza exterior del fuselaje, otro perdió una rueda durante el despegue, y otros sufrieron incendios en el motor y diversos problemas técnicos. Además, tal y como recoge el medio británico BBC, el director ejecutivo de United, Scott Kirby, “aseguró a los viajeros que estos incidentes no estaban relacionados entre sí y que la aerolínea sigue siendo segura. No obstante, Kirby afirmó que United revisaría y mejoraría la capacitación en seguridad para sus empleados”.

Pero no solo pueden ser cosas propias del avión las que obliguen a un aterrizaje de emergencia, sino que también influyen cosas externas. En este sentido, tal y como recoge el diario británico Daily Mail, un dron volado ilegalmente estuvo a escasos 15 de metros de estrellarse contra el parabrisas de un avión de British Airways que volaba a casi 600 kilómetros por hora. “El incidente ocurrió poco antes de las 14.50 horas del 26 de febrero de este año e involucró a un Boeing B787-8 Dreamliner que transportaba hasta 214 pasajeros”, recoge el medio.

Según el informe al que ha tenido acceso este medio británico, se explica como el piloto de la nave levantó la vista y vio un objeto que se acercaba justo delante. “Estaban confundidos porque no era un avión, ni un pájaro, y se asustaron. El objeto se estaba acercando rápidamente y luego se hizo evidente que era un cuadricóptero de tamaño mediano con cuatro luces azules orientadas hacia abajo”.

Tras este incidente, los pilotos calificaron la situación en su informe como de riesgo alto de probabilidad de colisión. Por su parte, el controlador de tráfico aéreo en Swanwick, Hampshire, que estaba a cargo del vuelo, “dijo que el piloto había informado sobre un dron con luces azules “justo en el medio”. El controlador señaló que los pilotos de los aviones en la misma ruta de vuelo fueron notificados para que pudieran estar atentos al dron”, recoge el diario.

Guardar

Nuevo