El impresionante castillo del siglo XV que ahora es un instituto y oficina de turismo: es Monumento Nacional y se puede visitar

La fortaleza se encuentra en un estado de conservación excepcional y solo se puede visitar de forma guiada o a través de tours teatralizados

Guardar

Nuevo

Castillo de los duques de Alburquerque, en Cuéllar, Segovia. (Web del castillo)
Castillo de los duques de Alburquerque, en Cuéllar, Segovia. (Web del castillo)

A lo largo de todo el territorio español, se pueden encontrar hasta más de 10.000 castillos y fortalezas. Estas son el reflejo de la cultura e historia que dejaron las antiguas civilizaciones, y que gracias a su buen estado de conservación se pueden disfrutar a día de hoy. De este modo, permiten viajar en el tiempo y conocer los acontecimientos y episodios históricos que se vivieron entre sus muros.

Así, en la provincia de Segovia, el castillo de los duques de Alburquerque se alza como una de las fortalezas más impresionantes de la provincia gracias su imponente imagen. A pesar de haber sido construido hace siglos, la actual estructura es el resultado de diversas ampliaciones y reformas realizadas en el tiempo. Tal es su importancia histórica, que el fortín fue declarado Monumento Artístico Nacional en 1931.

Te puede interesar: Disneyland Paris lanza ‘Alice & the Queen of Hearts: Back to Wonderland’, su nuevo espectáculo

De castillo medieval a instituto

Castillo de los duques de Alburquerque, en Cuéllar, Segovia (web del castillo).
Castillo de los duques de Alburquerque, en Cuéllar, Segovia (web del castillo).

La primera referencia que se tiene sobre el castillo es del año 1306, aunque no sería hasta el siglo XV cuando fue adquirido por la familia Alburquerque, que lo convirtió en su residencia principal. Desde entonces, el monumento lleva su nombre. Durante los siglos XV y XVI, los duques realizaron importantes obras de ampliación y embellecimiento, adaptando la fortaleza a su doble función: defensiva y residencial. Estas modificaciones incluyeron la construcción de la majestuosa torre del homenaje, la ampliación del patio de armas y la introducción de elementos decorativos de estilo gótico y plateresco.

En el siglo XVI, bajo el mecenazgo del duque Beltrán de la Cueva, el castillo adquirió un aspecto más palaciego, con la incorporación de elementos renacentistas y la transformación de varias estancias interiores. A su vez, ha tenido diferentes usos a lo largo de su historia, pues fue “cuartel general de Lord Wellington y refugio del general Hugo durante la Guerra de la Independencia, sufriendo el saqueo de las tropas napoleónicas”, tal y como explican desde la web de turismo de Cuéllar.

Sin embargo, a día de hoy, su función ha cambiado radicalmente, pues después de que los duques cedieran el castillo al Ministerio de Educación y Cultura, estos han instalado en sus muros el centro de Enseñanza Secundaria “Duque de Alburquerque”, así como la Oficina Municipal de Turismo, el Archivo Histórico de Cuéllar y el Archivo de la Casa Ducal de Alburquerque.

También puedes seguirnos en nuestro canal de WhatsApp

Una rica arquitectura

Castillo de los duques de Alburquerque, en Cuéllar, Segovia. (Web del castillo)
Castillo de los duques de Alburquerque, en Cuéllar, Segovia. (Web del castillo)

El castillo de los Duques de Alburquerque se caracteriza por una mezcla de estilos arquitectónicos, resultado de las diferentes épocas de construcción y remodelación. La planta es un cuadrilátero irregular con torres en cada una de sus esquinas, destacando la imponente torre del homenaje en la esquina noreste. Esta torre, con sus múltiples pisos y saeteras, es un claro ejemplo de la arquitectura militar medieval.

Te puede interesar: Las 10 playas más curiosas de España: de la playa de las Fuentes a la de las Palomitas

El acceso principal al castillo se realiza a través de un puente levadizo que cruza un profundo foso, una característica defensiva común en las fortalezas de la época. El patio de armas, ubicado en el centro de la fortaleza, está rodeado por galerías porticadas de estilo renacentista, que aportan un aire de elegancia y sofisticación.

Dentro del castillo, se encuentran diversas estancias de interés, como la capilla de San Martín, de estilo gótico mudéjar, y el salón de los duques, que conserva parte de su mobiliario original y contiene numerosas obras de arte. Las almenas y garitas que coronan los muros ofrecen vistas panorámicas excepcionales de los alrededores, permitiendo a los visitantes imaginar las funciones defensivas que una vez desempeñó esta edificación.

Cómo visitarlo: horario y precios

Para visitarlo, se debe saber que solo se realizan visitas guiadas en las que hay que reservar previamente la entrada. Desde la página web detallan el siguiente horario: 11:00, 11:30, 16:30, 17:00.

  • De julio a septiembre: 11:00, 13:00, 17:00 y 19:00 horas.
  • De octubre a junio: 13:00 y 16:30 horas.
El impresionante castillo del siglo XV que es una joya del Renacimiento: está habitado y se puede visitar.

En cuanto al precio, la tarifa general es de 3,50 € y para los niños de 2,50 €. Por otro lado, también existe la opción de hacer visitas teatralizadas, las cuales son los sábados, domingos y festivos a las 11:00, 11:30, 16:30 y 17:00 horas. Estos tours se realizan con un mínimo de 10 personas y tienen un precio de general 7,50 euros (4.50 € para los niños).

Cómo llegar

Desde Segovia, el viaje es de alrededor de 45 minutos por la carretera A-601. Por su parte, desde Valladolid el trayecto tiene una duración estimada de 55 minutos por la misma vía.

Guardar

Nuevo