La industria militar no ve peligrar los acuerdos con Israel pese al conflicto diplomático: “Los proyectos continúan”

El presidente de la entidad que aglutina a las empresas armamentísticas españolas descarta que el desencuentro entre España y el gobierno de Benjamin Netanyahu vaya a afectar los programas tecnológicos que lleva adelante el Ministerio de Defensa. El Gobierno ha invertido 1.200 millones en armamento diseñado por la industria israelí

Guardar

Nuevo

Lanzacohetes ofrecido por la industria española, en base al sistema Puls de Israel, para equipar al Ejército de Tierra (Escribano)
Lanzacohetes ofrecido por la industria española, en base al sistema Puls de Israel, para equipar al Ejército de Tierra (Escribano)

La patronal de la industria de defensa española asegura no estar preocupada por la escalada del conflicto diplomático entre España e Israel, país con el que las empresas del sector militar están inmersas en el desarrollo de distintos programas armamentísticos en beneficio de las Fuerzas Armadas españolas, que ascienden a 1.200 millones de euros. Así lo ha asegurado este jueves Ricardo Martí Fluxá, presidente de la Asociación Española de Empresas Tecnológicas de Defensa, Seguridad, Aeronáutica y Espacio (Tedae), quien ha destacado que “los proyectos continúan”.

“Yo nunca he visto que este tipo de cuestiones puedan afectar a los programas. A veces los gobiernos no tienen las mejores relaciones, pero las empresas -e incluso las sociedades- tienen buena relación entre ellas y eso facilita de alguna manera el que pueda solucionarse un posible conflicto”, ha señalado Martí Fluxá. El presidente de Tedae también ha destacado que la relación entre las empresas españolas con la industria militar israelí se enmarcan “en la libertad de las compañías de asociarse con quien le parezca oportuno”.

De igual manera, el representante de la patronal ha apuntado que el altercado, semanas atrás, con un buque que supuestamente transportaba armas a Israel, al que La Moncloa finalmente impidió su atraque en un puerto español, no ha tenido ninguna consecuencia negativa para el sector. “A nosotros no nos afectó”, ha insistido.

Y es que, a pesar de que el Gobierno español ha vetado la exportación de armas a Israel, uno de los clientes más importantes de la industria nacional, desde que, el pasado octubre, estallase la guerra entre las fuerzas israelíes y el grupo terrorista Hamás, España sí continúa adquiriendo armamento diseñado por empresas del país de Oriente Próximo. A día de hoy, el Ministerio de Defensa lleva adelante cuatro proyectos de vital importancia para las Fuerzas Armadas, especialmente para el Ejército de Tierra.

José Manuel Albares anuncia que España se va a sumar al procedimiento del Tribunal Internacional de Justicia contra Israel.

1.200 millones en armamento israelí

En diciembre de 2023, Defensa encargó a las empresas españolas Escribano y Expal -propiedad esta última de la alemana Rheinmetall- el desarrollo de un nuevo sistema lanzacohetes para el Ejército. El proyecto, denominado Silam, cuenta con un presupuesto de 697,5 millones de euros. La propuesta que presentaron las dos firmas se basa en el sistema israelí Puls, fabricado por la compañía Elbit Systems, montado en un camión 8x8. El plan que las firmas presentaron a Defensa implica la fabricación por parte de Escribano de la mecánica, hidráulica y electrónica del lanzador; mientras que Expal será responsable del desarrollo de los cohetes.

Asimismo, días antes de que se desatara el la guerra en Gaza, el Consejo de Ministros dio luz verde a un presupuesto de 285 millones de euros para la compra de hasta 1.600 misiles antitanque Spike LR2. Este armamento es un diseño de la compañía israelí Rafael y será fabricado en España por un grupo de empresas locales liderado por Pap Tecnos, filial del fabricante original. El resto de las firmas que estarán involucradas en el desarrollo de los misiles son Escribano, Tecnobit, FMG y Expal. El plan industrial presentado por el consorcio prevé generar 1.100 puestos de trabajo en seis provincias.

Lanzamiento de un misil Spike (Pap Tecnos)
Lanzamiento de un misil Spike (Pap Tecnos)

Otro de los proyecto fuertemente vinculado con la industria israelí son las nuevas radios E-Lynx, que el Ejército ya ha comenzado a instalar en sus tanques Leopard y los vehículos de combate de infantería Pizarro de la Brigada Guadarrama XII, unidad en la que se está probando este nuevo material. Las E-Lynx, en las que el Gobierno ha invertido 36 millones de euros, están siendo suministras por Telefónica y Aicox, firmas que han suscrito una alianza industrial con la ya mencionada Elbit Systems, fabricante de las radios.

Guardar

Nuevo