La caída del cabello -también conocida como alopecia-, afecta a 1.000 millones de personas alrededor del mundo. En el caso de los hombres, la gran mayoría presenta este síntoma por cuestiones hereditarias, diferente a las mujeres que, generalmente, está relacionado con un tema hormonal.

De cada 100 hombres que pierden el pelo, 98 son por cuestiones hereditarias: "Se manifiesta siempre de la misma manera, no hay personas calvas que tenga pelo arriba y que no tenga a los costados y atrás. Siempre se tiene pelo a los costados y atrás, y arriba no, esto implica que es por herencia", afirma Nicolás Lusicic, Presidente Fundador de Hair Recovery.

El cabello, uno de los rasgos que más nos define, cobra mucha importancia en las personas y es por eso que se torna frustrante cuando se empieza a caer. Pero a lo largo de las décadas y con el avance de la tecnología, hoy en día, hay soluciones para recomponer el cabello perdido. Una de ellas viene de la mano del Robot Artas -lo último en transplante capilar-.

Este robot fue desarrollado en Silicon Valley luego de 10 años de trabajo, con ingenieros de la NASA -tiene la misma tecnología que los misiles-. "Nos parece algo mágico porque los trasplantes se hacían de manera artesanal pero ahora la hace una máquina, lo que implica que se pueden hacer mayor cantidad porque el robot no para de funcionar nunca", sostiene el Presidente Fundador de Hair Recovery.

No hace falta estar calvo para acudir al trasplante, uno puede acercarse a hacer una consulta cuando empieza a ver que tiene menor densidad o cuando el cabello se ve más debilitado

¿Cómo funciona el robot? Con dos cámaras de alta resolución, es capaz de medir y sacar 64 fotografías por segundo para "entender" cuál es el ángulo de la raíz capilar y cómo emerge de la piel. Luego cosecha esos cabellos que se encuentran atrás o al costado -son los que crecen más fuertes y sanos-, y luego dispara y emboca la raíz en un extractor que mide menos de 1mm, para implantarlos en la parte superior que es donde se quiere hacer crecer el pelo. 

Una de las ventajas del robot es que trabaja de manera ininterrumpida, sin la posibilidad de errores humanos y con muchísima precisión por las horas que se necesite

Como el pelo es diferente en cada persona, hay consultas previas gratuitas para que cada uno pueda asesorarse. Además, Hair Recovery cuenta con el software 'Hair Studio' que saca fotografías y las convierte en 3D para poder simular con el paciente como quedaría su caso con 1000 cabellos, con 2.000 o 5.000.

"Las técnicas cambiaron, ya no es necesario hacer un corte, una cirugía con cortes o suturas. Ahora hay máquinas que trasplantan pelo por pelo con extractores que miden menos de 1mm por ende los pacientes al día siguiente están reinsertados nuevamente en su vida social, haciendo actividades deportivas, en su terreno laboral", destaca Lusicic.

En cuanto al procedimiento, todo se realiza en el mismo día. Se aplica anestesia local -la misma que usa un odontólogo- en la zona 'donante' y en la zona que recibe. Cuando termina el transplante, no hay necesidad de colocar vendaje. "El paciente se coloca su ropa cómoda, y se va a la casa. 24hs más tarde, vuelve a la clínica para que le hagamos el primer lavado de cabeza y para demostrarle que no se corre ningún riesgo, ni se sale ningún pelo. La persona ya puede seguir con su rutina diaria como antes. Lo que sí, recomendamos que los primeros 12 días no se tome sol de forma directa", afirma Lusicic.

Derribando mitos

-Los trasplantes solo se hacen con el propio pelo del paciente. Este vuelve a crecer de la misma manera que el lugar de origen y la persona puede teñirse, peinarse, cortarse o lo que sea, sin posibilidad de rechazo.

-No se pueden hacer trasplantes cuando la caída es irreversible -cuando el cabello se perdió con raíz y todo-.

-Todo se realiza en el mismo día y con anestesia local.

Una misión solidaria

No solo hay personas que pierden el pelo por cuestiones hereditarias u hormonales. Por eso, la empresa está llevando una acción solidaria para hacer trasplantes a personas que sufrieron accidentes con quemaduras en rostro o cabeza, o que tuvieron enfermedades crónicas.

"Como naturalmente el cabello no vuelve a crecer en zonas cicatrizadas, tenemos técnicas nuevas para poner pelo por pelo en estas zonas para las personas de bajos recursos", afirman desde Hair Recovery.

Los pacientes – a partir de 9/10 años- que quieran hacer una consulta, pueden enviar sus imágenes a accionsolidaria@hairrecovery.com.ar, para que la empresa las analice, haga la preselección y poder hacer una consulta personal para evaluar el caso.

La acción se llevará a cabo hasta fin de año en la casa central ubicada en Córdoba, casi esquina Esmeralda.