Días de clase, barbijos y respuestas ante un contagio: en qué se parecen y en qué se diferencian los protocolos de las provincias

A pocos días del inicio del ciclo lectivo, solo 11 distritos publicaron sus planes de regreso a las aulas. Hay diferencias importantes en cuántos días concurrirán los chicos a la escuela y en la duración de la jornada

El comienzo de clases en CABA (Maximiliano Luna)
El comienzo de clases en CABA (Maximiliano Luna)

El miércoles pasado volvieron las clases presenciales en la Argentina. Tanto la Ciudad de Buenos Aires como Jujuy pusieron en marcha el ciclo lectivo. Sin embargo, el retorno masivo se dará el 1 de marzo, cuando 16 provincias reabran las escuelas. De cara a la apertura, cada distrito definió su propio protocolo y, si bien hay una base común, aparecen diferencias sustanciales.

Hasta el momento son solo 11 las provincias que publicaron sus protocolos: Buenos Aires, CABA, Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, Formosa, Jujuy, Neuquén, Río Negro, Salta y San Luis. En el resto la información no está disponible o, peor aún, a pocos días del inicio del ciclo lectivo, no definieron las pautas de regreso.

Un informe del Observatorio Argentinos por la Educación comparó los planes provinciales y detectó algunas diferencias. En especial, disparidades en sus modelos de alternancia, entre las clases en la escuela y en el hogar. Algunos consignan un máximo de dos horas por día en las aulas (provincia de Buenos Aires), mientras que otros contemplan hasta cuatro horas (CABA, Córdoba y Jujuy).

No solo la cantidad de horas, sino también la cantidad de días de asistencia varía entre las jurisdicciones. En CABA se busca que los chicos concurran los cinco días de la semana, al menos en media jornada. En la provincia de Buenos Aires y Entre Ríos, por ejemplo, la alternancia es semanal: una semana completa unos y la siguiente semana los otros. En Jujuy depende de la cantidad de estudiantes: cursos de menos de 15 chicos, todos los días; cursos de más de 15 chicos, un día cada grupo.

Una semana atrás, el Consejo Federal de Educación (CFE) estableció el deber de “priorizar la reapertura de escuelas y la reanudación de clases presenciales en todo el país bajo condiciones de seguridad sanitaria y cuidado de la salud de la comunidad educativa, en forma escalonada, conforme con la situación epidemiológica en las unidades geográficas de menor escala en las que resulte posible evaluar el riesgo sanitario y epidemiológico imperante”.

El CFE también acordó que cada provincia definirá las “particularidades” de sus protocolos de acuerdo a la realidad de cada distrito, pero siempre manteniendo como piso las resoluciones aprobadas a nivel federal. Las medidas que todos los protocolos deben cumplir son:

-Distanciamiento físico dentro del aula de, al menos, 1,5 metros.

-Distanciamiento físico en áreas de desplazamiento de, al menos, 2 metros.

-Uso de tapabocas en todo momento.

-Ventilación adecuada de las aulas y limpieza y desinfección regular de los edificios.

-Higiene frecuente de manos.

-Alternancia entre educación presencial y no presencial en aquellos establecimientos educativos donde las dimensiones edilicias no permitan la permanencia simultánea de todos los estudiantes.

-Articulación con los equipos de salud en sus distintos niveles para una vigilancia epidemiológica activa.

-Priorización de la comunidad educativa en el transporte público

-Organización del ingreso y egreso a la escuela para evitar aglomeraciones.

Del análisis de los protocolos, surgen algunas diferencias. Principalmente en el uso de barbijo en los niveles maternal e inicial. Tanto en la provincia como en la ciudad de Buenos Aires se pide que los chicos usen tapabocas a partir de los 2 años. En Corrientes es para mayores de 3 años, en Jujuy para mayores de 4 y en Córdoba recién a partir de los 5 años. Si bien se recomienda su uso, en Neuquén no es obligatorio el uso de tapabocas en jardín de infantes.

En la organización de los accesos, también surgen pequeñas diferencias. En casi todos los casos se les pide a las escuelas que organicen ingresos y salidas escalonados, pero los intervalos varían entre 10 y 20 minutos.

Donde sí hay un punto de acuerdo es que todos los protocolos precisan el accionar a llevar adelante en caso de un contagio en la escuela. Se considerará un caso sospechoso si un docente o alumno presenta al menos dos síntomas asociados al coronavirus. Si eso sucede, se aislará a todo el curso y a los docentes que estuvieron al frente de los cursos hasta 48 horas antes de presentarse el síntoma hasta que se conozca el resultado del test.

Los protocolos publicados, provincia por provincia

Buenos Aires

La provincia de Buenos Aires plantea un modelo combinado en el que se divide cada curso en grupos de hasta 15 personas. Estos grupos alternarán la asistencia a la escuela semanalmente y cada grupo asistirá 4 días a la semana. La duración del dictado de clases será en una primera etapa de 2 horas como máximo.

CABA

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires cada escuela determina la modalidad de regreso a clases de acuerdo al protocolo. Prima el dictado de clases presenciales, pero cada escuela puede utilizar la modalidad virtual para cumplir con el protocolo. La máxima duración de la jornada escolar estipulada es de 4 horas 15 minutos, equivalente a una jornada simple.

Corrientes

En Corrientes cada escuela determina los criterios de alternancia en el regreso en la medida que pueda cumplir el protocolo. El modelo de enseñanza será bimodal y cada escuela definirá la carga horaria. Los cursos se dividirán en cantidades que soporte el establecimiento, y se alternarán para asistir a clase sin permitir cambios entre un grupo y el otro. No se encuentra especificada la máxima duración de la jornada escolar ni el intervalo de tiempo para la entrada de los distintos cursos.

Córdoba

En Córdoba cada escuela determina la modalidad de regreso a clases y define los tiempos, los modos y las formas de reapertura. Para todos los niveles educativos obligatorios, la máxima duración de la jornada escolar estipulada será de 4 horas. Se exige el ingreso escalonado de los distintos cursos y el uso obligatorio de tapabocas a partir de los 5 años.

Entre Ríos

El protocolo entrerriano se expresa muy favorable a la modalidad presencial, ya que se planifica la asistencia escolar 4 o 5 días dependiendo de la semana. Se aclara que donde la infraestructura no lo permita se usará el sistema bimodal turnando la concurrencia en la misma proporción entre todos los alumnos.

Formosa

En Formosa, el protocolo se expresa como una continuidad bimodal donde paulatinamente se irán incorporando cursos a las aulas en la medida de lo posible. Se le dará prioridad a los primeros y últimos grados de la educación obligatoria. No se especifica la extensión horaria de la jornada escolar. Se exige el ingreso escalonado de los distintos cursos y el uso de tapabocas obligatorio.

Jujuy

Para los cursos de hasta 15 alumnos, se establece una jornada escolar de lunes a viernes en el horario habitual. Para los grupos de más de 15 alumnos, se define un esquema de presencialidad alternada día hábil de por medio. Los días que los alumnos no concurran a la instancia presencial obligatoria, contarán lecciones a distancia. La máxima duración de la jornada estipulada es de 4 horas. Se exige el ingreso escalonado de los distintos cursos, con 10 a 15 minutos de diferencia y, en lo posible, por accesos distintos.

Neuquén

En Neuquén se plantea un modelo de presencialidad en la medida que cada escuela pueda garantizar el distanciamiento obligatorio, y como complemento se utilizará la modalidad virtual. La duración máxima del dictado de clases será de 3 horas. Se exige el ingreso escalonado de los distintos cursos y el uso del tapabocas obligatorio para el nivel primario y secundario. También se recomienda su uso en el nivel inicial.

Río Negro

El protocolo rionegrino no establece una duración máxima del dictado de clases, pero sí especifica que el ingreso de los estudiantes debe ser escalonado, con intervalos de 15 minutos. El uso del tapabocas es obligatorio en todos los niveles educativos: inicial, primario y secundario.

Salta

En Salta el esquema de alternancia varía de acuerdo a las condiciones de infraestructura escolar y según el riesgo epidemiológico. La duración máxima del dictado de clases será de 2 horas. Se exige el ingreso escalonado de los distintos cursos. El uso del tapabocas es obligatorio en el nivel primario y secundario.

San Luis

En San Luis cada escuela determina la modalidad de regreso a clases intentando priorizar la presencialidad en la medida de lo posible. En el protocolo no se especifica la máxima duración de la jornada escolar. Se exige el ingreso escalonado de los distintos cursos y el uso obligatorio de tapabocas para todos los niveles educativos.

Seguí leyendo:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS