Las clases no comienzan con normalidad por el paro docente (Télam)
Las clases no comienzan con normalidad por el paro docente (Télam)

Hoy tendrían que haber arrancado el ciclo lectivo los más de 5 millones de alumnos que asisten a primarias y jardines públicos. Sin embargo, por el paro nacional docente convocado por CTERA, muchos de ellos deberán esperar hasta el próximo lunes 11 de marzo para su primera clase.

CTERA, el gremio mayoritario del sector, convocó a un paro nacional para este miércoles y el jueves, que a su vez se extenderá hasta el viernes 8 de marzo por el Día de la Mujer. El principal reclamo que hace el gremio que tiene entre sus principales dirigentes a Roberto Baradel es la reapertura de la paritaria nacional, que el Gobierno derogó a principios del año pasado.

Los otros tres gremios de alcance nacional -UDA, AMET y CEA- finalmente no irán al paro. Antes del jueves pasado era una posibilidad que ya deslizaban, pero una reunión desactivó las medidas de fuerza. En ese encuentro, en el que CTERA se ausentó, el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, les anunció el aumento del salario inicial docente a 15.000 pesos, uno de los pedidos de los sindicatos. A partir de ese piso, negocian las provincias.

Los secretarios generales de CTERA decidieron paro nacional por 72 horas
Los secretarios generales de CTERA decidieron paro nacional por 72 horas

Ya con el ciclo lectivo en marcha, solo seis jurisdicciones lograron llegar a un acuerdo con sus docentes: Mendoza, Misiones, Santiago del Estero, Tucumán, Neuquén y la ciudad de Buenos Aires, donde pese a la firma mayoritaria, 2 de los 16 sindicatos -UTE y Ademys- convocaron a huelga.

Más allá de la convocatoria de CTERA, en el Gobierno creen que "el paro se sentirá menos de lo que todos creen". El propio Finocchiaro así lo expresó: "Los docentes van a ir a trabajar. Yo no voy a negar que tengamos la desgracia que en alguna escuela eso no suceda. Pero la realidad es que los docentes van a ir porque están arreglando su situación salarial. Nadie quiere perder el día de salario por un gremio que mutó a un partido político y que le está diciendo que no vaya a trabajar".

En 2018, los paros docentes anunciados a nivel nacional oscilaron entre un 35% y 40% de adhesión. Sin embargo, el acatamiento suele ser muy dispar entre las provincias. Por ejemplo, en Santa Fe suele ser alto y en Mendoza casi no se siente la huelga.

Las provincias con mayor cantidad de paros docentes (Télam)
Las provincias con mayor cantidad de paros docentes (Télam)

Como cada año, el foco de conflicto está en la provincia de Buenos Aires. Tras una nueva paritaria trunca el miércoles, todo el frente gremial definió no iniciar el ciclo lectivo y se sumó a la medida de fuerza por 72 horas convocada por CTERA. La última oferta del gobierno de María Eugenia Vidal fue, además de ajustar la pauta salarial de 2019 a la inflación que marque el INDEC, sumar un 5% de compensación por el año pasado. En cambio, los gremios piden un 15% de recuperación.

En la misma línea que el gobierno nacional, la administración bonaerense buscará garantizar la apertura de 9.838 escuelas públicas, donde comenzarán las clases 2.148.000 chicos. Los propios funcionarios ya anunciaron que el transporte escolar y el servicio de comedor funcionarán con normalidad.

En tanto, el gremio de los maestros privados Sadop también definió un paro para el inicio del ciclo lectivo, pero en estas escuelas el acatamiento es muy bajo. De igual modo, las dos principales centrales de docentes universitarios -Conadu y Conadu Histórica- también irán a una huelga, aunque la medida se sentirá con menor fuerza ya que en muchas facultades todavía las clases no arrancaron.

Seguí leyendo: