20. Cineroleum, Londres, Reino Unido (2010)

El Cineroleum fue un proyecto de iniciativa propia que transformó una gasolinera en Clerkenwell Road en un cine. El proyecto fue un experimento en potencia para la reutilización de las 4.000 gasolineras vacías del Reino Unido (Morley von Sternberg)
El Cineroleum fue un proyecto de iniciativa propia que transformó una gasolinera en Clerkenwell Road en un cine. El proyecto fue un experimento en potencia para la reutilización de las 4.000 gasolineras vacías del Reino Unido (Morley von Sternberg)

19. Aldea Infantil, Escuela Canuanã, Brasil (2017)

La Aldea de los Niños – por Aleph Zero y Marcelo Rosenbaum – es un modelo de ingenio arquitectónico en una remota región rural de Brasil. La misma ofrece alojamiento para 540 alumnos. Los dos edificios idénticos consisten en un gran techo apoyado en un bosque de esbeltas columnas de madera. Las pequeñas habitaciones están diseñadas con paredes perforadas y transpirables, lo que permite una ventilación cruzada natural (Estudio Gustavo Utrabo)
La Aldea de los Niños – por Aleph Zero y Marcelo Rosenbaum – es un modelo de ingenio arquitectónico en una remota región rural de Brasil. La misma ofrece alojamiento para 540 alumnos. Los dos edificios idénticos consisten en un gran techo apoyado en un bosque de esbeltas columnas de madera. Las pequeñas habitaciones están diseñadas con paredes perforadas y transpirables, lo que permite una ventilación cruzada natural (Estudio Gustavo Utrabo)

18. Muzeum Susch, Suiza (2019)

El Muzeum Susch de Voellmy Schmidlin es uno de los espacios más inusuales y sugerentes para el arte que se ha construido en los últimos años. Se encuentra en un monasterio del siglo XII en un complejo de edificios complementados por una serie de dramáticos espacios subterráneos. Combinando técnicas vernáculas locales con nuevas incorporaciones, los jóvenes arquitectos han creado un lugar mágico donde el tejido histórico, el arte contemporáneo y la geología cruda del paisaje se combinan (De Zeen)
El Muzeum Susch de Voellmy Schmidlin es uno de los espacios más inusuales y sugerentes para el arte que se ha construido en los últimos años. Se encuentra en un monasterio del siglo XII en un complejo de edificios complementados por una serie de dramáticos espacios subterráneos. Combinando técnicas vernáculas locales con nuevas incorporaciones, los jóvenes arquitectos han creado un lugar mágico donde el tejido histórico, el arte contemporáneo y la geología cruda del paisaje se combinan (De Zeen)

17. Blue House, Londres, Reino Unido (2002)

En una calle del municipio londinense de Hackney, la obra del estudio FAT marcó el renacimiento del ingenio, el humor y la referencia en la arquitectura postmoderna, y llegó como un audaz soplo de aire fresco a principios de los años 00. Su fachada combina la iconografía de un bloque de oficinas y una casa suburbana, enmascarando un interior complejo con escaleras sinuosas y espacios cuidadosamente diseñados (FAT)
En una calle del municipio londinense de Hackney, la obra del estudio FAT marcó el renacimiento del ingenio, el humor y la referencia en la arquitectura postmoderna, y llegó como un audaz soplo de aire fresco a principios de los años 00. Su fachada combina la iconografía de un bloque de oficinas y una casa suburbana, enmascarando un interior complejo con escaleras sinuosas y espacios cuidadosamente diseñados (FAT)

16. Museo de Arte Teshima, Japón (2010)

Una burbuja concreto blanco que sobresale del suelo. El Museo de Arte Teshima de Ryue Nishizawa es más una instalación de arte que un museo. Los visitantes deben ingresar al espacio sin zapatos, a través de un embudo estrecho, para ser tragados por un mundo blanco de ensueño (Shutterstock)
Una burbuja concreto blanco que sobresale del suelo. El Museo de Arte Teshima de Ryue Nishizawa es más una instalación de arte que un museo. Los visitantes deben ingresar al espacio sin zapatos, a través de un embudo estrecho, para ser tragados por un mundo blanco de ensueño (Shutterstock)

15. Escuela Gando, Burkina Faso (2001-12)

Los edificios escolares de “alta tecnología rural” que Francis Kéré ha construido en su pueblo natal de Gando, al sureste de la capital de Burkina Faso, Uagadugú, se erigen como una alternativa convincente y consciente del clima al acero, vidrio y aire acondicionado. Kéré diseñó la escuela primaria cuando era estudiante en Alemania, y encarna sus principios de bajo costo y baja energía (Kere Architecture)
Los edificios escolares de “alta tecnología rural” que Francis Kéré ha construido en su pueblo natal de Gando, al sureste de la capital de Burkina Faso, Uagadugú, se erigen como una alternativa convincente y consciente del clima al acero, vidrio y aire acondicionado. Kéré diseñó la escuela primaria cuando era estudiante en Alemania, y encarna sus principios de bajo costo y baja energía (Kere Architecture)

14. Aeropuerto de Madrid Barajas , España (2005)

Richard Rogers logró algo raro en Madrid: crear un aeropuerto del que no te dan ganas de escapar. Desde su techo de bambú suavemente ondulado, hasta su bosque de columnas ramificadas de color arcoíris, hasta las grandes aberturas circulares que llevan la luz del día a sus niveles más bajos, la estructura proporciona una sensación relajante para los viajeros preocupados (Shutterstock)
Richard Rogers logró algo raro en Madrid: crear un aeropuerto del que no te dan ganas de escapar. Desde su techo de bambú suavemente ondulado, hasta su bosque de columnas ramificadas de color arcoíris, hasta las grandes aberturas circulares que llevan la luz del día a sus niveles más bajos, la estructura proporciona una sensación relajante para los viajeros preocupados (Shutterstock)

13. Estadio Nacional de Beijing, China (2008)

El estadio olímpico más deslumbrante de los tiempos modernos de Herzog & de Meuron es mucho más sofisticado que simplemente un símbolo del poder nacionalista. La estructura abierta permite que las multitudes se filtren desde todos lados, atrayendo a las personas al claro atmosférico de troncos de acero, un mundo aparte (Shutterstock)
El estadio olímpico más deslumbrante de los tiempos modernos de Herzog & de Meuron es mucho más sofisticado que simplemente un símbolo del poder nacionalista. La estructura abierta permite que las multitudes se filtren desde todos lados, atrayendo a las personas al claro atmosférico de troncos de acero, un mundo aparte (Shutterstock)

12. Biblioteca Peckham, Londres, Reino Unido (2000)

La Biblioteca Peckham de Will Alsop resume una era de optimismo milenario. Cuenta con una sala de lectura de doble altura elevada sobre las columnas torcidas características del arquitecto, con un paisaje interior seductor de vainas curvilíneas de madera sobre pilotes angulados (Shutterstock)
La Biblioteca Peckham de Will Alsop resume una era de optimismo milenario. Cuenta con una sala de lectura de doble altura elevada sobre las columnas torcidas características del arquitecto, con un paisaje interior seductor de vainas curvilíneas de madera sobre pilotes angulados (Shutterstock)

11. Campus Xiangshan, Academia de Arte de China, Hangzhou (2002-13)

El campus de Xiangshan tiene un aire atemporal, un grito poético para la artesanía frente a la rápida urbanización de China. Ubicado en un paisaje bucólico en el borde de Hangzhou, los 20 edificios para estudiar, trabajar y vivir fusionan las tradiciones antiguas de la arquitectura china con una perspectiva sorprendentemente moderna, reutilizando más de 2 millones de azulejos y ladrillos recuperados del sitio para formar un collage de texturas (Shutterstock)
El campus de Xiangshan tiene un aire atemporal, un grito poético para la artesanía frente a la rápida urbanización de China. Ubicado en un paisaje bucólico en el borde de Hangzhou, los 20 edificios para estudiar, trabajar y vivir fusionan las tradiciones antiguas de la arquitectura china con una perspectiva sorprendentemente moderna, reutilizando más de 2 millones de azulejos y ladrillos recuperados del sitio para formar un collage de texturas (Shutterstock)

10. Sala Beckett, Barcelona, ​​España (2014)

Una ingeniosa reelaboración de un club de trabajadores de la década de 1920 en un nuevo teatro, la Sala Beckett muestra cómo la reutilización adaptativa puede ser una forma de arte y cómo los materiales se pueden extraer de un sitio y volver a desplegar con valor agregado (Shutterstock)
Una ingeniosa reelaboración de un club de trabajadores de la década de 1920 en un nuevo teatro, la Sala Beckett muestra cómo la reutilización adaptativa puede ser una forma de arte y cómo los materiales se pueden extraer de un sitio y volver a desplegar con valor agregado (Shutterstock)

9. Jardín de infantes Fuji, Tokio, Japón (2007)

Concebido como una gran donut, el jardín de infantes Fuji de Tezuka Architects pone un sentido salvaje de diversión en el centro de su diseño. La obra está diseñada para fomentar el aprendizaje de forma libre. Las puertas corredizas permiten que las aulas se abran al patio de recreo, mientras que la zinguería canaliza el agua de lluvia, creando cascadas para que los niños jueguen durante el clima húmedo (Estudio Tezuka)
Concebido como una gran donut, el jardín de infantes Fuji de Tezuka Architects pone un sentido salvaje de diversión en el centro de su diseño. La obra está diseñada para fomentar el aprendizaje de forma libre. Las puertas corredizas permiten que las aulas se abran al patio de recreo, mientras que la zinguería canaliza el agua de lluvia, creando cascadas para que los niños jueguen durante el clima húmedo (Estudio Tezuka)

8. Elbphilharmonie Hamburgo, Alemania (2016)

Como un gran galeón de vidrio abandonado en la cima de un antiguo almacén de ladrillos en la costa de Hamburgo, la Elbphilharmonie de Herzog & de Meuron es un proyecto de proporciones faraónicas. Con más de siete años de retraso y un valor final 10 veces por encima del presupuesto, finalmente demostró que valió la pena
Como un gran galeón de vidrio abandonado en la cima de un antiguo almacén de ladrillos en la costa de Hamburgo, la Elbphilharmonie de Herzog & de Meuron es un proyecto de proporciones faraónicas. Con más de siete años de retraso y un valor final 10 veces por encima del presupuesto, finalmente demostró que valió la pena

7. Campus universitario UTEC , Lima, Perú (2015)

Construido con la solidez muscular de un edificio de otra época, el nuevo campus de Grafton Architects para la universidad UTEC tiene el peso mineral bruto de una formación geológica. Enormes aletas de hormigón marchan a lo largo de la columna vertebral del edificio, soportan laboratorios y aulas y se elevan a ambos lados de un vacío en forma de nave que proporciona una ruta social a través del complejo
Construido con la solidez muscular de un edificio de otra época, el nuevo campus de Grafton Architects para la universidad UTEC tiene el peso mineral bruto de una formación geológica. Enormes aletas de hormigón marchan a lo largo de la columna vertebral del edificio, soportan laboratorios y aulas y se elevan a ambos lados de un vacío en forma de nave que proporciona una ruta social a través del complejo

6. Biblioteca Vasconcelos y Jardín Botánico, Ciudad de México, México (2007)

Ir a buscar un libro nunca ha sido tan emocionante. Al entrar en el alto salón de la Biblioteca Vasconcelos de Alberto Kalach, es imposible no sorprenderse con las pilas colgantes de estantes, que forman una vertiginosa metrópoli de libros. Este profundo cañón multinivel está atravesado por escaleras y plataformas, mientras que las áreas de lectura disfrutan de la luz natural en los bordes del edificio, con vistas a los exuberantes jardines botánicos. Uno de los interiores más estimulantes del siglo (Shutterstock)
Ir a buscar un libro nunca ha sido tan emocionante. Al entrar en el alto salón de la Biblioteca Vasconcelos de Alberto Kalach, es imposible no sorprenderse con las pilas colgantes de estantes, que forman una vertiginosa metrópoli de libros. Este profundo cañón multinivel está atravesado por escaleras y plataformas, mientras que las áreas de lectura disfrutan de la luz natural en los bordes del edificio, con vistas a los exuberantes jardines botánicos. Uno de los interiores más estimulantes del siglo (Shutterstock)

5. Casa da Música, Oporto, Portugal (2005)

Parecida a un meteorito de hormigón que se estrelló en Oporto, la Casa da Música de OMA es uno de los edificios culturales más alocados y animados del siglo. Sus escaleras de aluminio en cascada llevan a quien la visita a un mundo espacial, donde una pasarela sube en espiral alrededor del auditorio central, ofreciendo vistas a través de ondulantes paredes de vidrio (Shutterstock)
Parecida a un meteorito de hormigón que se estrelló en Oporto, la Casa da Música de OMA es uno de los edificios culturales más alocados y animados del siglo. Sus escaleras de aluminio en cascada llevan a quien la visita a un mundo espacial, donde una pasarela sube en espiral alrededor del auditorio central, ofreciendo vistas a través de ondulantes paredes de vidrio (Shutterstock)

4. High Line, Nueva York, EE. UU. (2009-14)

Ningún proyecto ha generado tantos imitadores como High Line, la transformación de un ferrocarril elevado abandonado en un parque público a lo largo del lado oeste del distrito Meatpacking de Manhattan por James Corner Field Operations y Diller Scofidio + Renfro. Su verdadero poder radica en proporcionar a los visitantes una perspectiva diferente de la ciudad, lo que permite a las personas flotar sobre las calles congestionadas en un pulmón verde lineal con vistas inesperadas en el camino (Shutterstock)
Ningún proyecto ha generado tantos imitadores como High Line, la transformación de un ferrocarril elevado abandonado en un parque público a lo largo del lado oeste del distrito Meatpacking de Manhattan por James Corner Field Operations y Diller Scofidio + Renfro. Su verdadero poder radica en proporcionar a los visitantes una perspectiva diferente de la ciudad, lo que permite a las personas flotar sobre las calles congestionadas en un pulmón verde lineal con vistas inesperadas en el camino (Shutterstock)

3. Biblioteca Central de Seattle, EE. UU. (2004)

Una pila tambaleante de terrazas, la Biblioteca Central de Seattle de OMA es uno de los edificios públicos más ingeniosos de los Estados Unidos. Reafirmando la importancia de los libros en un momento en que su futuro está en duda, es un himno vivo al sistema de clasificación decimal de Dewey: la colección está organizada en una rampa en espiral continua, mientras que los espacios públicos generosos ofrecen vistas vertiginosas (Shutterstock)
Una pila tambaleante de terrazas, la Biblioteca Central de Seattle de OMA es uno de los edificios públicos más ingeniosos de los Estados Unidos. Reafirmando la importancia de los libros en un momento en que su futuro está en duda, es un himno vivo al sistema de clasificación decimal de Dewey: la colección está organizada en una rampa en espiral continua, mientras que los espacios públicos generosos ofrecen vistas vertiginosas (Shutterstock)

2. Museo Neues, Berlín, Alemania (2009)

Una tesis magistral sobre cómo tratar un edificio devastado por la guerra, el Museo Neues es un tour vivo de restauraciones, reparaciones y nuevaa incorporaciones audaces. Construido en 1855 y fuertemente bombardeado durante la Segunda Guerra Mundial, el edificio fue revivido por David Chipperfield y Julianburgers usando murales y mosaicos cuidadosamente restaurados junto con nuevas inserciones que hacen eco de lo antiguo (Shutterstock)
Una tesis magistral sobre cómo tratar un edificio devastado por la guerra, el Museo Neues es un tour vivo de restauraciones, reparaciones y nuevaa incorporaciones audaces. Construido en 1855 y fuertemente bombardeado durante la Segunda Guerra Mundial, el edificio fue revivido por David Chipperfield y Julianburgers usando murales y mosaicos cuidadosamente restaurados junto con nuevas inserciones que hacen eco de lo antiguo (Shutterstock)

1. Tate Modern, Londres, Reino Unido (2000)

El Tate Modern fue uno de los edificios públicos más impresionantes del mundo cuando se inauguró al comienzo del milenio, y sigue siéndolo hoy. El entonces desconocido dúo suizo de Herzog & de Meuron, estableció el estándar para la reutilización imaginativa de la infraestructura industrial durante las próximas dos décadas y, muy probablemente, para el resto del siglo (Shutterstock)
El Tate Modern fue uno de los edificios públicos más impresionantes del mundo cuando se inauguró al comienzo del milenio, y sigue siéndolo hoy. El entonces desconocido dúo suizo de Herzog & de Meuron, estableció el estándar para la reutilización imaginativa de la infraestructura industrial durante las próximas dos décadas y, muy probablemente, para el resto del siglo (Shutterstock)

SEGUÍ LEYENDO: