El trabajo comenzará a fines de este mes y se espera que se complete en marzo de 2021 (Shutterstock)
El trabajo comenzará a fines de este mes y se espera que se complete en marzo de 2021 (Shutterstock)

Se trata de una histórica obra arquitectónica en Flushing Meadows-Corona Park en Queens, Nueva York. El Pabellón del Estado de Nueva York fue diseñado en 1962 para la Feria Mundial de la ciudad de 1964 para "encarnar la esencia arquitectónica del futurismo de la era espacial", por los arquitectos Philip Johnson y Richard Foster, junto al ingeniero estructural Lev Zetlin. La restauración, que ha sido contemplada durante años, finalmente se llevará a cabo.

En las décadas posteriores al cierre de la feria, la "reliquia" fue abandonada y muy descuidada, y una vez que las tejas rojas del techo fueron retiradas del pabellón a fines de la década de 1970, por razones de seguridad, los pisos y paredes que alguna vez fueron brillantes quedaron sujetos a los elementos naturales y se desvanecieron por completo.

Aunque se suponía que todos los pabellones debían ser demolidos dentro de los 90 días posteriores al final de la feria, la Comisión de Preservación del Monumento consideró que el Pabellón del Estado de Nueva York era "demasiado caro para derribarlo". Desde entonces, se conoce mejor como una ruina histórica o una reliquia descomunal de 55 años.

Diseñado como un anfiteatro y espacio de exhibición, el Pabellón del Estado de Nueva York fue el más grande y alto de la feria (Shutterstock)
Diseñado como un anfiteatro y espacio de exhibición, el Pabellón del Estado de Nueva York fue el más grande y alto de la feria (Shutterstock)

En sus años como gobernador, Nelson Rockefeller le encargó a Philip Johnson que diseñara el Pabellón del Estado de Nueva York en el recinto ferial. El arquitecto había diseñado recientemente el Centro Estatal de Nueva York en el Lincoln Center, hogar del Ballet de la ciudad.

La intención de Johnson para la Feria Mundial fue crear "un espacio libre no comprometido como un ejemplo de la grandeza de Nueva York, en lugar de un almacén lleno de material de exhibición". Para este fin, diseñó tres componentes principales: la "Tent of Tomorrow", un grupo de tres torres de observación "Astro-View", y un cilíndrico "Theaterama".

Uno de los cambios más visibles que se realizarán incluye la restauración de la iluminación arquitectónica tanto en las torres como en la carpa circular (Shutterstock)
Uno de los cambios más visibles que se realizarán incluye la restauración de la iluminación arquitectónica tanto en las torres como en la carpa circular (Shutterstock)

El alcance del trabajo de restauración actual incluye la preservación estructural de las torres de observación, la impermeabilización de las bases de las torres, las mejoras en la infraestructura eléctrica y la restauración del diseño de iluminación arquitectónica de las torres de observación y la Carpa del Mañana. La Tienda del Mañana fue renovada por última vez con un trabajo de pintura amarilla brillante de USD 3 millones en 2015.

Las luces brillarán desde el fondo de las plataformas de observación y las columnas de las cuatro estructuras, asegurando la presencia del Pabellón en el horizonte nocturno de Queens en los años venideros.

El proyecto obtuvo un poco más de USD 24 millones en fondos de la oficina del alcalde, la presidenta del condado de Queens, Melinda Katz, el Ayuntamiento y un Subvención de FEMA para reparaciones.

SEGUÍ LEYENDO: