En la película de Charlie y la fabrica de chocolates, se vio por primera vez un elevador sin cables que pueda ir a muchas direcciones
En la película de Charlie y la fabrica de chocolates, se vio por primera vez un elevador sin cables que pueda ir a muchas direcciones

Un ascensor que se mueve de izquierda a derecha y hasta en diagonal es una realidad gracias a una empresa de Alemania, pionera en estudiar durante tres años la última tecnología en elevadores.

La primera vez que se contempló la idea de un ascensor que pueda ir en diferentes direcciones fue en la película de Charlie y la fabrica de chocolates, en donde en distintas escenas, se puede observar el elevador de vidrio dirigiéndose de distintas maneras, para arriba, abajo, en diagonal, de izquierda a derecha sin ningún cable que lo sostuviera.

El primer ascensor inalámbrico del mundo (Página oficial)
El primer ascensor inalámbrico del mundo (Página oficial)

La firma alemana Thyssenkrup fue encargada de llevar a la realidad esta idea y ser los primeros en estudiar la última tecnología en materia de elevación. La empresa trabajó durante tres años en "Multi", que se desliza por raíles verticales gracias a la levitación magnética, una tecnología que utilizan los trenes balas de Japón.

Tras 165 años sin ninguna innovación en el campo de los elevadores, el nuevo sistema es de lo más futurístico. Se trata de cabinas de hasta 1.000 kilos que se desplazan a una velocidad de 5 metros por segundos. Con intercambiadores de ejes y frenos establecidos en las distintas paradas, puede tomar cualquier dirección.

La compañía está tan convencida de la revolución que no le importó construir un edificio para poder probarlo. Llamado la Torre de luz, es una instalación de 246 metros de alto capaz de soportar la caída en picada de 257 km/h de un ascensor de 40 toneladas.

"Es el mayor desarrollo en la industria de ascensores", afirmó Andreas Schierenbeck, director general de Thyssenkrupp, en una entrevista a un medio local.

Las pruebas se realizaron con toda la tecnología posible y luego construyeron “la torre de luz” en Alemania para poder probar estos elevadores
Las pruebas se realizaron con toda la tecnología posible y luego construyeron “la torre de luz” en Alemania para poder probar estos elevadores

"Se puede llenar una cabina con 6-8 personas y van a la ubicación exacta donde quieran ir sin ningún tipo de paradas, es como un sistema de metro donde te detienes en la estación donde quieras", agregó

El creador explicó que es más eficiente energéticamente y que ocupa menos lugar del que se tiene que destinar para los actuales elevadores. Sin embargo, tiene un precio elevado comparado a los ascensores comunes, entre tres y cinco veces más, por ende va a tardar un poco en introducirse al mercado.

LEA MÁS: