McDonald's tiene 227 locales en la Argentina y vende unas 150 millones de hamburguesas por año. Eso le permite tener un termómetro preciso del consumo gastronómico, al menos del segmento de "comidas rápidas", aunque a la empresa busca alejarse de ese concepto y prefiere enfocarse en otros ejes de su negocio, como menús evolucionados y locales súper tech.

Alejandro Yapur, presidente de la División sur de Arcos Dorados, la empresa que maneja el negocio del holding gastronómico estadounidense en la región, asegura que en los últimos días del año pasado y en el arranque de enero ve reactivación de los niveles de consumo. Arcos Dorados tiene presencia en 20 países y más de 700 locales (71% propios y 21 franquiciados). Cotiza en EEUU, factura unos USD 3.000 millones por año y tiene casi 79.000 empleados.

A nivel local, la empresa lleva adelante un fuerte plan de inversiones entre 2017 y 2020 para nuevos locales y, sobre todo, un proceso de tecnificación de sus puntos de venta. "Hace poco anunciamos una inversión de $1.000 millones, la duplicamos a mediados del año pasado a $2.000 millones y la estamos sobrecumpliendo en lo que llamamos 'Experiencia del futuro', una nueva plataforma, diferente, interactiva y mucho más fácil y rápida para los clientes", le dice Yapur a Infobae.

Yapur comenzó a trabajar en la empresa, hace 32 años, en el primer local de la Argentina, como vendedor (Santiago Saferstein)
Yapur comenzó a trabajar en la empresa, hace 32 años, en el primer local de la Argentina, como vendedor (Santiago Saferstein)

– ¿Todos los locales tendrán ese toque tecnológico?

– Tenemos 50 que ya fueron reconvertidos. En los próximos 30 meses llegaremos al 100 por ciento de los locales. Es un gran cambio en la forma en la que los clientes hacen los pedidos: en las cajas, de manera tradicional, o en kioscos de autogestión donde pueden personalizarlos. Incluso en más de 10 locales ya tenemos servicio de entrega a las mesas, algo que cambia completamente la experiencia del clientes.

– ¿McDonald's con mozos? Eso sí suena a revolución…

– No son mozos (risas). Es entrega a la mesas, sólo eso. El cliente quiere que las cosas sean más fáciles y los ayudamos con menús digitales que son más intuitivos, tablets en las mesas y sectores renovados de juegos para chicos. También invertimos mucho en la decoración. Arcos Dorados es parte de McDonald's, que tiene 33.000 locales en todo el mundo. El local del Obelisco que acabamos de inaugurar, tiene una decoración que puede ser similar a la de los de Tokio, Estocolmo o Nueva York.

A lo largo de estos años hubo muchos ciclos y confiamos en el potencial del país. Por eso duplicamos nuestra inversión. Vemos que hay una recuperación a finales de diciembre y en estos días de enero

– ¿Cómo impactó en el negocio un 2018 complicado desde lo económico?

– Somos muy optimistas en la visión del país a lo largo plazo. Hace 32 años que trabajamos en Argentina. A lo largo de estos años hubo muchos ciclos y confiamos en el potencial del país. Por eso duplicamos nuestra inversión. Vemos que hay una recuperación a finales de diciembre y en estos días de enero, se recuperan los niveles de consumo. Estamos confiados en que Argentina va crecer en el largo plazo.

– ¿Modifican la estrategia de precios ante el impacto de la coyuntura?

Nuestro nivel y agresividad promocional tiene que ver con buscar que la gente siga viniendo a los locales. Tuvimos un primer semestre muy bueno y, claramente en el tercer trimestre hubo una desaceleración de los niveles de consumo en general. Tenemos nuevos combos gourmet, que los clientes nos piden, y también otros muy accesibles, como los del día, hoy a $159, o un sándwich icónico, el Big Mac, a $79 desde nuestra app con cupones de descuentos. La idea es estar cerca de los consumidores cuando más lo necesitan.

Nuevos locales con pantallas para armar combos y hacer los pedidos
Nuevos locales con pantallas para armar combos y hacer los pedidos

– ¿Cómo ve el 2019?

– El final de diciembre, la última quincena y lo que va de enero, encontramos un consumo creciente y positivo en muchas zonas del país. Tenemos locales desde Salta hasta Bariloche, en muchas provincias, en todo el Conurbano y Capital. Zonas sensibles a los vaivenes de la economía y notamos recuperación. Creemos que será un buen año para nosotros, ojalá lo sea también para el país.

– ¿Cuántas hamburguesas venden por año?

Vendemos casi 150 millones por año. Somos más de 17.000 empleados en Arcos Dorados para 227 locales. Hace poco abrimos nuestro primer AutoMac del NOA, en Tucumán, donde tenemos más de 100 nuevos puestos de trabajo.

Tenemos locales desde Salta hasta Bariloche, en todo el Conurbano y Capital. Zonas sensibles a los vaivenes de la economía y notamos recuperación. Creemos que será un buen año para nosotros, ojalá lo sea también para el país

– Para muchos son una opción de comida económica. ¿Las ventas aumentan con la crisis?

– No nos gusta hablar de crisis, pero si la economía va mejor, a nosotros nos va mejor. La idea es ofrecer siempre razones para que nos sigan visitando y nos elijan. Por ejemplo, 116 locales que ya tienen delivery, con un promedio de 80 pedidos por día cada uno por esa vía, los Automac que están abiertos las 24 horas, y tenemos un menú que evoluciona, no sólo en hamburguesas sino también en ensaladas, sticks y otros.

– ¿Cuántos nuevos locales abrirán este año?

– No comunicamos el detalle exacto porque cotizamos en Bolsa de Nueva York y no podemos separar los datos de Argentina de los de la región. En 2018 fueron cinco nuevos y este año habrá más.

– ¿Los cambios tecnológicos que hacen en los locales impactan en niveles de empleo?

– Sí, impactan positivamente.

Decimos que tenemos un servicio rápido de comidas. La comida es buena, muy buena, con altos estándares de calidad. Trabajamos como un actor responsable del sector de los alimentos porque lo somos. La evolución de nuestro menú es muy grande

– ¿La tecnología no hace que necesiten menos gente?

– Todos los locales remodelados venden más que antes y eso es igual a más empleados. A veces me preguntan si hay menos personal por los kioscos digitales: no. Las cajas siguen con las mismas personas, o más, y se suman nuevos para operar las pantallas. Como hay mucha personalización de pedidos hace falta más gente. En los todos los locales nuevos tomamos personal, fueron 500 el año pasado y esperamos otros tantas para 2019.

– Están en un segmento muy competitivo que crece a pesar del contexto.

– El foco nuestro es el cliente y la competencia siempre es buena porque nos obliga a ser mejores. El sector es dinámico, exigente y con mucha competencia. Se sube la vara todo el tiempo.

– ¿Hay lugar para todos y para nuevos?

– Trabajamos para crecer y para que nos elijan. Vamos a seguir en ese camino. Fuimos el primer país de la región, incluso antes que Brasil, en tener la inversión para locales tecnificados y probablemente vamos a ser los primeros que terminaremos con ese proceso. Del mostrador para atrás invertimos USD 10 millones para satisfacer las demandas on line. Hoy, alguien hace un pedido desde un celular y podemos llegar en 22 minutos. Avanzamos mucho también en pagos digitales QR, con un acuerdo con Mercado Pago que además tiene 25 por ciento de descuento en esta primera etapa.

Yapur tiene a cargo la operación de Arcos Dorados en el sur del continente (Santiago Saferstein)
Yapur tiene a cargo la operación de Arcos Dorados en el sur del continente (Santiago Saferstein)

– ¿Qué alimentos producen y cuáles importan?

– Hace 32 años que estamos en el país y desde el día uno comenzamos a desarrollar nuestra cadena de valor, como lo hace McDonald's en todo el mundo. En general, cuando se arranca es una cadena que no está profesionalizada. Hoy tenemos más de 80 proveedores locales que no sólo abastecen los 227 locales del país, sino que también exportan a muchos de los más de 2.100 locales de Arcos Dorado en 20 países y territorios de la región. Por ejemplo, las papas que se venden en Brasil, en Curitiba, Natal o Manaos, están producidas en Balcarce, en la fábrica de McCain. Que también exporta a los 80 locales de Chile. Lo mismo con packaging y carne.

– De un tiempo a esta parte hacen esfuerzos por comunicar cuestiones nutricionales y desterrar el concepto de "comida rápida". ¿Les da resultado?

– Decimos que tenemos un servicio rápido de comidas. La comida es buena, muy buena, con altos estándares de calidad. Trabajamos como un actor responsable del sector de los alimentos porque lo somos. La evolución de nuestro menú es importante: es reducido en sodio y grasas, con mejoras en los macronutrientes, las Cajitas Felices no superan la 600 calorías y más del 50% de nuestras bebidas no tienen azúcar. Somos la única cadena certificada con panes y menús para celíacos y menús al plato.

Todos los locales remodelados venden más que antes y eso es igual a más empleados. A veces me preguntan si hay menos personal por los kioscos digitales: no

– ¿Hace cuántos años que está en la compañía?

– Tengo 50, hace 32 años. Arranqué a los 18 porque vi la posibilidad de tener horarios compatibles para hacer el CBC. El tema de la flexibilidad horaria sigue siendo complicado y es la principal traba a nivel general: a los jóvenes les piden tener experiencia y no les dan flexibilidad de horarios.

– ¿Qué hacía a los 18 años en el primer local del país?

– De todo. En la caja, el mostrador y bajando camiones. Luego fui entrenador e hice mi carrera en el área de Operaciones. A los 21 fui gerente de un local y quiero rescatar el tema de las oportunidades a los jóvenes: hoy, el 85% de nuestro empleados tienen entre 18 y 25 años. Creemos en los jóvenes. Tenemos consultores de 24 años con ocho locales a cargo. Hacemos mucho foco en el desarrollo del talento, en permitir que nuestros empleados puedan seguir estudiando para luego ocupar puestos jerárquicos en la empresa o que puedan desarrollar su carrera en otro lado. En McDonald's yo aprendí a trabajar en equipo.

Seguí leyendo: