Por qué los valores en el mercado inmobiliario rural cayeron a su nivel más bajo del año y cuál es la expectativa para los próximos meses

Las decisiones de vender o alquilar campos son de largo plazo y se ralentizan en momentos de incertidumbre. Según un informe de la Cámara Argentina de Inmobiliarias Rurales (CAIR), el mes pasado la actividad bajó un 4 por ciento

En agosto se registró una baja del 4% en la actividad de compra y venta de campos en la Argentina. (Roberto Samora)
En agosto se registró una baja del 4% en la actividad de compra y venta de campos en la Argentina. (Roberto Samora)

En medio de las medidas del Gobierno hacia el sector agrícola y la incertidumbre electoral, un estudio advirtió que en agosto pasado se reflejó una caída del 4% en el mercado inmobiliario rural. La Cámara Argentina de Inmobiliarias Rurales (CAIR) señaló que las condiciones de mercado fueron similares a las del mes previo, ya que estuvieron “muy condicionadas por las elecciones de medio término, el clima político y las medidas económicas vigentes”, que impactan en el sector productor.

Juan José Madero, presidente de la CAIR, concuerda en que en los últimos días se están viviendo situaciones “candentes”, y muchas veces sucede que lo que pasó hace 3 días termina siendo una “historia antigua”. Agregó también que si bien el índice es de agosto, previo a las PASO, se venía dando el histórico proceso de lo que sucede cuando hay un año electoral.

“Cuando hay elecciones, sea del signo que sea, hay una ralentización del mercado. Las decisiones de vender o alquilar campos son de largo plazo. En la Argentina que es muy coyuntural todo te dicen: ‘danos un plazo’, total nadie me apura. Ahí es donde entendemos que la principal actividad ha bajado. Así pasó estos dos meses; dentro de los datos históricos, el año empezó errático, el mercado de alquileres estuvo recontra demandado, pero está todo detenido todas las actividades desde la pequeña y mediana escala”, indicó Madero.

En ese sentido, desde la entidad precisaron que el valor de agosto “es el más bajo en lo que va del año”, por lo que esto “acumula un potencial de recuperación solo si el panorama a futuro mejora”. Además, advirtieron que la mayor parte de los alquileres ya se cerraron con alzas generalizadas y demandas insatisfechas. También indicaron que la actividad se centró principalmente en la compra-venta, tasaciones y subdivisiones de campos en esos términos.

Aseguran que por los campos ganaderos se pagó hasta 10% más en kilos de novillos, que a su vez es más que el año pasado.
Aseguran que por los campos ganaderos se pagó hasta 10% más en kilos de novillos, que a su vez es más que el año pasado.

Por otro lado, el empresario advirtió que la gran demanda estuvo muy centrada y competitiva en los campos agrícolas de toda la pampa húmeda y ya el NEA y NOA son menos demandados, donde por los campos agrícolas se pagó un 15% más que la campaña anterior. Mientras que los campos ganaderos hasta 10% más en kilos de novillos, que a su vez es más que el año pasado. A todo esto, dijo que el resultado de las últimas elecciones primarias “marca que vamos a tener cierta tranquilidad, aunque todo esto tiene que corroborarse en noviembre. Las inversiones van a ser muy cautelosas porque van a ir de acuerdo al perfil de la política. Si se ratifica lo que pasó, en función de eso se va a ver un avance o no, pero el mercado ahora está como si fuera un resorte aplastado”.

Precios de alquiler y venta

Actualmente los precios de la venta y alquiler por hectárea de los campos premium en la zona núcleo, que encierra, por ejemplo, el sur de Santa Fe están entre USD 12.500 y USD 13.000 la hectárea, con un ligero rebote. Este año, además, se han alquilado los terrenos arriba de 20 quintales de soja, mientras que el año pasado se alquilaba entre 16 y 17 quintales. Por otro lado, el empresario aclaró que las calidades y aptitudes potenciales son muy variadas en el país, ya que hay lugares donde hay tierras espectaculares y otras con otras características menos destacables que cambian su precio.

Para el presidente de CAIR, las elecciones legislativas de noviembre van a reflejar la realidad. Sin embargo, destacó que la otra cuestión que hace que la situación sea compleja es el cepo al dólar. “Esto traba mucho las operaciones, se necesita de más creatividad y confianza entre las partes. Se necesitan políticas de aliento para impulsar a los inversores del agro de cara a lo que viene. Es probable que se reanime el mercado de la inmobiliaria rural, aunque quedan 2 años de gobierno. Pero es de esperar que la dinámica aumente un poco más en los próximos meses y estas inversiones pasarán para después del verano”, concluyó.

SEGUIR LEYENDO:

Información provista porInvertir Online