Escasez, precios más caros, suspensiones, contrabando: los costos del salvaje conflicto que paralizó la fabricación local de neumáticos

El conflicto entre el sindicato y los tres fabricantes locales ya lleva cinco meses y no hay señales de pronta resolución. Mañana tendrá lugar la audiencia número 34. La situación también dio lugar a una causa judicial por “abuso de cautelares”

Una manifestación del Sutna frente a una sede del Ministerio de Trabajo
Una manifestación del Sutna frente a una sede del Ministerio de Trabajo

El largo conflicto en el sector de neumáticos, iniciado en abril, ya afecta no solo la provisión y el precio de los neumáticos a los usuarios finales, sean particulares o empresas (de transporte, logística, servicios agrícolas) sino también al sector automotriz, que ante la dificultad para completar los vehículos analiza la suspensión de turnos de trabajo, lo que reduciría no solo la producción, para mercado interno y exportación, sino también las horas trabajadas y los salarios del personal.

Ayer, en una entrevista radial, el secretario de Industria y Desarrollo Productivo, José Ignacio De Mendiguren, dijo que convocó al sector automotriz para mantener la producción de las plantas y consideró “sospechoso” el largo conflicto sindical con las tres empresas que producen neumáticos en la Argentina: Bridgestone, multinacional de origen japonés que compró Firestone; Fate (por Fábrica Argentina de Telas Engomadas) la empresa de origen nacional; y Pirelli, multinacional de origen italiano.

Desde abril, las plantas de esas empresas, ubicadas respectivamente en Llavallol, San Fernando y Merlo, provincia de Buenos Aires, trabajan, cuando pueden hacerlo, en medio de una sucesión de huelgas y bloqueos que ya mermó en más de 1,3 millones de unidades su capacidad de producción anual.

El Sindicato Único de Trabajadores del Neumático de la Argentina (Sutna), cuyo secretario general es Alejandro Crespo, militante del Polo Obrero, exige un ajuste adicional de la paritaria 2021/2022, negociada con un aumento del 66%, pero el nudo del reclamo es que todas las horas trabajadas en fin de semana se paguen al 200% por sobre las normales, en tanto las empresas sostienen que el Convenio de Trabajo establece un sistema de 6 días trabajados y 2 de descanso, pagadas a salario normal, en tanto las jornadas extras se liquidan al 150 o 200% según sean en día de semana o fin de semana y feriados. El Convenio 636, firmado y homologado en 2011, se completa con adendas por empresa, por lo cual los sistemas no son exactamente iguales en todos los casos.

Uno de los sitios sindicales, en este caso a la planta de Fate en San Fernando
Uno de los sitios sindicales, en este caso a la planta de Fate en San Fernando

El Ministerio de Trabajo ya convocó y encabezó 33 audiencias para intentar encauzar el conflicto. La última, realizada el miércoles pasado en un edificio de la cartera laboral en la Avenida Callao, a dos cuadras del Congreso, derivó en una gresca por la violenta reacción sindical tras escuchar que las empresas ratificaron su oferta de un 16% de ajuste salarial para completar el 66% de la paritaria 2021/2022 y propusieron un aumento de 38% en 3 cuotas para el primer semestre (julio-diciembre 2022) de la paritaria 2022/2023.

Gritos y exabruptos

Crespo reaccionó con gritos y exabruptos, hubo empellones y la directora Nacional de Relaciones Laborales, Gabriela Marcelló, que encabezaba la reunión, debió salir con protección policial. Luego, miembros del Sutna tomaron el cuarto piso de la sede laboral, que ocuparon hasta el viernes, cuando el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, les ofreció una nueva audiencia, la número 34, que tendrá lugar este lunes. El sindicato aceptó el convite, que las empresas consideran un signo de debilidad de la cartera laboral, pero decidió un paro “hasta nuevo aviso” que inició el mismo viernes e impidió el funcionamiento de las plantas.

Las tres empresas expresaron su profundo malestar con el conflicto “salvaje” que impulsa hace cinco meses el Sutna.

Bridgestone decidió cerrar “temporalmente” todas sus operaciones en la Argentina y en un comunicado a su personal explicó que lo hacía “en defensa del bienestar y la seguridad de los colaboradores, contratistas y visitantes”, debido al “conflicto en curso” y “para evitar riesgos de salud y seguridad para nuestros colaboradores de equipo y nuestra operación”.

El punto más álgido del reclamo del Sutna es el pago de horas de fin de semana al 200%
El punto más álgido del reclamo del Sutna es el pago de horas de fin de semana al 200%

La empresa explicó además el efecto acumulado de cinco meses de apriete sindical. “Nos encontramos ante la falta de abastecimiento general, incluyendo materias primas y productos alimenticios para nuestros colaboradores, lo que nos impide poder continuar con la operación”. Por eso, siguió, “deberemos suspender temporariamente nuestros operaciones productivas sin devengamiento de salarios en los términos del artículo 22 del Convenio 636/11″, subrayando así que la acción sindical, no mejora sino que perjudica el ingreso de los trabajadores. La empresa tiene un esquema de participación de los empleados en sus ganancias y expresó que busca “un acuerdo sostenible y beneficioso para todos”.

Mientras, suspendió todas sus operaciones en el país.

Avisen cuando termina

Pirelli, en tanto, señaló: “Nuevamente el Sutna mantiene bloqueada la planta desde hace varios días, alterando el flujo normal de la fábrica. La naturaleza de esta metodología, además de ser ilegal, es profundamente autoritaria y antidemocrática, ya que viola derechos fundamentales como la libertad de circulación y de trabajo que están consagrados por nuestra Constitución. Además, este tipo de actitudes, en lugar de ayudar a resolver la discusión salarial, genera más situaciones de tensión donde los trabajadores no se benefician en ningún sentido”. El bloqueo, agregó, “provocará la paralización total de la planta” y calificó al sindicato de “cegado e intransigente”.

Crespo, en el centro, recibió recientemente la visita y el apoyo de Pablo Moyano, de Camioneros
Crespo, en el centro, recibió recientemente la visita y el apoyo de Pablo Moyano, de Camioneros

Fate, imposibilitada de trabajar, intimó al Sutna mediante una carta-documento a que “más allá de la responsabilidad que le cabe a la entidad sindical por los daños y perjuicios que tales e ilegales acciones provoquen a la empresa, y de las demás medidas que pudieran corresponder en el marco de los respectivos contratos individuales de trabajo del personal”, le informe con al menos 24 horas de antelación cuándo levantará el paro por tiempo indefinido que inició el viernes, para poder “cumplir con exigencias vinculadas con la seguridad del personal e indemnidad de equipos y maquinarias, la convocatoria del personal e integración de los diferentes equipos de trabajo en los respectivos diagramas de turno, el aseguramiento de la provisión de insumos y materia prima y demás acciones necesarias para reanudar la actividad productiva”.

Mientras el Sutna no brinde esa información, indicó, “la empresa deberá asumir que se mantiene la situación de paro por tiempo indefinido”.

Cambio de manos

El Sutna cambió de manos en 2016. Ese año, la lista Negra-Granate-Marrón, de distintas expresiones de izquierda, venció por ajustado margen a la Violeta, encabezada por Pedro Wasjesko, de la CTA kirchnerista que encabeza Hugo Yasky. En 2019 la lista Negra, encabezada por Crespo, del Polo Obrero, se presentó sola. Su intransigencia no tiene el apoyo ni de la CGT ni de la CTA, pero en las últimas elecciones del sindicato se impuso por el 73% de los votos y recientemente recibió el apoyo del secretario de Camioneros, Pablo Moyano.

El conflicto en la producción provocó un fuerte aumento del precio de los neumáticos. Con muy poco stock, las gomerías aplican sobreprecios de hasta el 60% y cada vez más automovilistas emparchan sus cubiertas o buscan usadas. “Para rodados 17, 18 o 19, cada cubierta puede cuesta unos 150.000 pesos, e incluso más”, dijo a Infobae un mecánico de Villa Crespo y en otra gomería precisaron que neumáticos como los que van para los modelos Volkswagen Gol, Fiat Cronos, Honda Hylux y Nissan Frontier, “no hay, es muy complicado conseguir” y que el precio de una cubierta importada ronda los 100.000 pesos.

Ante el encarecimiento de los neumáticos, algunos optan por emparcharlos en vez de reemplazarlos
Crédito: Maximiliano Luna
Ante el encarecimiento de los neumáticos, algunos optan por emparcharlos en vez de reemplazarlos Crédito: Maximiliano Luna

En ese contexto, además, Economía, a través de la Aduana, la AFIP y la secretaría de Comercio, investiga “abuso de cautelares” y “sobrestockeo” en la importación de neumáticos para explotar la brecha entre el dólar oficial y los dólares financieros. Aduce “competencia desleal” y posible violación de las leyes 25.156 de Defensa de la Competencia, 19.549, de Procedimientos Administrativos, y el DNU 274/19, de Lealtad Comercial.

“Hemos iniciado en la Justicia Federal una causa por abuso de cautelares en el sector de los neumáticos. Y fíjese que casualidad: el sector está en un conflicto gremial de hace cinco meses”, señaló ayer De Mendiguren, sin aportar información o dato alguno que apuntale que los importadores manejen el sindicato del neumático.

“Hemos iniciado en la Justicia Federal una causa por abuso de cautelares en el sector de los neumáticos. Y fíjese que casualidad: el sector está en un conflicto gremial de hace cinco meses” (José Ignacio De Mendiguren, secretario de Industria y Desarrollo Productivo)

“Hay un conflicto que es sospechoso por lo menos. Mientras las cautelares daban un festival de importaciones”, dijo De Mendiguren, quien precisó que Economía trabaja “fuertemente” en saber “qué es real y cuánto se comían como negocio de los cautelares importaciones que no eran necesarias para producir” y adelantó que el próximo viernes el ministerio terminará una “auditoría de SIMIs” (por los trámites a través del “Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones”), para darles “trazabilidad”, evitar por caso que no haya dos trámites por un mismo bien y, como beneficio para el importador, darle certeza acerca de la fecha de pago.

Precios e importaciones

Según datos el Indec, en 2021 la Argentina importó 40.439 toneladas de neumáticos de caucho para autobuses o camiones por USD 139,3 millones y hasta mediados de septiembre se llevaban importadas 36.000 toneladas, en tanto el aumento de precios del rubro fue de 11,7% en agosto y de 83% en lo que va de 2022.

Además, la Aduana, AFIP y la Policía Federal interceptaron varias operaciones de contrabando de neumáticos en diferentes puntos del país, principalmente en Misiones, por donde entrarían desde Paraguay, a un tercio del valor local. Aun así, un reciente artículo del diario El Territorio, de Posadas, alertó sobre la falta de neumáticos en la capital misionera, ya que a los comercios del rubro les llega apenas el 10% de la mercadería pedida. “Los automovilistas –dice el artículo- “buscan alternativas en neumáticos chinos que llegan de contrabando desde Paraguay”

SEGUIR LEYENDO: