Se hunde el valor de una empresa de Elon Musk por sus peleas para comprar Twitter

Cae desde ayer la acción tras una serie de recomendaciones de analistas de Wall Street preocupados por la intensidad del conflicto del hombre más rico del mundo por la adquisición de otra compañía

Elon Musk 
REUTERS/Beck Diefenbach/File Photo
Elon Musk REUTERS/Beck Diefenbach/File Photo

Las acciones de Tesla se hunden desde ayer hasta un mínimo de 11 meses después de que una nota de analistas se sumara a una avalancha de preocupaciones para el fabricante de vehículos eléctricos y su prominente jefe, Elon Musk.

Este fenómeno se produjo pese a que uno de los inversores más fuertes de la empresa redobló su apuesta en la compañía.

En este sentido, cabe recordar que las acciones de Tesla cayeron el martes un 7%, hasta los 628 dólares, lo que supuso un descenso de casi el 49% desde su máximo histórico en noviembre y borró más de 30.000 millones de dólares de la capitalización bursátil de la empresa, que ha caído hasta los 650.000 millones de dólares desde un máximo de más de 1,2 billones. Hoy, antes de la apertura del mercado, la caída era similar.

Al provocar la fuerte caída, el analista de Daiwa, Jairam Nathan, bajó ayer por la mañana su precio objetivo para las acciones de Tesla a 800 dólares desde los 1.150 dólares, al informar a los clientes que los cierres por el Covid en Shanghai, donde el fabricante de vehículos eléctricos opera su llamada Gigafactory, así como los problemas de suministro que afectan a sus plantas de Austin y Berlín, recortarán más profundamente las ganancias de lo que se esperaba previamente, informó Forbes.

Elon Musk quiere una rebaja en el precio de Twitter. (foto: El Periódico)
Elon Musk quiere una rebaja en el precio de Twitter. (foto: El Periódico)

Al respecto, Nathan prevé que el viento en contra hará que las entregas de este año se reduzcan en 180.000 vehículos, lo que significa que Tesla entregará 1,2 millones de vehículos este año, frente a los 1,4 millones de unidades que se esperaban anteriormente, indicó este medio.

La nota llega un día después de que el analista de Wedbush, Dan Ives, advirtiera que la reunión de accionistas de Twitter de esta semana “seguramente desencadenará más fuegos artificiales” entre Musk y el consejo de administración de la empresa de medios sociales, lo que se suma a la “gran sobrecarga”, ya que los inversores temen que la propuesta de adquisición pueda desviar su atención de Tesla.

“La paciencia de los inversores de Tesla se está agotando”, dijo Ives acerca de las idas y venidas resultantes, con Musk sugiriendo que rebajará su oferta debido a las preocupaciones sobre los bots en Twitter, mientras que el consejo de la compañía dice que no alterará el acuerdo.

A pesar de la tendencia bajista, Ark Invest, la firma de inversión de la ciudad de Nueva York dirigida por la famosa ejecutiva Cathie Wood, reveló que compró 10 millones de dólares en acciones de Tesla el martes, aumentando su participación por primera vez desde febrero, menos de una semana después de que la acción perdiera su primer puesto en el fondo insignia de Ark frente al gigante del streaming Roku.

“Este espectáculo de circo [de la adquisición] ha sido un gran sobrepeso para las acciones de Tesla y ha sido un ojo negro para Musk hasta ahora”, indicó Ives, añadiendo que “la gran presión del mercado para las acciones tecnológicas” sólo ha aumentado la incertidumbre.

Cabe recordar que las acciones de Tesla han acumulado grandes pérdidas desde que Musk sugirió que vendería alrededor del 10% de su participación en noviembre, y los precios sólo se han desplomado aún más a medida que el mercado más amplio lucha ante el aumento de las tasas de interés. Sin embargo, la peor crisis de la cadena de suministro de la historia moderna ha amenazado la producción de la empresa en la rentable China, señala Ives. El Nasdaq, de gran peso tecnológico, se ha desplomado un 29% este año. Tesla, por su parte, se ha desplomado un 47%.

A pesar de que sus acciones han sufrido, Tesla informó el mes pasado de su trimestre más rentable en la historia de la compañía, registrando 3.300 millones de dólares de ingresos en el primer trimestre, impulsados por un récord de entregas, recordó Forbes.

SEGUIR LEYENDO: