El Banco Central subirá este martes la tasa de interés tras la aceleración de la inflación de febrero

La entidad conducida por Miguel Pesce postergó dos veces la reunión de directorio que estaba prevista para el jueves pasado, justo después de que se conociera el 4,7% que avanzó el IPC en el segundo mes del año

El directorio del Banco Central suele reunirse los jueves, pero luego de dos postergaciones va a reunirse este martes por la tarde.
El directorio del Banco Central suele reunirse los jueves, pero luego de dos postergaciones va a reunirse este martes por la tarde.

El directorio del Banco Central se va a reunir esta tarde para definir una nueva suba de tasa, la tercera del año, como respuesta a la aceleración de la inflación que se verificó en el mes de febrero y que se prevé se mantenga en números altos también en marzo. El encuentro, que se realiza cada jueves, sufrió dos postergaciones en medio de las dudas del Gobierno respecto a una herramienta que no consideran primordial para atacar el problema inflacionario. Pero los compromisos asumidos en el acuerdo con el FMI, de inminente aprobación en el organismo, fuerzan a adaptar las tasas si es que se aspira a cumplir con objetivos como la acumulación de reservas.

La reunión estaba prevista originalmente para el jueves pasado. Ese día, en plena sesión del Senado para discutir el acuerdo con el FMI, el titular del Banco Central, Miguel Pesce, decidió postergar para el día siguiente la reunión semanal con sus directores. El propio viernes, mientras el presidente Alberto Fernández intentaba lanzar su guerra contra la inflación, el encuentro sufrió una postergación más.

Pero finalmente este martes será el día y, según fuentes de la entidad, los directores están convocados a sesionar esta misma tarde. Según la agencia internacional Reuters, la suba de tasas está garantizada, aunque todavía falta definir de cuánto será el ajuste.

“Hoy va a salir la suba de tasas (...) No se sabe de cuánto”, afirmó la fuente bancaria.

El directorio del FMI se reunirá el viernes para votar sobre el acuerdo alcanzado con el país para redefinir el pago de USD 45.000 millones de deuda. El organismo internacional extendió hasta fin de mes el vencimiento de unos USD 2.800 millones que se debían cancelar con el inicio de esta semana para evitar un default y dar tiempo así para la aprobación del programa.

El BCRA aumentó dos veces su tasa de referencia en 2022. En enero lo hizo de 38% a 40% y en febrero al 42,5% anual. En ese nivel está en este momento.

La autoridad monetaria no sigue un parámetro rígido para definir cuál debe ser la tasa de acuerdo al nivel de inflación. El texto del acuerdo con el FMI le da mucho margen de maniobra y discrecionalidad: apenas indica que buscará mantener una tasa por encima de la tasa de inflación, es decir, “real positiva”.

“El BCRA procurará mantener una tasa de interés efectiva real positiva también coherente con una trayectoria sostenible para los títulos del BCRA”, establece.

Y en cuanto a la medición de inflación que utiliza para fijar un nivel de tasa, tampoco hay una serie que se pueda seguir.

“Hoy los depositantes minoristas reciben una tasa de 3,45% mensual que es claramente inferior al 4,7% de aumento de precios de febrero y a los más de 5 puntos de incremento que se esperan para marzo” (Quinquela)

“La determinación de la tasa de interés real tendrá en cuenta las medidas de inflación coincidentes y prospectivas que se actualizarán mensualmente, al tiempo que se tomarán en consideración otros factores, como la evolución de las reservas. Esto ayudará a asegurar que, en el futuro, las tasas de interés de los depósitos bancarios a plazo se mantengan positivas en términos reales para apoyar la demanda de depósitos en pesos, y el desarrollo del mercado interno de títulos públicos”, se lee en el memorándum de entendimiento.

Así, el nivel al que debería subir la tasa Pesce el día de hoy es una incógnita que, sin embargo, en el mercado permite algunas especulaciones.

“Hoy los depositantes minoristas reciben una tasa de 3,45% mensual que es claramente inferior al 4,7% de aumento de precios de febrero y a los más de 5 puntos de incremento que se esperan para marzo. Pero igualar esos ritmos de inflación implicaría llevar la tasa de depósitos a plazo fijo a una tasa nominal anual del 60% y no pensamos que en el corto plazo el BCRA decida alcanzar esos niveles”, analizó un reporte de Quinquela Fondos.

“Seguramente pondrán el foco en un período más largo de tiempo hacia adelante y trabajen con supuestos de inflación menores. Por lo tanto, el incremento de las tasas de interés podría ser similar a los últimos ajustes que hizo (2 a 2,5% de tasa nominal anual)”, agregó el mismo informe.

SEGUIR LEYENDO: