Semana financiera: las acciones argentinas avanzaron en un contexto global negativo y el Banco Central sacrificó USD 300 millones de reservas

El S&P Merval ganó 4,6% tras cinco sesiones consecutivas en alza y sorteó las caídas semanales entre 1% y 3% en los índices de Wall Street

Las acciones argentinas sortearon la firme tendencia bajista de Wall Street
Las acciones argentinas sortearon la firme tendencia bajista de Wall Street

La última semana dejó señales positivas para las acciones y los bonos argentinos. Después de haber recortado fuertes ganancias desde las PASO, exhibieron una reversión que se sobrepuso tanto a la incertidumbre económica doméstica como a la firme tendencia bajista de los mercados del exterior.

Ante pérdidas semanales del 1% para el Dow Jones de Wall Street, y de 3% en el tecnológico Nasdaq, el S&P Merval de la Bolsa de Buenos Aires ganó un 4,6% en pesos y un 2,4% en dólares, según la cotización del “contado con liquidación”.

La Bolsa porteña hilvanó cinco sesiones en alza entre el lunes y el viernes, para terminar en los 77.626 puntos. Desde el máximo intradiario de 83.923 puntos del lunes 13, el panel líder aún está un 7,5% abajo.

“Más allá de algunos repuntes tácticos, principalmente desde los ADR, los activos domésticos siguen pesados, y así es que no logran levantar cabeza a pesar de las castigadas valuaciones, ya que la incertidumbre política y económica actúa como condicionante”, analizó el economista Gustavo Ber.

En la renta fija, la referencia de los bonos Globales en dólares reflejó un alza semanal de 1%, con un riesgo país de JP Morgan que descendió nueve unidades para Argentina, a 1.610 puntos básicos.

“El trade electoral impulsó el rally en las primeras ruedas con un mercado que fue ‘priceando’ (trasladando a precios) la posibilidad de un resultado electoral a favor de la oposición. Las urnas lo confirmaron, pero el rally rápidamente se revirtió en medio de los ruidos políticos con la interna del oficialismo y la incertidumbre que esto generó. Con el nuevo gabinete comenzó una nueva etapa para el Gobierno que busca acortar (o en el mejor de los casos, dar vuelta) el resultado de las PASO, el próximo 14 de noviembre”, describieron desde Portfolio Personal Inversiones.

El BCRA vendió USD 300 millones al mercado

En el plano cambiario, el dólar libre terminó sin variantes entre puntas, a $186 para la venta, el mismo precio que exhibió el viernes 24 de septiembre. No obstante, el “blue” llegó a transarse el miércoles a $187,50 su máximo desde octubre de 2020.

El dólar mayorista extendió el gradual avance, con alza de 23 centavos o 0,2% semanal, a $98,79 y una brecha cambiaria respecto del dólar libre de 88,3 por ciento.

En tanto, alcanzaron precios máximos históricos las paridades del dólar implícitas en operaciones bursátiles, a través de activos que cotizan en simultáneo en pesos y dólares, en aquellos segmentos del mercado donde no intervienen organismos públicos.

En el Senebi (Segmento de Negociación Bilateral) de ByMA el dólar “contado con liquidación” llegó a negociarse el miércoles a $195 a través del bono GD30, mientras que a través de acciones y ADR tocó los $198 en los títulos de YPF. El dólar Senebi cerró la semana a $190,15, mientras que el “contado con liqui” por acciones promedió los 194,40 pesos.

También destacaron las posturas vendedoras del Banco Central, que debió salir a asistir a la plaza mayorista ante el faltante de oferta privada. La entidad finalizó su intervención semanal con un saldo neto negativo de USD 303 millones según cálculos privados.

“El saldo cambiario de bienes se desvanece por estacionalidad de las liquidaciones y mayores pagos de importaciones, que alcanzaron un máximo desde diciembre de 2013″ en el mes de septiembre, señalaron desde EcoGo.

Un reporte del Grupo SBS indicó que “de aquí al resto del año el BCRA es estacionalmente vendedor neto de dólares, algo que sumado a la expansión monetaria prevista para los próximos meses pondrá presión sobre el plano cambiario”.

SEGUIR LEYENDO:

Últimas Noticias

Información provista porInvertir Online