Jornada financiera: el BCRA no vendió dólares pero el pago de USD 350 millones al FMI impactará en las reservas

El Gobierno concretó el pago al organismo internacional. La entidad monetaria terminó su intervención con saldo neutro, tras desprenderse de USD 310 millones la semana pasada. El dólar libre se ofreció a $180,50.

El dólar libre subió 7,4% en julio, pero en la última semana frenó la escalada.
El dólar libre subió 7,4% en julio, pero en la última semana frenó la escalada.

Mientras el dólar libre atraviesa ruedas de inusual calma, el BCRA pasó por cierto “estrés” la semana pasada, vinculado con la fuerte demanda de divisas que debió atender con sus reservas, ante los pedidos autorizados de importadores, pagos de energía en la etapa del año con más consumo y también importantes vencimientos de deuda.

Por eso, después de efectuar ventas por más de USD 300 millones la última semana de julio, fue noticia este lunes que la entidad monetaria concluyó con saldo neutro su intervención cambiaria, en un segmento de contado (spot) donde se operaron importantes 338,3 millones de dólares.

Las reservas internacionales sentirán además el impacto del pago de intereses por unos USD 350 millones al Fondo Monetario Internacional (FMI), correspondientes al préstamo stand by por USD 45.000 millones, girado entre 2018 y 2019.

La baja en las reservas motivada por el pago al Fondo, según explicaron en el BCRA, se registrará en la contabilidad de la autoridad monetaria en los próximos días. Hoy, las reservas quedaron en USD 42.505 millones, lo que indica un descenso de USD 77 millones en relación al cierre del viernes, generado por pagos a otros organismos internacionales.

El pago de este lunes, que había sido anticipado por Infobae fue confirmado por el Ministerio de Economía, mientras que en intereses queda aún otro vencimiento por unos USD 400 millones en noviembre.

“La autoridad monetaria alternó ventas y compras en la primera rueda de la semana y, según estimaciones de fuentes privadas, habría terminado el día con un saldo neutro por su intervención”, comentó Gustavo Quintana, agente de PR Corredores de Cambio.

Para el BCRA el mes de julio dejó un saldo a favor de unos USD 746 millones -según datos sujetos a ajuste- por sus intervenciones de contado, por encima de las compras de junio, que llegaron a 727 millones de dólares. Además, encadenó ocho meses consecutivos positivos, con compras netas por unos USD 7.800 millones desde diciembre.

El dólar libre cerró ofrecido sin variantes este lunes, a $180,50 para la venta en el reducido mercado paralelo. La divisa “blue” perdió las semana anterior unos 4,50 pesos desde sus máximos del año, a 185 pesos.

De todos modos, cristalizó un notorio repunte de 12,50 pesos o 7,4% en el mes de julio. Desde el piso de $139 del pasado 7 de abril el dólar libre repuntó un 30% en lo que va de 2021 anotó una suba de 14,50 pesos o un 8,7%, una tasa muy inferior a la de la inflación, próxima a 29% en siete meses.

En el mercado mayorista, el precio de la divisa aumentó diez centavos, a $96,79, con una brecha de 86,5% respecto del dólar libre.

“Tras el saldo negativo que han dejado las últimas ruedas, el BCRA parecería más inclinando a validar una ligera aceleración en el ritmo de deslizamiento, el cual ya había llegado a tan sólo el 1% y eso aseguraba incubar atraso en el tiempo”, analizó el economista Gustavo Ber.

La Bolsa, en “modo electoral”

A unas seis semanas de las elecciones primarias legislativas, la política es un gran condicionante para el mercado, que se suma a las dudas sobre la marcha de la economía golpeada por una dura pandemia y una prolongada negociación para el pago de deuda ante el Fondo Monetario Internacional.

“Comenzó el nuevo mes, y por estacionalidad, es normal que tengamos más pesos en circulación frente a una normal sequía de dólares, mucho más previo a las próximas elecciones. El Banco Central deberá ver cómo hacer para mantener su saldo positivo en las intervenciones mensuales para sumar divisas a las reservas”, explicó a Reuters un analista de la banca extranjera.

“Lo que estamos viendo es una situación que se pone más incierta a medida que llegan las elecciones y que probablemente mantenga este clima durante los próximos tres o cuatro meses, lo cual es bastante tenso porque una cosa es que pase unas semanas y otra cosa es que dure varios meses”, dijo Juan Luis Bour, economista de Fundación FIEL.

Los índices de las bolsas internacionales evolucionaron de mayor a menor. Por eso no desentonó una modesta toma de ganancias para las acciones argentinas. Las referencias de Wall Street descontaron las ganancias de 0,5% del inicio de la sesión y concluyeron con cifras mixtas, mientras que el índice Bovespa de la Bolsa de San Pablo comenzó la operatoria con fuerte ganancia de 2% que se redujo a un modesto 0,6% al cierre.

Sin mayores incentivos domésticos ni impulso externo, el índice accionario S&P Merval de la Bolsa Buenos Aires cayó un ligero 0,1%, a 65.939 unidades, luego de recortar mayores pérdidas intradiarias en un contexto de limitados negocios.

Los bonos soberanos transados en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) promediaron una mejora en pesos del 0,2%, mientras que el riesgo país, medido por el banco JP Morgan, subía dos unidades a 1.593 puntos básicos hacia las 17 horas.

SEGUIR LEYENDO


Información provista porInvertir Online