Diálogos semanales, deuda y financiamiento: el detrás de escena de la reunión y la foto de Martín Guzmán y Axel Kicillof

Hablan más de lo que trasciende, aunque no siempre se ponen de acuerdo. La foto llegó en un momento oportuno, dicen desde ambos espacios y se dio también en miras al armado electoral del Frente de Todos

Guzmán, Kicillof y una foto que encierra un mensaje político y también económico.
Guzmán, Kicillof y una foto que encierra un mensaje político y también económico.

El ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, recibió al gobernador de la provincia de Buenos Aires y referente económico per sé del kirchnerismo, Axel Kicillof, y se encargó -en acuerdo con el mandatario- en darlo a conocer. Ya alejado del ojo de la tormenta que implicó el affaire sobre la permanencia y salida no ejecutada hasta ahora del subsecretario de Energía, Federico Basualdo, la lectura es borrón y cuenta nueva. Un mismo rumbo económico con formas distintas, propias de una coalición de Gobierno, coinciden tanto en Economía como en La Plata.

Martín Guzmán publicó el tuit con una foto con Axel Kicillof a las 20.26 del martes. Unas siete horas antes, los dos últimos ministros de Economía del kirchnerismo se vieron en un cara a cara en el despacho del Palacio de Hacienda que el ahora gobernador de Buenos Aires ocupó durante 25 meses en el último mandato de Cristina Kirchner.

La imagen y, sobre todo, el encuentro, fue leído en algunos despachos oficiales como una muestra de un comportamiento “más lógico” del Frente de Todos a pocos meses de las elecciones y después de turbulencias en la discusión pública sobre la dirección de la política económica del Gobierno de Alberto Fernández.

Axel Kicillof volvió a pisar el despacho principal del Ministerio de Economía para mantener una reunión de varias horas con Martín Guzmán.
Axel Kicillof volvió a pisar el despacho principal del Ministerio de Economía para mantener una reunión de varias horas con Martín Guzmán.


La imagen y, sobre todo, el encuentro, fue leído en algunos despachos oficiales como una muestra de un comportamiento “más lógico” del Frente de Todos a pocos meses de las elecciones.

El almuerzo tuvo lugar en el despacho del ministro, entre las pantallas de Bloomberg que a esa hora mostraban en color verde las subas de precios de los bonos argentinos y el mueble en el que Guzmán tiene enmarcadas dos fotografías: la de una abrazo con el Presidente durante la ceremonia de jura de los ministros el 10 de diciembre de 2019, y una segunda mientras presentaba en un acto en Olivos la primera oferta de pago a los bonistas privados bajo la mirada de Cristina Kirchner.

La reunión, de varias horas, fue completamente a solas y ningún colaborador interrumpió la conversación. Ambos funcionarios decidieron hacer público el encuentro “para evitar especulaciones”, dijeron cerca del ex ministro de Economía. Guzmán y Kicillof acordaron que el cara a cara sea difundido y con una agenda bien marcada de temas que estuvieron sobre la mesa.

El Frente de Todos busca alinear a dos de los referentes económicos de la coalición a pocos meses de las elecciones.
El Frente de Todos busca alinear a dos de los referentes económicos de la coalición a pocos meses de las elecciones.

La foto y el encuentro llegó en un momento oportuno”, explican en el entorno de Guzmán. Cerca de Kicillof coinciden, pero dicen que ministro y gobernador “hablan todas las semanas”, y buscan restarle importancia a la cuestión de Basualdo. Juran también que Kicillof no tiene nada que ver con toda la discusión que emanó en torno a la figura del Subsecretario de energía.

De hecho, cerca del mandatario provincial sostienen que la línea es más aceitada con Guzmán que con Basualdo. Todo, pese a que Basualdo fue una de las fuentes de consulta en materia energética que el actual mandatario provincial tenía cuando era candidato a la gobernación.

La historia reciente da cuenta que promediando el 2019, en los momentos en los que no estaba arriba del Renault Clio recorriendo las rutas bonaerenses, Kicillof se dedicaba al estudio de los problemas estructurales de la provincia de Buenos Aires para generar proyectos de gestión en caso de ser electo. Para encarar la matriz energética solía hablar con Basualdo. Hoy, dicen en La Plata, ese vínculo continúa más tenue y perjuran que Kicillof no tuvo nada que ver con la salida no ejecutada de Basualdo, que intentó plasmar Guzmán.

Uno de los insumos de donde Kicillof estudió la matriz energética bonaerense fue el estudio de Basualdo -como investigador de FLACSO- titulado “La violación del marco regulatorio en el funcionamiento actual de la distribución eléctrica en la provincia de Buenos Aires”. Allí, el hoy subsecretario de energía eléctrica apuntaba al grupo DESA que entre 2016 y 2017, “avanzó con una agresiva política de adquisición de empresas de distribución eléctrica, alcanzando a controlar las cuatro empresas provinciales,-EDEA, EDELAP, EDEN Y EDES- concentrando el 58,8% de los usuarios de energía eléctrica y el 65,2% de la energía distribuida bajo jurisdicción provincia”.

Luego de haber congelado las tarifas durante el primer año de gobierno, Kicillof habilitó a principios de año un 7% de aumento para las empresas que integran el grupo DESA.

Volviendo al encuentro entre ambos economistas, el ministro explicó que “la Provincia de Buenos Aires es un corazón productivo de nuestra Argentina, donde se concentra la mayor densidad poblacional y en donde padecemos un déficit significativo en materia de infraestructura y vivienda que limita su potencial de desarrollo”. Guzmán fue quien decidió subir la foto.

“Con el Gobernador dialogamos sobre políticas para abordar los problemas estructurales de la Provincia de Buenos Aires, mejorando la calidad de vida de las y los bonaerenses. Trabajamos día a día con cada provincia entendiendo que la Argentina que queremos se construye desde el federalismo”, concluyó.

El gobernador bonaerense no publicó nada particular pero decidió replicar sus mensajes en su propia cuenta de Twitter. Ya lo había hecho un día antes con un largo hilo del jefe del Palacio de Hacienda en el que defendió el aporte extraordinario de las grandes fortunas y detalló en qué utilizó el Estado los primeros $145.000 millones que recaudó.

La reunión, de varias horas, fue completamente a solas y ningún colaborador interrumpió la conversación. Ambos funcionarios decidieron hacer público el encuentro “para evitar especulaciones”.

En la agenda del encuentro entre Guzmán y Kicillof hubo distintos temas. Los principales fueron los que tienen que ver con el estado de situación de la Provincia de Buenos Aires, que en el caso del Gran Buenos Aires términos de indicadores sociales como pobreza y desocupación tiene algunos de los números más críticos de entre todos los grandes centros urbanos del país.

Desde el Palacio de Hacienda y desde La Plata coincidieron en que se hablaron de cuestiones relacionadas a las finanzas provinciales. En ese sentido, se habló del financiamiento de obra pública en el territorio bonaerense. Los dos dirigentes coinciden en que la construcción empujada por el Estado va a ser uno de los motores de la recuperación de la economía post pandemia.

También se debatió uno de los temas que forman parte de la especialidad de Guzmán: la renegociación de la deuda. La provincia de Buenos Aires aún no llegó a un acuerdo con sus bonistas privados, por lo que hace poco más de un año que se encuentra en situación de default e incluso ya afronta una demanda en los tribunales de los Estados Unidos por ese impago.

Martín Guzmán hizo pública la reunión con Axel Kicillof por Twitter.
Martín Guzmán hizo pública la reunión con Axel Kicillof por Twitter.

En las últimas semanas la provincia tuvo acercamientos con los comités de acreedores y mejoró su oferta de pago, pero todavía no concretaron un acuerdo mayoritario que destrabe la negociación. Las deudas provinciales en reestructuración fueron uno de los temas que preocuparon a Guzmán en 2020, en paralelo a su propia disputa con los bonistas privados. Incluso llegó a crear una comisión compuesta por ministros de economía de provincias con sus pasivos en renegociación, para “alinear” estrategias, pero al haber resuelto la mayor parte de las gobernaciones esa cuestión, esa mesa grande quedó en desuso.

También hubo consideraciones e intercambios sobre la cuestión macro: inflación, tarifas, subsidios. Desde ambos lados describieron la charla como de “dos economistas”, por lo que dejaron entrever un diálogo más técnico que en términos políticos. “Kicillof y Guzmán comparten visiones y diagnóstico, por lo que siempre van a intercambiar ideas. Además las cuestiones macro impactan en la Provincia”, dijeron a Infobae desde La Plata.

También hubo consideraciones e intercambios sobre la cuestión macro: inflación, tarifas, subsidios. Desde ambos lados describieron la charla como de “dos economistas”, por lo que dejaron entrever un diálogo más técnico que en términos políticos.

La lectura política que dejaron asomar desde algunos despachos nacionales es que la foto entre los dos implica poner paños fríos a una disputa de dos visiones que había visto la gota que rebalsó el dique con la pelea pública por la dirección de la política tarifaria -uno de los elementos críticos de la gestión económica de este año- y del intento de Guzmán de desplazar a Federico Basualdo, un funcionario cercano al ala del Frente de Todos que responde a Cristina Kirchner.

“Es un movimiento más lógico del Frente (de Todos) faltando tan poco para las elecciones”, pensaban en voz alta fuentes oficiales que pidieron no ser identificadas en diálogo con Infobae. Además, fue leído como la culminación de un proceso de armisticio que venía siendo más subterráneo, con un acercamiento del “guzmanismo” hacia el sector más identificado con la vicepresidenta. Hasta la foto de este martes, se había traducido en reuniones de segundas líneas, de guiños públicos en redes sociales y de una gestión conjunta entre Guzmán y el ministro del Interior “Wado” de Pedro para definir el envío de fondos a la Ciudad de Buenos Aires para financiar el gasto de la policía porteña.

Hoy hay otro punto de contacto entre Guzmán y Kicillof, quizás más terrenal: la ciudad de La Plata. Fue en la capital bonaerense donde creció y empezó a formarse Guzmán. Es hoy la ciudad de las diagonales donde vive el gobernador que -cuando la circulación permitida lo amerita- suele salir a recorrerla y pasear por el paseo del bosque, donde se encuentra la cancha de Gimnasia y Esgrima La Plata. Club del que es hincha Guzmán, pero también Cristina Fernández de Kirchner.

SEGUIR LEYENDO:



Últimas Noticias

“Duele mucho”: por no poder afrontar sus deudas cerró El Tano, la popular parrilla de Avellaneda

Luego de dos décadas, el restaurante anunció a través de las redes sociales que baja sus persianas. Su dueño murió en enero de covid-19 y sus hijos no pudieron afrontar la crisis y una serie de acreencias municipales

Jornada financiera: en un mercado muy reducido, el dólar libre cerró estable en $158

Grupo Supervielle encabezó las ganancias de los ADR en Wall Street, con un 6,3%. Los bonos del canje perdieron 1% en promedio. El BCRA compró USD 80 millones en el mercado

Cómo inscribirse para las nuevas 1.000 becas para estudiar tecnología que ofrecen los “unicornios” argentinos

Luego de recibir más de 100.000 inscripciones desde que se lanzó el programa en 2020 en Argentina, Colombia y Brasil, Mercado Libre y Globant ampliaron el programa de formación diseñado para lograr la inserción laboral de jóvenes en la industria tecnológica

El precio internacional de la tonelada de soja sigue a la baja: en una semana perdió casi 33 dólares

El clima en los Estados Unidos impulsa las pérdidas del valor de la oleaginosa. Hoy la posición julio cayó casi 14 dólares la tonelada

En medio de las restricciones, en mayo se disparó la venta ilegal callejera en la Ciudad de Buenos Aires

Se detectaron 724 puestos de venta callejera, un 21% por encima del mes anterior, según un relevamiento de la Cámara Argentina de Comercio (CAC). Cuáles son las calles más afectadas
MAS NOTICIAS
Información provista porInvertir Online