Los argentinos le dan la espalda a las acciones locales e invierten en Wall Street, ¿cómo les fue este año?

La mayor parte del volumen operado en renta variable en la Bolsa porteña va a papeles que no cotizan en el país. Aunque permiten eludir el riesgo argentino, no asegura ganancias

Los inversores argentinos dejan de lado a las acciones locales en favor de Cedears, que permiten invertir en papeles que cotizan en otros mercados del mundo. REUTERS/Carlo Allegri
Los inversores argentinos dejan de lado a las acciones locales en favor de Cedears, que permiten invertir en papeles que cotizan en otros mercados del mundo. REUTERS/Carlo Allegri

Luego del derrumbe del mercado local y la imposición de trabas cambiarias en 2019, la inversión en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires cambió radicalmente. Los límites para acceder a dólares restaron una vía de inversión, las dudas sobre la deuda limitaron las apuestas por bonos y un índice S&P Merval golpeado hizo que los ahorristas prácticamente abandonaran a los papeles de acciones locales. El último jueves cerca de $7 de cada $10 que se operaron en la Bolsa local son acciones de empresas que no cotizan en el mercado local.

¿Cómo es que los inversores argentinos logran apostar por papeles que cotizan en en Nasdaq o en la Bolsa de Nueva York? A través de Certificados de Depósito Argentinos (Cedear), papeles en pesos que tienen como colateral a las acciones de sus mercados de origen. Y cuyos precios suben o bajan de acuerdo a la suerte que esos papeles tienen en esos mercados, en moneda original. La conversión a pesos de esos vaivenes en las cotizaciones se hace a un tipo de cambio paralelo, similar al dólar contado con liquidación.

Los límites para acceder a dólares restaron una vía de inversión, las dudas sobre la deuda limitaron las apuestas por bonos y golpeó al índice S&P Merval

Los Cedear entraron en boga a fines de 2019 y principios de 2020. Este tipo de cambio implícito paralelo fue una de las virtudes que sedujeron a los dolarizados paladares locales. Ante la expectativa de turbulencias cambiarias -que se concretaron con creces en la segunda mitad del año pasado- los ahorristas los eligieron como una forma de, por un lado, salirse de riesgo argentino y, por el otro, quedar blindados ante disparadas de la brecha cambiaria.

Así, si se miran los datos respecto a cómo les fue a los inversores en 2020 cuando el dólar libre rozó los $200 estaríamos viendo números de grandes ganancias, sobre todo en pesos, dado el factor de cobertura cambiaria que está implícito en este tipo de activos.

Atándose a la suerte de la siempre popular Mercado Libre -empresa argentina que no cotiza aquí sino en Nueva York y que es, por lejos, el Cedear más elegido en la Bolsa local-, a Apple o a Tesla, los argentinos trataron de olvidarse de los vaivenes del dólar a nivel local y, de paso, gozaron con los récords históricos que alcanzó Wall Street después del golpe del coronacrash. Claro que se ataron a los vaivenes de afuera.

“Este tipo de inversión tiene dos variables. Es como estar comprado en dos cosas distintas que se mueven en forma independiente. La acción así que conlleva el país al que pertenece, el rubro en el que está y el mercado internacional en general. Y la otra variable es el dólar contado con liquidación, que se mueve por factores locales de la Argentina”, dijo Mauro Cognetta, asesor financiero.

“Este tipo de inversión tiene dos variables. Es como estar comprado en dos cosas distintas que se mueven en forma independiente” (Cognetta)

Pero con cinco meses del año casi cumplidos, ¿cómo les va en lo que va del año a las empresas de Wall Street favoritas de los argentinos? La respuesta no es lineal, por más cobertura cambiaria que ofrezcan los Cedear no dejan de ser “renta variable” -acciones- que tienen su propio riesgo relacionado con el desempeño de cada empresa, los vaivenes del mercado internacional y la pelea global por salir de la crisis causada por la pandemia.

Entonces, pasados los récords y dado un período de calma cambiaria posterior a octubre 2020 -el rendimiento en pesos de los Cedear se reduce cuando los dólares paralelos retroceden- los resultados se moderaron. Y para hacer diferencias de corto plazo pasó a ser necesario ser selectivo. Claro que el período elegido es caprichoso, un ahorrista local bien puede estar colocado en Alibaba o en Barrick Gold con un plazo de inversión de varios años en mente. Pero, al menos en 2020, la suerte de las acciones extranjeras preferidas por el gusto local fue variada.

En promedio, las 10 acciones extranjeras más elegidas por los inversores argentinos rinden en lo que va del año -con datos hasta el 18 de mayo- un 11% en pesos y -2% en dólares, un rendimiento negativo en moneda dura según datos compilados por Invertir Online. Esto es más de lo que rinde en dólares contado con liquidación en el mismo período el índice S&P Merval líder de la Bolsa porteña, un -4,04% en el período elegido, o 9,5% en pesos.

El jueves pasado, $7 de cada $10 que se operaron en la Bolsa porteña fueron a acciones que no cotizan en el mercado local. REUTERS/Agustin Marcarian
El jueves pasado, $7 de cada $10 que se operaron en la Bolsa porteña fueron a acciones que no cotizan en el mercado local. REUTERS/Agustin Marcarian

Si tomáramos sólo el período en cuestión, las 5 acciones más elegidas no tuvieron un gran desempeño. Mercado Libre es hasta ahora la peor con 19,3% negativo en dólares, le sigue Tesla con baja de 15%, luego Alibaba con pérdida de 12,3% y luego Apple con caída de 2,9 por ciento.

De nuevo, el período elegido es caprichoso. Si se mira en términos interanuales, Mercado Libre gana 62% en dólares. Apple, la segunda más elegida, gana 57% en dólares interanual.

Pero para encontrar rendimientos positivos este año hay que ir más abajo en el top-10 de Cedears con más volumen operado. El mejor resultado en lo que va del año lo está arrojando Microsoft, con el 12,2% en dólares, seguido de UnitedHealth Group con el 11,6% y Barrick Gold con el 10,5%. Coca-cola con el 3,2% y Amazon con un todavía modesto 0.4% siguen desde atrás.

“Si vamos a la variable dólar contado con liquidación, desde octubre bajó 25%. Cualquier cartera de Cedear si vos la medís en pesos desde ese momento, tenés que una de la variables te bajó muchísimo. Si las acciones también bajaron o se mantuvieron más o menos estables, perdiste. Ahora, si miramos desde fin de año, ese dólar está 16% arriba”, comentó Cognetta.

“Por el lado de los beneficios, el Cedear te da la posibilidad de poder escapar del riesgo argentino, poder invertir en negocios que localmente no cotizan en Bolsa” (Colasurdo)

Dólar y algo más

A la variable cambiaria se le suma que en las últimas semanas el mercado de Wall Street tuvo sus propios vaivenes de la mano de los temores a que un salto inflacionario fuerce a la Reserva Federal a adoptar una política contractiva que afecte los precios de las acciones. Además, las tecnológicas -grandes ganadoras de año pasado- dejaron paso a otras ganadoras, las acciones de empresas más ligadas a la recuperación de la actividad económica global post pandemia.

Con todo, el apetito por acciones que cotizan fuera del país no cesa. Más allá de vaivenes momentáneos, la cobertura cambiaria que en principio ofrecen estos papeles todavía seduce a ahorristas que no despejaron todavía las dudas sobre la estabilidad futura de la brecha cambiaria.

La cobertura cambiaria que en principio ofrecen estos papeles todavía seduce a ahorristas que no despejaron todavía las dudas sobre la estabilidad futura del dólar en la plaza local

“Por el lado de los beneficios, el Cedear te da la posibilidad de poder escapar del riesgo argentino, poder invertir en negocios que localmente no cotizan en Bolsa”, dijo Giselle Colasurdo, especialista en mercado de capitales y creadora del canal de Youtube “Aprendé a Invertir”.

“Los riesgos son que estas invirtiendo en acciones, que son volátiles. Y a eso se le suma el riesgo de tipo de cambio, baja el contado con liquidación y te baja el precio del Cedear en pesos”, agregó.

SEGUIR LEYENDO:

Información provista porInvertir Online