El Do-Ho porteño sigue de moda: el corredor Donado-Holmberg sigue captando desarrollos inmobiliarios que tientan a los más jóvenes

Este refugio porteño antiguamente rodeado de baldíos y asentamientos sumó infraestructura y se crearon condiciones que se aprecian en el desarrollo privado

Veredas y balcones amplios, un clásico del Do-Ho
Veredas y balcones amplios, un clásico del Do-Ho

La planificación y las licitaciones públicas que llevó adelante el Gobierno de la Ciudad desde hace cerca de 9 años permitieron vender terrenos que los desarrolladores del Real Estate transformaron en nuevas construcciones de hasta 6 niveles que en mayor medida atrajeron al público joven que aún sigue confiando en este refugio porteño que une los barrios de Villa Ortúzar y Villa Urquiza, próximo a Belgrano R y Coghlan.

Daniel Mintzer, director de G&D, indicó a Infobae, “que esta zona se potenció gracias a la intervención pública que hizo una buena planificación, dotó de servicios el lugar, y todo fue transparente para que podamos adquirir terrenos o antiguas construcciones. En su momento adquirimos 4 lotes y tenemos tres edificaciones, siempre enfocadas hacia un público de 30 a 40 años”.

El Gobierno porteño reglamentó para que se levanten inmuebles bajos, de no más de 6 niveles más dos retiros, con un basamento comercial en planta baja usualmente gastronómico. En su fisonomía las propiedades proponen balcón terraza (algo muy solicitado desde la llegada de la pandemia) y parrilla para comodidad del usuario final. Hay proyectos que tienen unidades de 1 y 2 ambientes, y otros que ofrecen pisos completos de 200 metros cuadrados (m2) ideales para una familia numerosa.

“En los últimos tiempos todos los lotes fueron vendidos y este punto pasó a ser un nuevo Puerto Madero en el medio de la ciudad” (Raggio)

“Tomamos la decisión de desembarcar en la zona principalmente porque teníamos en mente un proyecto que armonizara con la calidad de vida, con los espacios verdes, la conectividad con las autopistas y la oferta de esparcimiento y tendencias. Por esta razón, edificaremos 17.000 m2 en Washington y Núñez”, destacó Ariel Acri, presidente de Saltum Developments, empresa que desarrollará un proyecto cercano al corredor.

Por lo informado, las calles más demandadas son Donado y Holmberg, desde Olazábal hasta Virrey del Pino. Además de Mendoza, Juramento, Echeverria, Sucre y La Pampa.

“Advertimos un gran crecimiento, con edificios de diseños modernos. Otro potencial lo tiene la plaza Zapiola (entre Donado, Acha, Echeverría y Juramento) que a su alrededor no está tan desarrollada y creemos que puede tener un gran crecimiento los próximos 2 años, tanto desde lo comercial como desde lo residencial. En sus cercanías hay varios bares, restaurantes y cervecerías”, contó Matías Chirom, director general de Baigún Operaciones Inmobiliarias.

Otro perfil de la demanda lo integran quienes quieren alejarse del centro de la ciudad y vivir más cómodos, a mano de avenidas, incluso este refugio conecta muy rápido a quien debe utilizar seguido la Avenida General Paz y la Panamericana.

Un lugar pensado para otra cosa

En un inicio, la idea fue la construcción de la (AU-3) para atravesar la ciudad de Norte a Sur y así fue como fueron desalojados quienes habitaban aquellas parcelas (en épocas de la Dictadura, cuando el intendente Osvaldo Cacciatore diseñó un plan de autopistas urbanas que tenía como objetivo mejorar la conectividad vehicular).

Al ser este un objetivo abandonado, el área se vio afectada por ocupaciones ilegales en las residencias que ya habían sido desalojadas anteriormente y esto hizo que la zona se viera muy afectada en todo sentido. “Con Mauricio Macri como jefe de gobierno, se logró reubicar a quienes habitaban las antiguas edificaciones y así se recuperó un espacio dentro de un master plan compuesto de 13 manzanas que hoy goza de una transformación total en beneficio de los vecinos históricos y de quienes se mudaron en los últimos 4 años”, dijo Mintzer.

“Tomamos la decisión de desembarcar en la zona principalmente porque teníamos en mente un proyecto que armonizara con la calidad de vida, con los espacios verdes, la conectividad con las autopistas y la oferta de esparcimiento y tendencias (Acri)

La gran mayoría de los nuevos edificios cuentan con piscinas comunes en la terraza así como también sector de parrillas y SUM. Sin embargo, en todo el perímetro de las calles frentistas a la plaza Zapiola, se construyen algunos de mayor altura llegando a tener planta baja más 7 pisos.

“Esto se debe a que hay un cambio de zonificación en el código urbanístico, que permite sumar metros aéreos. El material que predomina en este sector del barrio es el hormigón a la vista combinado con ventanales y muros negros, algo vanguardista”, dijo Osvaldo Mertnoff, de Beme Arquitectos, quien actualmente lleva adelante los primeros pasos de Do-Ho Plaza.

Los expertos coinciden que la proximidad de la Plaza Zapiola es demandada porque allí mucha gente realiza actividades físicas y también se realiza una feria gastronómica cuando las condiciones sanitarias lo permiten.

Balcones tipo terraza con parrilla propia, otra característica del barrio
Balcones tipo terraza con parrilla propia, otra característica del barrio

“Hoy hay entre 8 y 10 obras en acción. Estas son las que están terminando de consolidar este lugar. En estos momentos, nuestro proyecto está próximo a iniciar la demolición. Los valores de lanzamiento fueron de 1.800 a 2.100 dólares por m2”, detalló Mertnoff.

Otra perspectiva del corredor Do-Ho es el parque lineal y las veredas anchas que ofrecen una plataforma comercial muy amplia.

En los últimos tiempos todos los lotes fueron vendidos y este punto pasó a ser un nuevo Puerto Madero en el medio de la ciudad. Hubo algunos retrasos lamentablemente, como todo en esta pandemia, y se va haciendo lo que se va pudiendo hacer. En cambio, sí está muy activa la propuesta de mesas al aire libre que atrae bastante público”, destacó Lorenzo Raggio, gerente general de Interwin.

“El material que predomina en este sector del barrio es el hormigón a la vista combinado con ventanales y muros negros, algo vanguardista” (Mertnoff)

La cercanía con la avenida Triunvirato y la estación de subte B garantizan el acceso a múltiples medios de transportes generando una conexión hacia los diferentes puntos de la ciudad. “Los valores de los departamentos nuevos rondan los 2800 dólares por m2, en edificios con amenities de primera”, añadió Raggio.

Mientras que los que están en pozo (algunos en preventa), varían entre 1800 y 2200 dólares por m2.

“Creemos que es una zona que tiene aun mucho por desarrollar, donde lo comercial seguirá traccionando al público. Los bares y restaurantes, en su mayoría, están ubicados en Donado y Holmberg, entre Echeverria y Virrey del Pino”, concluyó Chirom.

SEGUIR LEYENDO:

Información provista porInvertir Online