El FMI destacó el rol de la inversión para recuperar el PBI y el empleo: ¿la receta aplica para la Argentina?

En un informe especial basado en el momento de incertidumbre generado por la irrupción del COVID-19. Resalta el aporte del Estado y el contagio sobre el sector privado. Requiere clima de consensos y reglas claras y estables

dsticco@infobae.com
"Si las inversiones son de alta calidad y si la actual carga de la deuda pública y privada no menoscaba la respuesta del sector privado a los estímulos”, el crecimiento del PBI y el empleo se verán potenciadas, destaca el último Monitor Fiscal del FMI (Reuters)
"Si las inversiones son de alta calidad y si la actual carga de la deuda pública y privada no menoscaba la respuesta del sector privado a los estímulos”, el crecimiento del PBI y el empleo se verán potenciadas, destaca el último Monitor Fiscal del FMI (Reuters)

Los economistas del departamento de Finanzas Públicas del FMI, Vitor Gaspar, Paolo Mauro, Catherine Pattillo y Raphael Espinoza destacan las medidas extraordinarias que están tomando los gobiernos para afrontar la crisis de la COVID-19 y proporcionar asistencia de emergencia a hogares y empresas, pero advierten que al mismo tiempo “han de preparar las economías para la transición al mundo pospandemia, lo que incluye ayudar a las personas a volver a trabajar”. Y consideran: “La inversión pública es esencial”.

En el último informe Monitor Fiscal del FMI los autores sostienen: “aumentar el gasto público en las economías avanzadas y de mercados emergentes podría ayudar a reactivar la actividad económica tras el derrumbamiento de la economía mundial más brusco y profundo de la historia contemporánea. También podría crear millones de puestos de trabajo directamente en el corto plazo y millones más de forma indirecta en el largo plazo”.

Aumentar el gasto público en las economías avanzadas y de mercados emergentes podría ayudar a reactivar la actividad económica tras el derrumbamiento de la economía mundial más brusco y profundo de la historia contemporánea

El estudio no lo dice, porque lo da como supuesto general, que para eso es clave contar con el acceso al mercado de deuda local e internacional público y privado, bajo déficit fiscal y reglas claras y estables, las cuales aún no ha recuperado la Argentina. Y coincidencia, o no, el paper con recomendaciones para comenzar a salir de la brutal crisis que generó la irrupción del COVID.19, es publicado en el Blog del FMI en la semana en la que una misión del organismo hizo la excepción en cuarentena de viajar desde Washington a Buenos Aires para reunirse con el equipo económico que conduce el ministro Martín Guzmán, en busca de cerrar un nuevo acuerdo y reperfilamiento de vencimientos pactados con el gobierno anterior.

Los economistas del FMI estimaron que un aumento de la inversión pública equivalente al 1% del PBI podría fortalecer la confianza en la recuperación e incrementar el crecimiento en 2,7 puntos porcentuales; la inversión privada en 10% y el empleo en 1,2% “si las inversiones son de alta calidad y si la actual carga de la deuda pública y privada no menoscaba la respuesta del sector privado a estos estímulos”.

infobae-image

Argumentos a favor de un aumento de la inversión

El análisis de los economistas del Departamento de Finanzas Públicas del FMI se abstiene de mencionar casos particulares de países miembros, como de diferenciar el efecto multiplicador de la inversión pública y privado según el grado de desarrollo de los países y del estado de las cuentas fiscales. Sin embargo, advierten un común denominador: “Ya antes de la pandemia llevábamos más de un decenio con la inversión mundial en niveles muy bajos, pese al evidente deterioro de carreteras y puentes en algunas economías avanzadas y las ingentes necesidades de infraestructuras de transporte, agua potable, saneamiento, etc. en la mayoría de las economías emergentes y en desarrollo”, como se observa en la Argentina.

Un argumento a favor de impulsar la tasa de inversión es: “El bajo nivel de las tasas de interés en todo el mundo; el nivel de ahorro es elevado, el sector privado se mantiene a la espera y hay muchas personas desempleadas que pueden ocupar los puestos de trabajo; la inversión privada es muy escasa, debido a la fuerte incertidumbre acerca del futuro de la pandemia y las perspectivas económicas. Por lo tanto, en muchos países ha llegado la hora de acometer inversiones públicas de alta calidad en proyectos prioritarios, lo que puede hacerse endeudándose a un costo reducido”.

Un argumento a favor de impulsar la tasa de inversión es: "El bajo nivel de las tasas de interés en todo el mundo; el nivel de ahorro es elevado, el sector privado se mantiene a la espera y hay muchas personas desempleadas

Claramente, no es el caso de la Argentina, porque no sólo el nivel de ahorro en el sistema bancario es muy reducido, sino que peor aún, por efecto de la incertidumbre cambiaria generada con la profundización de las regulaciones y restricciones a la compra de divisas, y en particular en el caso de las empresas forzarlas a refinanciar compulsivamente el 60% de sus deudas en moneda extranjera ha llevado a una brutal sangría de los depósitos en dólares en bancos, y con ello restringido la oferta de crédito para los sectores exportadores.

Los economistas del FMI consideran: “La inversión pública puede ser fundamental para la recuperación, ya que podría generar, de forma directa, entre 2 y 8 puestos de trabajo por cada millón de dólares gastado en infraestructuras tradicionales, y entre 5 y 14 empleos por cada millón gastado en investigación y desarrollo, electricidad verde y edificios eficientes”.

infobae-image

Y resaltan: “Es hora de empezar a reconsiderar y reanudar proyectos prometedores que se retrasaron por la crisis, de acelerar proyectos ya previstos para que se cristalicen en los próximos dos años y de concebir otros nuevos ajustados a las prioridades poscrisis”.

Es hora de empezar a reconsiderar y reanudar proyectos prometedores que se retrasaron por la crisis, de acelerar proyectos ya previstos para que se cristalicen en los próximos dos años

Encontrar el equilibrio justo

Sin embargo, reconocen los expertos en finanzas públicas del FMI que a algunos países les resultará endeudarse para invertir en vista de que las condiciones de financiamiento son restrictivas.

Aun así, sugieren: “Un aumento progresivo de la inversión pública financiada mediante deuda podría compensar a estos países, siempre que los riesgos de refinanciamiento y las tasas de interés no suban demasiado y que los gobiernos escojan con acierto los proyectos de inversión. Es posible que los países también tengan que reasignar el gasto o recaudar ingresos adicionales para inversiones prioritarias”.

Seguí leyendo:

Los empresarios le sugirieron al FMI que el Gobierno debe bajar impuestos, pero la misión cree que no hay margen para hacerlo

Dólar: cinco claves para entender por qué la brecha cambiaria no deja de crecer

El Banco Central redujo la tasa de las Leliq y modificó normas para reestructurar deuda privada

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS